Qué hacer en Itacaré: un lugar mágico en las costas de Brasil

Playa, surf y relax en un mismo lugar. Te contamos todo lo que tenés que saber acerca de este paraíso brasilero.
que hacer en itacare

Itacaré es un municipio que se encuentra en la costa oeste en el centro de Brasil. Forma parte del estado de Bahía y está a 250 km al sur de Salvador de Bahía, uno de los centros culturales y turísticos más importantes del país.

Este destino es una muy buena alternativa para aquellos que buscan descansar en un lugar tranquilo, con una hermosa playa con aguas cristalinas y una ciudad pequeña pero acogedora.

Las playas en Itacaré son muchas y hay una inmensa variedad de paisajes entre cada una de ellas: algunas tienen arenas más blancas y finas, mientras que otras son un poco más agrestes, con árboles y morro rodeando el mar.

Además, es un lugar ideal para los amantes del surf debido a sus olas grandes durante todo el año, aunque es importante mencionar que no todas las playas tienen esta característica.

Si bien no hay una cantidad “recomendable” de días para visitar esta ciudad, ya que depende mucho de los gustos de cada persona, un buen consejo es considerar que se suele ir a pasar el día a las playas, sobre todo a las que están más alejadas del centro. Por lo que si tu intención es conocerlas, lo mejor es que dispongas de varios días para poder empaparte de sus hermosas vistas.

Cómo llegar

Itacaré se ubica a apenas 75 km de Ilhéus, una de las ciudades más importantes de Brasil para el turismo. Allí hay un aeropuerto, por lo que quienes deseen llegar desde otros estados, esa es la mejor alternativa.

Otra opción es llegar por el Aeropuerto Internacional de Salvador de Bahía. Tanto para ir de Ilhéus o de Salvador, será necesario hacer el tramo final en micro, transfer, que en general suelen tener más frecuencia y menos pasajeros aunque a un costo un poco más alto, o en auto.

Cuándo es la mejor época para ir

Itacaré, como muchos otros destinos del centro y norte de Brasil, es un muy buen destino para visitarlo durante todo el año ya que la temperatura varía muy poco.

Los meses más calurosos coinciden con la temporada de verano que se desarrolla entre diciembre y marzo. Durante esos meses, la temperatura puede alcanzar los 30°C, en promedio. Durante los meses más fríos, la temperatura desciende levemente y la temperatura máxima alcanza los 26°C.

En cuanto a la lluvia, es importante saber que no hay una época en la que no llueva, pero lo que sí hay es periodos en donde llueve más y otros en donde llueve menos. Sin embargo, las lluvias raramente son un impedimento para el viaje ya que suelen durar poco tiempo y al cabo de unos minutos el sol vuelve a salir. Por eso, nuestra mayor recomendación es que consideres tener siempre un paraguas para estar preparado frente a estas situaciones.

Dónde hospedarse

Al ser un destino muy famoso, la oferta es amplia. Las posadas son los establecimientos más clásicos en muchas de las regiones costeras de Brasil y las hay para todas las preferencias: de lujo extremo y otras más económicos, con servicios más reducidos.

Un consejo importante a la hora de elegir un alojamiento es la ubicación. Podés optar por estar cerca de la movida nocturna donde están los restaurantes o en una zona más tranquila, con vistas al mar.

Para quienes prefieren la primera opción y les gusta tener fácil acceso a diferentes servicios, como restaurantes, negocios y casas de turismo, lo ideal es hospedarse en la calle Pituba.

Para los amantes de la tranquilidad, las proximidades de Praia da Coroa o Praia da Concha son muy buenas alternativas. De hecho, muchos hoteles tienen acceso directo a la playa.

En este destino también funcionan los alojamientos del tipo AirBnb donde los anfitriones son locales. Esta es una buena opción para aquellos viajeros con ganas de conocer más de cerca la cultura brasilera sin gastar tanto dinero.

La joya de Itacaré: sus playas

Itacaré se caracteriza por tener una gran cantidad de playas para ser visitadas. Algunas son de más fácil acceso, mientras que otras requieren de una caminata o pequeña travesía entre el morro. Todas te van a sorprender y dejar boquiabierto.

Las playas de Itacaré se dividen en dos zonas: las playas urbanas, es decir aquellas que tienen acceso desde el centro de la ciudad, y las playas alejadas, a las que se llega por la ruta BA-001. A la gran mayoría se ellas se puede llegar a través de un transporte como auto o taxi y previo a la llegada al mar se deberá hacer una caminata.

También hay empresas de turismo que se encargan de realizar este tipo de salidas.

Las playas urbanas son:

Praia da Orla

Es la única que no es apta para el baño. Queda a sólo 3 minutos caminando desde el centro y durante la tarde tiene el atardecer más lindo de la ciudad.

Praia da Concha

La más popular con mar calmo y amplia infraestructura. Esta es ideal para ir con niños.

Praia do Resende y Praia da Tiririca

Ideal para el público más joven. En la primera abundan las palmeras.

Praia da Ribeira

En esta playa el río se encuentra con el mar, tiene olas tranquilas y perfectas para aprender a surfear. Aquí comienza el camino que dirige a la famosa Praia da Prainha. Queda a 15 minutos del centro caminando y cuenta con estacionamiento y varios puestos de comida. Si estás buscando relajarte y descansar alejado de la gente, esta playa no es la ideal.

Pero lo cierto es que las playas más lindas son las que se encuentran más alejadas de la ciudad: son más tranquilas, poco concurridas por el público en general y vírgenes, lo que es sinónimo de mayor descanso. Al estar escondidas, suelen conservar su naturaleza intacta. Algunas de ellas son:

Jeribucacu

Esta es una de las playas más conocidas de la zona y debe su fama a que es de las más vírgenes y bonitas de la costa. Uno de los grandes atractivos es que se juntan mar y río, creando un paisaje único en la localidad. También es una de las playas preferidas por los surfistas.

Havaizinho

A solo 20 minutos del centro de la ciudad se encuentra este conjunto de playas imperdible: Havaizinho, Camboinha y Engenhoca. Para llegar a ellas hay que realizar un pequeño trekking a través de la mata atlántica, con un par de pequeñas cascadas en el cauce del río que vale la pena visitar. El camino es sencillo, muy lindo a la vista, y no lleva más de una hora, aunque esto depende de las facilidades de cada persona. Estas playas son bastante populares por lo que podés encontrar tiendas con comida.

Itacarezinho

Esta playa ofrece un gran mirador de su extensa playa. Tiene 3,5 km de extensión, muchos vendedores de agua de coco a su alrededor y olas grandes para surfear.

Algunos consejos para hacer más agradable la estadía

  • Comida y bebida. La gran mayoría de las playas que están alejadas en Itacaré no cuentan con paradores ni lugares donde comprar comida, por eso nuestro mayor consejo es, en lo posible, llevar una vianda para el almuerzo y algo para comer durante la tarde. Lo mismo con la bebida. Las playas son muy calurosas y una buena hidratación es fundamental.
  • Protector solar. No es ninguna novedad pero es un tema que a veces subestimamos. El sol en Brasil es muy fuerte y por eso siempre debemos protegernos con un protector solar de amplio espectro. Ideal si lo acompañamos con gorro y lentes de sol.
  • Repelente. Como muchos de los accesos a las playas requieren de una mínima caminata, es importante que llevemos repelente ya que en esos lugares hay mucha humedad y se vuelve un ambiente propicio para la reproducción de mosquitos.
  • Caminando se puede hacer mucho. Que no tener auto no te frene, ya que Itacaré es un destino muy elegido por viajeros que recorren más de una playa a la vez, así que no te preocupes si no tenés movilidad propia y querés conocer estas increíbles playas. A muchos lugares se puede llegar caminando y otros en micro.
  • No se debe caminar para ingresar a todas las playas. Si bien muchas playas poseen una pequeña travesía para acceder, no te asustes. No todas requieren de largas caminatas. ¡No te desanimes, hay para todos los gustos!.

Conocé otros destinos increíbles de Brasil y el Caribe: