Costa Mujeres: mar, playa y cultura en un paraíso del Caribe mexicano

Esta nueva zona descubierta por el turismo, forma parte del Estado de Quintana Roo y se encuentra a 30 kilómetros de Cancún.

Cuando se piensa en México se piensa en mar y playas, pero si además se busca estar alejados del ruido, con contacto con la naturaleza y la cultura local, y con posibilidad de turismo aventura disfrutando del Caribe, el lugar es Costa Mujeres.

Qué hacer en Costa Mujeres

La localidad de Costa Mujeres está situada en el Municipio de Isla Mujeres, pero se encuentra en el territorio continental, en el Estado de Quintana Roo, a solamente 30 kilómetros al norte de Cancún.

Leé también: Cancún, 22 kms de playas blancas

Esta aldea está ubicada en una península, en donde se invita a los turistas a respetar el entorno natural que la rodea. Quizá sea por eso que aún mantiene ese carácter apacible y se convierte en el mejor destino para relajarse y renovar energías.

Esta comunidad de 930 hectáres está localizada a lo largo de 3.2 kilometros de playas de arena blanca e incluye residencias privadas, un campo de golf, una marina y varios de los mejores hoteles del país.

Naturaleza y cultura

Leé también: Playa del Carmen, de fiesta en el Caribe

Adentrarse en la historia y geografía del entorno es algo que te llenará de adrenalina. Una sugerencia es participar del tour en catamarán a Isla Mujeres, con práctica de snorkel a mitad de camino en las aguas turquesas.

Al llegar a la playa Norte de la isla, recorré las pintorescas callecitas, con tentadores comercios, luego un almuerzo en el Club de Playa para disfrutar después de un rato de la playa antes de emprender el regreso.

El México profundo

La excursión “Cobá cultural” ofrece adentrarse en las raíces de la historia del país, al visitar la pirámide más alta del mundo maya mexicano; visitar lagos y cenotes (ríos subterráneos a los que los mayas otorgaban un uso sagrado) y explorar los santuarios de fauna y flora de un pueblo local.

Leé también: México, qué hacer en la Riviera Maya

La cultura de los pueblos mayas se mantiene viva en esos pueblos y aldeas, donde se pueden conocer desde las maravillas de un cenote a paladear las tortillas ancestrales.

Para entrar a la aldea es necesario que un chamán “limpie” al visitante, en una breve e intensa ceremonia, en la que el humo del incienso “purifica”

Tras ello, se ingresa al cenote Boca de Sapo; se baja por una escalera que permite observar una importante comunidad de murciélagos. Abajo, el agua fresca y transparente invita a nadar, con una profundidad máxima de cuatro metros.

Tras el almuerzo típico en otra pequeña comunidad maya, Tres Reyes, se retoma la marcha hacia Cobá, sitio arqueológico donde se encuentra la pirámide de 123 escalones que no pocos excursionistas se animan a trepar, pese a su verticalidad.

Desde la entrada al centro arqueológico donde está la pirámide hay dos kilómetros y medio, distancia que se puede hacer a pie, en bicicleta o en lo que llaman “limousina”, un triciclo impulsado por un “conductor”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!