Un paseo por una ciudad de cuento: el flautista de Hamelín

La ciudad del flautista de Hamelín forma parte de la interesante ruta de cuento de los hermanos Grimm. Se encuentra en la región de la Baja Sajonia alemana, muy bien conectada por autopistas, carreteras nacionales y transporte público.

Hay lugares que al escuchar su nombre remueven una parte de los recuerdos de nuestra infancia, de esa época de ilusión, de curiosidad y de creer en todo lo que nos contaban.

A unos 40 minutos de tren en Hannover se encuentra Hamelín, un lugar encantador en el que te podrás sentir como en un cuento de los hermanos Grimm. Si vas pensando en encontrarte a un tipo con sombrero y flauta dando saltos perseguido por un ejército de roedores, sin duda en Hamelín lo encontrarás.

Leé también: Salzburgo, pasear por un paisaje de cuento encantado

Los habitantes de la ciudad recrean el cuento en la plaza de la iglesia, Am Markt entre los meses de mayo y septiembre dos días a la semana. Si vas fuera de estas fechas, este pintoresco rincón alemán de estética medieval tiene más atractivos que te harán recordar el cuento y te hará entablar amistad con un pequeño animal del que se suele huir, que aquí nos muestra su lado más agradable.

El flautista de Hamelín

“Érase una vez una alegre localidad donde todos sus vecinos vivían en paz. De repente, un día, centenares y centenares de ratas hacen acto de presencia acabando con la paz aldeana. (…)

Una soleada mañana aparece en Hamelín un extraño hombre vestido de alegres colores. El personaje hace una propuesta al alcalde: “yo me encargo de las ratas a cambio de una recompensa”.

El personaje, que lleva una flauta como único equipaje, comienza a tocar una extraña melodía. A su paso las ratas salen de las casas, de las tiendas, de las alcantarillas, le siguen hipnotizadas hasta las afueras de la ciudad y allí caen al río Weser y desaparecen ahogadas.

Michael Boyer fue elegido por la oficina de turismo para contar la verdadera historia, que no tiene nada que ver con ratas. Recalca durante un recorrido de una hora por la ciudad que:

“No se trata de ratas, sino de niños”

Según la leyenda original que data de finales del siglo XIII, el flautista se enojó porque no le pagaron la recompensa y sedujo y secuestró con el sonido de su instrumento a 130 niños y niñas que fueron tirados al río Weser.

Leé también: fotos y videos de Brujas, entrá en un increíble cuento de hadas

Hamelín

El imponente edificio de turismo de Hamelín contrasta con el delicado y medieval casco antiguo, repleto de casas de cuento, pero es el lugar idóneo para recopilar información sobre los puntos a visitar y las opciones culturales.

La mejor manera de conocer la ciudad es seguir a las ratas: cuando mirás al suelo entendés  que en Hamelín, se le tiene mucho cariño a estos animalitos.

¡Solo queda seguir su rastro para adentrarte en una ciudad de cuento!

En la actualidad, Hamelín es una preciosa ciudad que destaca por su aire medieval y sus calles empedradas. Está situada junto al río Weser, al norte del país, y suele gustar mucho a sus visitantes por esa atmósfera de cuento de hadas que la envuelve.

Pero si por algo es famosa la ciudad es, precisamente, por el cuento del que hablamos. Tanto es así que son muchísimas las referencias y las actividades que giran entorno a la historia del flautista y que podemos encontrar en Hamelín.

  • En el ayuntamiento de la ciudad tendrás la ocasión de ver una fuente en la que aparece representado este peculiar flautista, conocido en Alemania como Rattenfänger.
  • Otra escultura que destaca es la que hay cerca de la oficina de correos.
  • Podrás visitar la Casa del Flautista, una casa de estilo medieval en la que, se supone, vivía este personaje.
  • En la iglesia del Mercado merecerá la pena contemplar por un momento los cristales de colores para ver algunas escenas en las que aparece nuevamente el flautista haciendo de las suyas.
  • En el Museo de Hamelin descubrirás más aspectos interesantes relacionados con la historia.
Hochzeitshaus, uno de los edificios más famosos de Hamelín

Finalmente, para terminar con la ruta por la ciudad deberemos contemplar la fachada del Hochzeitshaus, situado en el centro del casco antiguo de Hamelín. Allí encontraremos multitud de campanas que tocan una melodía popular sobre el cuento del flautista.

Mientras suena la canción, podremos ver unas figuras de madera en las que aparecen el flautista y las ratas. Desde el año 1964, estas bonitas figuras aparecen por la ventana cada día siempre que dan las 13:05, las 15:35 y las 17:35 horas de la tarde.

Corvey

Esta abadía benedictina, situada a orillas del río Weser, fue en la Temprana Edad Media un importante centro religioso-político con una biblioteca única.

Hoy, los visitantes vestidos con camisetas multicolores y pantalones cortos de ciclismo se quitan respetuosamente el casco cuando entran en el antiguo monasterio o se hacen un selfie con el busto de August Hoffmann von Fallersleben, el bibliotecario más prominente de Corvey.

Quien tenga tiempo y busque tranquilidad, puede pasar la noche en los antiguos establos del castillo barroco situado junto a la abadía y sustituir a la mañana siguiente la bicicleta por la canoa. Kalle Krome, quien gestiona un centro de canotaje en el castillo, dice:

“Este es un lugar mágico”

La fuerza de la corriente empuja al piragüista sin que tenga que hacer grandes esfuerzos. Y temprano por la mañana uno navega por el río acompañado casi exclusivamente por garzas y patos.

Merece la pena dejar un rato la bicicleta, no solo por la canoa sino para contemplar, por ejemplo, el castillo de Hämelschenburg, una de las obras maestras del Renacimiento del Weser, situado entre Hamelín y Bad Pyrmont, que con sus numerosos saledizos, torres y almenas se inserta magníficamente en el paisaje de colinas.

Espectáculos y ratas

Cada domingo a las 12:00 horas, de mediados de mayo a mediados de septiembre, se ofrece en la terraza del edificio Hochzeitshaus, en el centro histórico de Hamelín, una representación al aire libre del “Flautista de Hamelín”.

Los miércoles, a las 16:30 horas, se presenta en el mismo lugar el musical “Rats”. La asistencia a ambos eventos es gratis, aunque se agradecen donativos.

Después del musical, a las 17:30 horas, hay una visita guiada por la ciudad con el Rey de las Ratas.

Los jueves, viernes y sábados a las 17:30 horas, de abril a octubre, hay visitas guiadas con el Flautista de Hamelín. Una variante nocturna, con registro previo, se ofrece a las 21:00 horas del jueves.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!