Fontana Di Trevi: le pondrán una barrera para contener a los turistas

La alcaldesa de Roma prohibirá que los turistas se sienten en el monumento.
que hacer en roma

Frente a la irresponsabilidad de los turistas que visitan diariamente la Fontana Di Trevi, uno de los monumentos más emblemáticos de Roma, la  alcaldesa Virginia Raggi, sugirió colocar una barrera para que los transeúntes no puedan sentarse y, mucho menos, meterse a la fuente como ha ocurrido en reiteradas ocasiones.

Esta medida fue aprobada por el consejo de Roma mediante una resolución que obtuvo 24 votos a favor y una sola abstención. La barrera tendrá casi un metro de altura y será de vidrio y metal, ya que la idea es no obstruir la vista de los turistas.

Además, la resolución ordena tomar medidas contra los vendedores ambulantes, que se encuentran dispersos excesivamente en toda la ciudad, pero sobre todo en puntos importantes del turismo, como la Fontana Di Trevi o el Coliseo.

Frente a la postura extremista de la alcaldesa, el vicealcalde Luca Bergamo, sostiene que sería “más eficaz regular los flujos en la zona en torno a la Fontana di Trevi que colocar una barrera”.

La forma para regular el flujo de peatones se realizaría a través de un “patrullaje continúo a pie” por parte de los agentes de policia local, en las vias dei Fori Imperiali, via del Corso, via del Babbuino, vía Condotti y Piazza di Spagna, todas en el centro de la ciudad.

La iniciativa de controlar a la gran cantidad de turistas que visita Roma no es novedad debido a que en el año 2017, la misma alcaldesa sostuvo su intención de organizar recorridos establecidos para los turistas y evitar así, que se detengan ante la Fontana, hecho que se sucedió luego de reiterados episodios de personas que se bañaron, comieron en las escaleras o se refrescaron en sus aguas.

La alcaldesa agregó que ésta podría ser la solución para acabar con los episodios de baños, o de turistas que refrescan los pies en la Fontana

En ese momento, los especialistas sostuvieron que “no se puede cerrar el espacio de la Fontana di Trevi, que es un museo abierto, pero sí que se pueden crear pasillos de visita, como en los museos para regular el flujo de turistas que cada día acceden a la plaza”, aunque, actualmente, esos dichos parecen no tener vigencia. Veremos cómo continúa…

También te puede interesar: