Qué ver en el Barrio Gótico de Barcelona

La estructura del barrio permaneció casi intacta hasta el siglo XIX, cuando se derriban las antiguas murallas medievales y se transforman los cementerios parroquiales en plazas públicas.

Situado en el corazón de la Ciutat Vella, el Barrio Gótico es el núcleo más antiguo y una de las zonas más hermosas de Barcelona. Qué ver en este mágico barrio delimitado por Las Ramblas, Vía Laietana, el Paseo de Colón y la Plaza de Cataluña.

La Barcelona medieval propició la construcción de iglesias y palacios góticos que provocaron la desaparición de la mayor parte de los restos románicos. La estructura del barrio permaneció casi intacta hasta el siglo XIX, cuando se derribaron las antiguas murallas medievales y se transformaron los cementerios parroquiales en plazas públicas.

Las angostas y laberínticas calles medievales del Barrio Gótico de Barcelona componen el escenario ideal para disfrutar del centro de la ciudad sin prisas, deleitándose con los restos que se conservan del glorioso pasado de la ciudad.

Un paseo por el Barrio Gótico

Te proponemos iniciar el recorrido en Las Ramblas, junto a Plaça Catalunya. Este paseo era un antiguo torrente que canalizaba el agua hasta el mar y el límite de la antigua ciudad medieval, ya que la muralla del siglo XIII pasaba por aquí.

Leé también: Las Ramblas, la gran arteria popular de Barcelona

Seguí bajando por la Rambla hasta la calle de Portaferrissa, a mano izquierda. Ésta fue una de las puertas de entrada a la ciudad medieval amurallada, y su nombre se debe a la barra de hierro (ferro en catalán) que se usaba para medir si cabían los carros por la antigua puerta.

Una decoración cerámica sobre la fuente que hay al principio de la calle recuerda cómo fue la muralla y la puerta en la Edad Media.

Qué ver en Barrio Gótico

El Barrio Gótico de Barcelona cuenta con numerosos atractivos turísticos para todos los gustos, entre los que podríamos destacar los siguientes:

Catedral de Santa Eulalia

Leé también: El Montjuïc en Barcelona, un mágico mirador

También conocida como la Seu, la Catedral de Barcelona es un famoso ejemplo de la arquitectura gótica catalana que data del siglo XIV.

La fachada de La Catedral se construyó siguiendo un antiguo dibujo del siglo XV, pero se trata de una construcción neogótica.

Del templo destaca sin duda el claustro del siglo XV y su estructura arquitectónica gótica. En el claustro podrás ver las terce ocas que recuerdan la edad y martirios que sufrió Santa Eulàlia, a quien está dedicado el templo.

En cuanto a decoración, no dejes de ver  los magníficos retablos de época gótica situados en las capillas, la sillería del Coro, y el sepulcro de Santa Eulalia ubicado en la cripta.

Plaza Sant Jaume

Centro político de Barcelona, se trata del lugar en el que se ubican el Ayuntamiento y el Palacio de la Generalidad de Cataluña.

Carrer del Bisbe

Si entraste a la Catedral por el claustro, esa es la calle del Bisbe, agradable calle peatonal que une precisamente la Plaza Sant Jaume con la Catedral.

El Palacio de La Generalitat conserva en este tramo su fachada original gótica, del siglo XV. Fijate en una de sus gárgolas: es la princesa de la leyenda de Sant Jordi.

Leé también: Rosas, libros y enamorados: la fiesta de San Jordi en Barcelona

La leyenda cuenta que Sant Jordi salvó a la princesa de un feroz dragón que atemorizaba a la población, acabando con la vida de la bestia, y de la sangre del dragón creció una bellísima rosa roja.

Verás también que hacia la mitad de la calle destaca un puente con un precioso balcón de inspiración gótica. En realidad es un arco neogótico (data de 1928) que une la sede del Gobierno (el Palau de la Generalitat) con un edificio de carácter religioso, la Casa dels Canonges.

Plaza Real

Leé también: Imprescindibles de Barcelona

Situada junto a Las Ramblas, esta sorprendente plaza de estilo neoclásico es una de las más agradables y animadas de la zona.

Plaza del Rey

Leé también: Descubriendo secretos de Barcelona

Sede del Palacio Real desde comienzos de la Edad Media, acoge un conjunto de edificios medievales que albergan parte del Museo de la Historia de la Ciudad. El museo incluye interesantes excavaciones que permiten conocer la ciudad desde su fundación romana en el siglo I a.C. hasta la Barcelona de la Edad Media.

Calle Portal de L’Angel

Compone una de las arterias comerciales más agradables y completas de la ciudad.
Plaza Nova: Ubicada en las inmediaciones de la Catedral, esta acogedora plaza aún conserva parte de sus dos antiguas torres romanas.

Museo Frederic Marès

Situado en una parte del antiguo Palacio de los Condes de Barcelona compone un singular espacio en el que se exponen las obras del coleccionista Frederic Marès.

Barrio judío

A pesar de que el barrio conocido como El Call fue abolido hace más de 600 años, aún es posible encontrar algunos restos del que fuera el barrio judío de la ciudad.

Fuente: conocerbarcelona.com

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!