Qué hacer en Ilha Grande: playas, selva, snorkel, repetir

Te contamos cuáles son los imprescindibles de esta joya brasileña que combinan actividades de todo tipo y para todos los gustos.
Que hacer en ilha grande

Como buena parte de los destinos brasileños, Ilha Grande se destaca por su exuberante selva y por sus playas de arena blanca y agua cristalina. Pero hay algo que distingue a esta hermosa isla y es su tranquilidad.

No hay un auto, casi no hay motores. Todo es caminar pausadamente y encontrar el ritmo de la isla

Lo que sí es importante destacar es que la isla, tal como lo indica su nombre, es muy grande y tiene muy buena oferta de playas y actividades. Te contamos qué hacer en Ilha Grande para que no se te escape ningún imprescindible.

¿Qué conocer en ilha grande?

Antes que nada, hay una pregunta a responder. ¿Cuánto tiempo dedicarle a Ilha Grande? Si hay que volver a la realidad y tenés un tiempo limitado para tus vacaciones, lo ideal sería de 5 a 7 días. Si te gusta la playa la respuesta es simple: todo lo que quieras.

Justamente porque el tiempo es escaso y hay mucho para ver te contamos cuál es nuestro top 5 de actividades para hacer en Ilha Grande.

Algunos de los atractivos más famosos de la isla como Lagoa Azul o la playa Aventureiro están incluidas en excursiones que se contratan. Otras, como Lopes Mendes, podrás hacerlas por tu cuenta.

qué ver en Ilha grande

Leé también: Vacaciones en Brasil: los 10 errores del portuñol más comunes

Esta es nuestra lista de imprescindibles para que sepas Qué hacer en ilha Grande:

1 – Paseo de Jerónimo: Lagoa Azul, Freguesía de Santana, Isla de los macacos
2 – Cascada da Feiticeira
3 – Volta a Ilha: Aventureiro, Caxadaço, Parnaioca, Meros
4 – Playa Lopes Mendes
5 – Pico do papagaio

No están en orden de importancia sino pensados para intercalar paseos, caminatas y descanso. ¡A disfrutar!

1 – Paseo de Jerónimo: la mejor forma de conocer Lagoa Azul

Es nuestra primera recomendación por algo clave. El que se sube es invitado a disfrutar y a compartir una buena experiencia. La onda es que no sos turista, sos un viajero y te tratan como tal: un ser curioso, respetuoso del ambiente y que, obviamente, sabe disfrutar lo bueno de la vida.

Paseo de jeronimo a lagoa azul

Leé también: Playas de Angra dos Reis: mar azul, cascadas y montañas

La clave es Jerónimo, un argentino que vive en Ilha Grande desde hace más de 20 años y fruto de su experiencia armó este circuito que mezcla playas, un exquisito almuerzo y una pizca de cultura.

En su Instagram vas a encontrar fotos y podrás ver la buena onda que irradia la gente que trabaja con él.
El paseo se hace un barco de madera antiguo, muy pintoresco que va a tono con la onda del paseo. Sale por la mañana y vuelve a eso de las 18 o 19hs. En el paseo vas a conocer la Isla de los Macacos, la Freguesía de Santana donde está una de las palmeras más altas del mundo y la famosa Lagoa Azul, uno de los mejores destinos para hacer snorkel.

Lagoa azul

Luego del almuerzo, vas a poder recorrer Lagoa Azul en kayaks y empezar a vislumbrar el increíble momento de snorkel que disfrutarás tiempo después.
Una vez terminada la sobre mesa, todos vuelven a embarcar y el capitán del barco va a tirar el ancla en el lugar indicado para que veas peces de todos los colores, tamaños y especies. Suelen haber también tortugas dando vueltas. Si querés tener suerte y encontrarte con estos hermosos reptiles, alejate un poco del barco y nadá con el equipo de snorkel. Con los ojos bien abiertos.

Ilha Dos Macacos

Leé también: Brasil: la aventura está en Bonito, increíble destino a descubrir

Entre las muchas opciones de paseos, creemos que este es el mejor por su rica diversidad y porque el staff está muy atento para que pases un excelente día. Con mucha prudencia se separa la relación viajero-guía y surge una complicidad entre personas que están disfrutando una experiencia inolvidable.

Consejos para el paseo:

  • Llevá tu propio snorkel. En el paseo te prestan pero no siempre alcanzan y en ese momento no vas a querer dejar de mirar la variedad de peces.
  • Si sos amante de las selfies, llevate una Go pro o un sobre para poner el smartphone para sacarle/te fotos con los peces.
  • Hablá con los guías. Son muy atentos y saben mucho de la isla.
  • Si vas pocos días y querés asegurarte un lugar, la mejor forma de contactarlos es vía Instagram.

2 – Cascada da Feiticeira y playas cercanas a Abraão

Seguimos con esta opción para intercalar un poco de trekking al día anterior de pura agua. Es una muy linda caminata de una hora aproximadamente.

Si sos una persona medianamente entrenada te va a resultar fácil. Eso sí, vas a transpirar así que es recomendable que lleves agua para hidratarte. Se sale de Abraão hacia la izquierda y en una bifurcación indica cómo llegar hasta la cascada, luego, el sendero te lleva.

Caminio a Cachoeira da Feticeira

Leé también: Las playas del Nordeste brasilero te invitan al paraíso

En el camino vas a ver lo prolífica que es la vida en la selva. Podés encontrar monos, miles de arañas diferentes, largartijas, y, muy raro, serpientes.

Al llegar a la cascada tenés que acercarte, con cuidado, al caudal de agua por las piedras y recibir una recompensa por el esfuerzo en forma de masaje natural. Sentirás el fuerte chorro de agua fresca en el cuello y saldrás como nuevo. Y otro consejo: llevá algo para almorzar y ubicate en las rocas a contemplar la cascada y descansar.

Variedad de playas

Después podés ir a las playas que están cerca. Tenés Feiticeira a unos veinte minutos donde perfectamente podés quedarte el resto del día intercalando agua y siesta. O podés seguir viaje hasta Preta ya muy cerca de Abraão.
Si te sobró tiempo podés pasar Abraão e ir también caminando a Praia do Abraaozhino. Hacer snorkel no va a ser lo mismo que en Lagoa Azul pero vas a encontrar mucha vida también en estas playas de agua tranquila.

3 – Volta a Ilha: Aventureiro, Caxadaço, Parnaioca, Maguariquessaba

La isla tiene muchas playas y recorrerla por tierra es posible sólo caminando (y lleva muchos días) por lo que la vuelta se hace en lancha. Todas las agencias hacen la misma selección y no es casual: las islas estas son increíbles y más abajo te contamos por qué.
En total la excursión dura alrededor de 9hs y es básicamente una hora en lancha o menos y el mismo tiempo en la playa. Salvo en la playa Dois Rios que las lanchas pasan más lento como para que puedas conocerla al pasar y tomar fotos.

Caxadaço

Es una playa chica con mucha roca, algunas muy altas a las que se puede subir y tener una buena vista de la playa o del mar. Y también podés hacer un clavado si te va agregar una pizca de adrenalina. Además, entre las rocas se puede hacer snorkel teniendo mucho cuidado con los erizos de mar que hay por todos lados y sobre todo incrustados en las rocas.

Aventureiro

Es una playa larga de unos 500 mts de arena fina y blanca y el agua más transparente de la isla. Uno de sus atractivos principales, el imán de todas las selfies es una palmera con forma de L que debajo tiene una laguna natural. Esta playa es ideal también para dedicarle un día entero (hay agencias que ofrecen esta opción) aunque cuando hay una agenda de pocos días recomendamos Lopes Mendes para hacer playa todo el día.

Parnaioca

La particularidad de esta playa es que tiene una laguna de agua dulce y muy fresca. Ideal para intercalar baños en el mar con buenas olas, luego refrescarse en la laguna, siesta y … repetir.

Parnaioca

Leé también: Brasil con niños: un viaje para disfrutar en familia

Maguariquessaba

La última parada de la vuelta a la isla es una playa linda y tranquila, en la que todas las agencias llevan a sus clientes a almorzar. El problema es que el horario de llegada es a las 16hs, muy tarde para almorzar. Lo ideal es llevar comida y almorzar en la lancha, si tu estómago te lo permite, en los trayectos entre playa y playa. Así podés disfrutar a pleno cada una de las paradas. Meros por ejemplo es muy linda para nadar (más que para estar sentado en la silla de un restaurante una hora).

Algunos consejos importantes para la Volta a Ilha:

  • El paseo tiene que ser en lancha rápida, preguntá cuánto tiempo se quedan en cada playa. La respuesta debería ser alrededor de una hora.
  • No te sientes en la parte de adelante de la lancha; son muchas horas debajo del sol y no hay protector que aguante.
  • Lleva tus bebidas. Suelen incluir agua y hielo, con lo cual las cervezas fría corren por tu cuenta.
  • Llevá tu almuerzo. En las distintas paradas no hay lugares para comer o son escasos y conviene pasar el tiempo disfrutando las playas. Si tenés una conservadora, podés pedir que le pongan hielo para que se conserven bien los alimentos.

4 – Playa Lopes Mendes

Es una de las más famosas de Brasil por sus atractivos: playa de arena blanca, muy extensa, olas de todos los tamaños, y una hermosa hilera de árboles que dan la sombra perfecta para dormir una siesta con el arrullo del mar. O si hay olas y sabés, surfear todo el día.

Lopes Mendes

Leé también: Llegando en auto desde Argentina a las maravillosas playas brasileñas

Lo ideal es ir temprano y dedicarle un día. Llevar comida es clave. Si bien hay puestitos (muy chicos) que venden lo básico (bebidas y algún snack) lo ideal es llevar unos sandwiches y mucha agua.

Cómo llegar a Lopes Mendes

  • Caminando: Se sale desde Abraão y lleva alrededor de tres horas andando por la selva. Hay bambús muy grandes, se pueden ver monos y raramente serpientes. Se llega a la playa Palmas (donde se puede almorzar). Recomendamos aprovechar la playa y volver en barco lento o taxi boat.
  • En Barco: Es la forma más segura y barata pero lenta. Sale 7 USD (aprox) ida y vuelta y tarda una hora aprox.
  • En taxi boat: Es más rápido y un poco más caro, 12 USD (aprox) también Ida y vuelta. Pero no son tan seguras, las lanchas van muy llenas y han habido accidentes porque manejan de manera imprudente.

5 – Pico do Papagaio

Es una caminata nocturna por la montaña que termina al amanecer. Las fotos del amanecer son increíbles y valen el esfuerzo pero también ponerse en contacto con la selva y toda la vida que hay allí. Los ruidos de los animales ya son un atractivo en sí y la sensación de aventura no se te pasará en un buen tiempo.

Pico do papagaio

Leé también: Trancoso, el destino de moda de Brasil

Se sale de Abraão a la una de la mañana y termina en el Pico Do Papagaio, una formación rocosa que tiene la forma de ese animal y se ve desde la bahía de Abraão y otros puntos de la isla.

Recomendación:

  • Hacerlo con guía. Si bien se hace en un sendero hay que conocer el camino y de noche es fácil perderse.
  • La dificultad es media a alta. No lo hagas si hace mucho tiempo (digamos años) que no hacés actividad física.

También te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!