Qué hacer en Sevilla

Sevilla es una de las ciudades más bonitas de España. Tiene el tercer casco antiguo más grande de Europa, sólo detrás del de Génova y Venecia.

Qué hacer en Sevilla

Leé también: una ruta por la Sevilla más polifacética

Hay mucho para recorrer, conocer y disfrutar: desde descubrir los jardines de su precioso Alcázar, hasta pasear y tapear por la Alameda de Hércules.

Jardines del Real Alcázar de Sevilla

El Real Alcázar es un magnífico palacio rodeado de una muralla que se edificó durante la Alta Edad Media. Sin embargo tiene gran influencia del arte islámico y algunas partes tienen un gran parecido a la Alhambra de Granada.

 

La familia real española se aloja aquí cuando están de visita por Sevilla. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, distinción que reconoce su increíble belleza y patrimonio histórico.

Sus preciosos y remodelados jardines son el punto más interesante de la visita, especialmente de noche

La Catedral de Sevilla

Altar Mayor de la Catedral de Sevilla

La Catedral de Sevilla es la catedral gótica con la superficie más grande del continente. Igual que el Real Alcázar, es Patrimonio de la Humanidad desde 1987. La catedral, que se empezó a construir en el siglo XV, acoge los restos mortales de Cristóbal Colón y de varios reyes de Castilla, como Alfonso X “el Sabio”.

Antes de su construcción, en el mismo espacio, había una mezquita construida durante el reinado musulmán.

Parque de María Luisa

El parque de María Luisa está justo al lado de la famosa Plaza de España. Con sus 34 hectáreas de espacio verde es imposible aburrirse. Perdete sin rumbo hasta desembocar en la bella Plaza de España.

Plaza de España

Aunque se conoce como una Plaza, hay que destacar que es un conjunto arquitectónico. Fue construido para acoger la sede de la Exposición Iberoamericana de 1929. Como bien dice su nombre, es un homenaje al país. En los bancos de la Plaza aparecen representadas todas las provincias de España en paños de azulejos, y sus muros están decorados con bustos de españoles ilustres.

Es el monumento más fotografiado y visitado de la ciudad. Sin duda, una de las mejores cosas que hacer en Sevilla es conocerla desde un bote. La Plaza tiene una zona habilitada para circular por agua. Además es una actividad que no es para nada cara: 6€ cada 30 minutos. Si la querÉs conocer en carruaje, te saldrá un poco más caro, aunque es más auténtico.

SEVILLA

Calles de la Judería

La Judería de Sevilla es la zona comprendida por los barrios de Santa Cruz y San Bartolomé. Fue la residencia de la comunidad judía desde la reconquista de Sevilla impulsada por Fernando III de Castilla, hasta la expulsión de la misma por los Reyes Católicos en 1492. Entonces, se les obligó a la reconversión y quiénes no estaban dispuestos eran expulsados.

La mayoría acabaron marchando, sobre todo después de la revuelta anti-judía de 1391 que creó mucha inseguridad entre la comunidades judías del país. En Sevilla hubo saqueos, incendios y asesinatos en masa y fue una de las más violentas.

La Giralda

La Giralda es el campanario de la Catedral de Sevilla y uno de los iconos más representativos de la ciudad. Con 101 metros es la torre más alta de la ciudad y durante varios siglos fue la más alta de Europa. Si subís tendrás unas vistas espectaculares de la ciudad.

Vistas desde el Corte Inglés del Duque

Las mejores vistas de la Giralda las obtendrás desde la terraza del Corte Inglés del Duque.  Las vistas desde la terraza del edificio son espectaculares, especialmente al atardecer.

La Torre del Oro

La Torre del Oro es uno de los emblemas de la ciudad. Ubicada en las orillas del Guadalquivir, se construyó durante el período almohade para defender la ciudad y vigilar el importante puerto de Sevilla.

Hay varias teorías sobre su nombre: algunos dicen que es debido a la cubierta de azulejos que tenía que brillaban con la luz del sol, o también podría deberse al hecho de que el rey Pedro I guardó en la torre tesoros de oro y plata.

Centro histórico de Sevilla

El centro histórico de Sevilla es uno de los más grandes de Europa y perderse por sus calles y disfrutar de edificios que han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los imprescindibles de Sevilla.

Triana: otro imprescindible de Sevilla

Triana es uno de los barrios más conocidos de Sevilla. Ubicado en la orilla del Guadalquivir, la leyenda cuenta que la diosa Astarté huyendo de la persecución amorosa de Hércules, fundador mitológico de la ciudad de Sevilla, vino a refugiarse en la orilla occidental del Guadalquivir y fundó el barrio de Triana. Tradicionalmente ha sido un barrio obrero. Lo mejor es sentrase en alguna de sus terrazas y disfrutar de su ambiente y del río Guadalquivir.

Cruzar el Puente de Triana

El puente de Triana es el más famoso de la ciudad. Además de figurar en muchas canciones, es famoso porque es el puente de hierro más antiguo que se conserva en España. Como curiosidad, este puente está inspirado en el Puente del Carrousel de París y no podés dejar de cruzarlo.

Mercado de Triana

Triana cuenta con un mercado muy auténtico. Está ubicado encima de los restos del Castillo de San Jorge, sede de la Inquisición desde 1481. El mercado se encuentra en pleno corazón de Triana y se disfruta de su ambiente y de sus olores desde 1823. El mercado se ha adaptado a los nuevos tiempos y encontrarás de todo: desde las típicas frutas y verduras, hasta modernos puestos donde venden comida internacional.

Las “Setas”

Visitar las famosas “setas” y ver atardecer desde su cubierta es un paseo imperdible. La zona se ha convertido en el nuevo centro comercial y cultural de Sevilla. En el sótano pueden visitarse restos arqueológicos romanos.

Metropol - las Setas

Museo de Baile Flamenco

Ver una actuación de flamenco en el Museo de Baile Flamenco y no en los lugares que cobran muy caro.

Pasear por la orilla del río Guadalquivir

Es muy recomendable dar un paseo por la orilla del río Guadalquivir en calle Torneo. Al amanecer y al atardecer lo encontrarás lleno de personas caminando, corriendo, o andando en bicicleta.

Se puede continuar hasta la Torre del Oro pasando bajo el puente de Triana o hacia el otro sentido, se puede llegar hasta el puente del Alamillo atravesando el río por una pasarela peatonal de madera.

Escapada a Córdoba

Aunque Sevilla da para mucho, una escapada a Córdoba no es mala idea. Las ciudades están separadas por apenas 140 kms. En AVE llegarás en menos de 45 minutos. Sólo por conocer la Mezquita de Córdoba el esfuerzo vale la pena.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!