Suiza turismo: descubriendo rincones increíbles

Destino donde podrás apreciar tanto la naturaleza, como sus ciudades, museos y tradiciones. Suiza es un país que invita a que descubras todos sus rincones.  
suiza turismo

Suiza. País neutral. Hogar de los mejores relojes, chocolates y también de los alpinistas con su particular y llamativa vestimenta, ¡y cómo olvidar a Heidi! A pesar de su tamaño, Suiza es un país con inmensidad de actividades y lugares para ofrecer. Tiene paisajes naturales impresionantes y ciudades muy desarrolladas y bellas. Hay algo que sin duda vas a encontrar en Suiza: turismo para el recuerdo en cada rincón que descubras de este increíble país.

suiza turismo

Te puede interesar: Los pueblos más bonitos de Suiza

Viajar a Suiza

Lo mejor que podés hacer antes de visitar Suiza es organizar tu itinerario. Te recomendamos varios lugares para que visites y disfrutes de tu paso por este país alpino. Para moverte podés alquilar un auto o usar el transporte público. Muchos tienden a elegir la primera opción, pero te aseguramos que el tren, por ejemplo, funciona de manera impecable por lo que también es muy buena opción. Preparate para la aventura de descubrir naturaleza y modernidad en un mismo lugar.

Berna, Suiza

Berna es la capital de Suiza y a su vez es Patrimonio de la Humanidad. La UNESCO le dio este privilegio por ser un lugar con muchas edificaciones de la época Medieval consideradas joyas históricas. Si bien hay tranvías y colectivos, Berna es una ciudad para conocer a pie. Te recomendamos alojarte en las afueras de la ciudad porque mientras más cerca del centro estés, más caro se pone.

Cabe aclarar que una de tus obligaciones en la capital Suiza es probar una deliciosa fondue. Por otro lado, también hay ciertos lugares que no te podés perder si visitás Berna.  Pero antes de describirlos te contamos que el oso es el símbolo de la ciudad. Esta relación data de los tiempos de su fundación cuando el duque Bertoldo V alimentó a sus primeros colonos con carne de su primera pieza de caza, un bähr u oso en alemán.

  • Bärengraben o fosa de los osos

osos de berna

Berna, tan maravillosa como un reloj suizo

Diez siglos después el oso sigue presente entre los berneses y para recordarlo funciona en la ciudad la fosa de los osos o Bärengraben, una fosa que data del siglo XIX y que está ubicada a la entrada de la ciudad yendo hacia el puente de Nydeg.

Los osos duermen gran parte del invierno así que el mejor momento para ir a la Bärengraben es en primavera cuando los verás recién levantados del largo sueño y también en verano.

Otras atracciones:

  • Casco Histórico: es uno de los lugares más atractivos de la ciudad. Cuando recorras sus calles medievales de 1000 años perfectamente conservadas lo vas a entender. Es como un viaje al pasado. Es un lugar que está lleno de restaurantes y tiendas también.
  • Torre del Reloj o Zytgloggeturm: esta torre posee un reloj astronómico que data del siglo XVI y es la más importante de la ciudad (hay otras torres de reloj en Berna), porque es tan viejo como la ciudad misma. Cuatro minutos antes de marcar la hora en punto el reloj se pone en movimiento. Y un dato curioso es que en el pasado esta torre sirvió como cárcel para mujeres. 

capital de suiza

Te puede interesar: Salud y cuidado del medio ambiente: Suiza apuesta a las bicicletas

  • Parlamento de Berna: la sede del gobierno federal, desde 1848, es un edificio colosal que no te va a pasar desapercibido. Su construcción demoró 8 años en los que se invirtió 100 millones de francos. Para conocerlo por dentro podés hacer una visita guiada. 
  • Rosengarten Park: para tener la mejor vista de la ciudad, te recomendamos visitar este parque, también llamado “mirador de Berna”. Bello lugar para hacer un picnic o descansar junto a la naturaleza. También aprovechá para visitar el jardín de rosas, con más de 200 especies de rosas. La subida hasta el parque puede ser ardua pero vale la pena.  
  • Catedral de Berna: este emblema de la ciudad se encuentra en el casco histórico. Su estilo gótico te va a dejar impresionado al igual que su alta torre, que lo convierte en la edificación religiosa más alta del país. 
  • Einsteinhaus: esta visita la ponemos última porque no es imprescindible. Si tenés tiempo de sobra podés recorrer la pequeña casa de Einstein y conocer un poco más sobre este afamado genio.   

Friburgo, Suiza

Ubicada sobre montes rocosos y dividida por el río Sarine, Friburgo es una de las joyas suizas que no te podés perder. El casco antiguo de esta ciudad no tiene desperdicio. Recorré sus calles de estilo gótico medieval que datan del siglo XV, y visitá la catedral de San Nicolás. 

zurich suiza

Te puede interesar: Friburgo, puerta de entrada a la Selva Negra alemana

Otros lugares muy lindos para visitar son los 15 puentes que van de lado a lado del río. Los dos más destacados son el Pont du Berne y el Pont du Milieu. También te recomendamos visitar sus plazas con bellas fuentes, y no te pierdas de caminar a lo largo de las orillas del río observando la naturaleza y las pintorescas casas.

Interlaken, Suiza

Si buscabas tranquilidad combinada con paisajes impresionantes, Interlaken es una ciudad que vas a disfrutar muchísimo. Esta ciudad rodeada de agua dulce te ofrece varias opciones para recorrerla: kayak por los lagos, mountain bike, trekking o paddle surf. Los dos lagos más destacados son el Brienz y el Thun, que a su vez son dos pueblos de nombres homónimos a los lagos, que si tenés tiempo te recomendamos visitar. 

cual es el monte mas alto de europa

Te puede interesar: Interlaken: un paraíso a los pies de los Alpes Suizos

Lucerna, Suiza

Lucerna es otra ciudad medieval perfectamente conservada en el tiempo. Muchos la consideran una de las ciudades del medioevo más lindas del continente. Se encuentra a orillas del Lago de los Cuatro Cantones, donde se erige su principal atracción: el puente de la capilla, conocido como Kapellbrücke, construido en el siglo XIV. 

alpes suizos

Te puede interesar: Suiza: paseando por la bella ciudad medieval de Lucerna

Otros dos lugares de Lucerna que no te podés perder son el Monumento al León Moribundo y la Catedral de Lucerna, pero igualmente te recomendamos descubrir la ciudad perdiéndote por sus calles y descubriendo cada rincón. 

Zurich, Suiza

No es la capital, pero sí es la ciudad más grande del país alpino. En Zurich vas a poder ver un paisaje de montaña y de lago. Tiene una gran oferta turística, con varios museos, galerías de arte, restaurantes, y actividades para disfrutar de la ciudad. 

ginebra suiza

Te puede interesar: Jungfrau: tips para disfrutar el tren que asciende a 3.500 metros en Suiza

Te recomendamos en especial dar una vuelta en barco por el lago de Zúrich o por el río Limatt: son experiencias muy lindas para conocer la ciudad desde otra perspectiva. Otra opción es recorrer el casco histórico de Nierendorff, dejándote llevar por sus callecitas. Además, visitá el Grossmünster, importante iglesia protestante con dos campanarios gemelos, y la abadía de Fraumünster.  

Cataratas del Rin

El salto de agua más grande de Europa son las conocidas Cataratas del Rin, ubicadas al norte de Suiza. Disfrutá de un paseo en barco junto a esta colosal masa de agua que desciende 23 metros y cuyo ancho es de 153 metros. 

interlaken suiza

Te puede interesar: Cataratas del Rin: el salto de agua más grande de Europa

También hay distintos miradores desde los que podés observar este salto desde distintas perspectivas. Y para los más aventureros, existe la posibilidad de subirse a la colosal roca ubicada en el medio de la catarata para presenciar la caída de agua lo más cerca posible. Sin dudas ésta es una experiencia inolvidable.

Basilea, Suiza

Algo por lo que destaca la ciudad de Basilea es por sus museos, que son de los mejores del país y la convierten en un destino cultural por excelencia. A través de ellos vas a poder conocer más en profundidad la historia de la ciudad y del país. Los más destacados son: el Museo de Arte, el de Música, la Fundación Beyeler y el Tinguely. Y entre los más peculiares destacan el museo de Casas de Muñecas y el de la Caricatura. 

friburgo suiza

Te puede interesar: Rigi: la reina de las montañas en Suiza

Más allá de los museos, aprovecha para recorrer el casco histórico de la ciudad y rincones como la Plaza del Mercado, la catedral de la ciudad, el Rathaus y el hermoso barrio de Kleinbasel. Una linda manera de recorrer la ciudad también puede ser en bicicleta. ¡Y no te olvides la cámara de fotos!  

Ginebra, Suiza

La ONU, la Cruz Roja y la FIFA han elegido a Ginebra como su sede, dándole gran reconocimiento a nivel mundial, y convirtiéndola en una de las ciudades más importantes de Suiza. 

Su emblema más notorio es el jet d’eau, un chorro de agua que se eleva alrededor de 140 metros sobre el lago Léman. Tené una gran vista de éste desde el muelle Gustave- Ador. El otro emblema de la ciudad son los relojes, representados en el Horloge Fleurie, un gran y colorido reloj hecho de flores.

zermatt suiza

Te puede interesar: Jungfraujoch, Suiza: emociones en la estación de tren más alta de Europa

Y entre los imprescindibles de Ginebra están: la Catedral de San Pedro, el Jardín Inglés y el Botánico, el Parque de los Bastiones, el Palacio de las Naciones, y la Casa Tavel.

Zermatt, Suiza

Zermatt es un pueblo ubicado en el medio de los Alpes suizos, cuyo pico más célebre es el Matterhorn, también conocido como monte Cervino. Es sin dudas un lugar de impresionantes paisajes, donde podés encontrar muchas comodidades en cuanto al alojamiento, y tiene una belleza sin igual. Perfecto para visitar en cualquier época del año, en especial para los viajeros más aventureros, que pueden disfrutar con el esquí o escalando.

Zermatt se caracteriza por ser una ciudad libre de autos, por lo que vas a tener que considerar opciones como la bici, el tren o los funiculares. Tampoco te pierdas de comer una deliciosa fondue con una copa de buen vino mientras recuperás energía para el resto de tu día.

lucerna suiza

Te puede interesar: Zermatt: un pueblo peatonal en los Alpes suizos protegido por el Matterhorn

Dato de color: hablando de los picos más altos de Europa, sigue la disputa (o más bien duda) por cuál es el monte más alto. Muchos dicen que el Mont Blanc, en los Alpes suizos, es el de mayor altura con 4807 metros. Pero otros alegan que es el Elbrus, con 5642 metros, en las montañas del Cáucaso. El problema acá es que no se define si éste último pertenece a Europa o no. Por lo que hay algunos que dicen que el Mont Blanc es el pico más alto y otros dicen que el Elbrus.

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!