Xilitla: turismo aventura en un México desconocido

Qué hacer en Xilitla, un pueblo mágico con pozas y jardín

Al decir Xilitla después de conocerlo, rápidamente las mentes subirán por escaleras que no van a ningún lado y tocarán las copas de los árboles entre arcos y torres de piedra.

Conocer Xilitla

Xilitla es mucho más que escaleras y árboles. En el sitio mexicodesconocido.com lo describen con estas palabras:

“Xilitla es un poema al verde, al agua que cae desde las alturas, a cuevas
fantásticas que platican historias”

Y agregan que su gente conserva su origen náhuatl y tének que al secar sus granos de café sueñan con un mañana mejor.

Xilitla

Ubicada en el corazón de México, Xilitla está cubierta por una exuberante vegetación y forma parte de la húmeda Huasteca Potosina.

Es un encantador poblado que alberga elegantes casonas. Entre sus calles principales es posible divisar su esencia tropical que se conjuga con la majestuosidad de una ciudad próspera gracias a las zonas cafetaleras de la región, razón por la que se le llegó a conocer como la “Atenas Huasteca”.

Las cascadas, montañas y vegetación abundante lo convierten en el lugar ideal para el turismo de aventura

Las Pozas

Sin embargo, la fama y el misticismo que rodean a este Pueblo Mágico se deben, en buena parte, a Las Pozas, el único jardín escultórico surrealista que existe en el mundo y que contempla un espacio de formas caprichosas que dan rienda suelta a la imaginación.

Entre una vegetación abundante surge esta serie de construcciones, donde el millonario inglés Edward James, que lo utilizó como lugar de descanso, fijó varias esculturas surrealistas que se comunican por laberintos y caminos caprichosos.

Entre las esculturas sobresalen 2 que representan un pecado capital cada una:

  • “La escalera al cielo”
  • “El camino de las 7 serpientes”

Parte del encanto de este lugar es que parece que las esculturas están incompletas y que
desafían al tiempo y al espacio. Dentro del mismo jardín hay una serie de cascadas, donde “La cascada del General” es la más bella e impresionante.

Jardín surrealista de Edward James

A siete horas de Ciudad de México, en uno de los diez Pueblos Mágicos más visitados de México, se encuentra este jardín con esculturas surrealistas, pozas de agua cristalina y cascadas donde se puede practicar rapel.

En el pueblo de Xilitla, a mediados del siglo pasado un inglés de nombre Edward James  inició aquí la construcción de sus sueños: un jardín surrealista en medio de la vegetacion selvática.

Se pueden contratar los servicios de un guía de turistas para escuchar la explicación de las estructuras que se encuentran en el lugar, así como la historia de su creador

Para llegar a las Pozas no es necesario moverse en un vehículo ya que se encuentran a menos de dos kilómetros del poblado. Una vez ahí, al entrar a la casa del Edward James, se cruza por el Pasillo de las Siete Serpientes, que simbolizan los siete pecados capitales que el hombre debe vencer.

Luego se ven las manos del gigante cuya finalidad es proporcionar paz al viajero que emprende este recorrido con el corazón puro y las manos limpias de pecado.

También se encuentra con frecuencia el Ojo Divino, que significa que el Creador va a observar el camino que elijamos.

Uno de los espacios predilectos de James era la Plaza de San Eduardo, que en el centro tiene una gran fuente. Los contrafuertes son imitaciones de las piernas humanas.

La estructura de la Casa de los Tres Pisos, que en realidad tiene cinco en desniveles, es un lugar esplendoroso, sus puertas y ventanas son sólo huecos por donde penetra la vegetación y las copas de los árboles en diferentes tonos de verde, mientras se escuchan los sonidos de la selva.

Castillo de Edward James y Plaza principal en Xilitla

Sir Edward decía que el perfeccionamiento sólo se alcanza a través del conocimiento, por este motivo construyó la Biblioteca.

Existe una estructura con una gigantesca Flor de bromelia que semeja a la flor de loto de numerosos ritos de iniciación, en donde el hombre se transforma en flor al haber alcanzado la paz por medio de la verdad.

A través de un puente se llega al Templo de las Dos Columnas, donde hay una escalera helicoidal dividida en tres tramos, que son la alegoría de las edades del hombre: la niñez, la juventud y la edad adulta.

Cómo llegar

Desde la Ciudad de México:

En coche

  • Desde Ciudad de México rumbo hacia Ixmiquilpan y de ahí hacia Tamazunchale y finalmente a Xilitla son aproximadamente 8 horas. Particularmente el tramo que abarca la Sierra Madre Oriental es algo pesado por la cantidad de curvas. La distancia aproximada es de 430 kilómetros
  • Otra alternativa es desde la Ciudad de México rumbo hacia Pachuca y de ahí hacia Tamazunchale pasando por Huejutla de Reyes y finalmente a Xilitla son aproximadamente 6 horas. Aunque también hay sierra, el camino es más tranquilo. La distancia aproximada es de 375 kilómetros

 En autobús

En la central del Norte se toma al autobús con la ruta Mexico-Zimapan-Valles de la línea Flecha Roja. Ahí se pide comprar un boleto hacia la “i griega de Xilitla”. Una vez que llegues a ese cruce, debés bajar y tomar un autobús hacia Vencedor que pasa directamente por Xilitla. Las salidas de la terminal son entre las 20 y 22 horas. La duración del viaje es entre 9 y 10 horas.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!