Cueva de los Cristales gigantes de Naica: una maravilla mexicana

La Cueva de los Cristales es uno de los lugares más increíbles (y menos conocidos) de México.

La Cueva de los Cristales gigantes de Naica, en Chihuahua, es uno de los lugares más lindos y menos conocidos de México y es las más grande del mundo, según el Libro Guinness de los Récords. El más grande mide 11 metros de largo, lo mismo que un autobús escolar. Su hermana pequeña está en Pulpí, Almería.

Toda la gruta, ni bien uno avanza, corta la respiración, ya que alberga unos colosales cristales de selenita de dimensiones nunca antes vistas

Naica es un típico pueblo minero ubicado a 130 kilómetros al sureste de la capital del Estado de Chihuahua, al norte de México. Según la tradición, ‘Naica’ significa ‘lugar sin agua’ pero los lugareños cuentan que el término es de origen tarahumara (grupo indígena) y que deriva de las raíces nai (‘lugar’) y ka (‘sombra’), ‘lugar en la sombra’.

Joya geológica

La Cueva de los Cristales, en el subsuelo chihuahuense, alberga formaciones cuyo proceso inició millones de años atrás.

Entre los 120 y 300 metros de profundidad, se encuentran distribuidas, varias cuevas con cristales de selenita: dos de gran tamaño y varias menores. Las más importantes conocidas hasta ahora son la Cueva de las Espadas, y la Cueva de Los Cristales, siendo esta última la de mayor belleza e importancia por su tamaño, estado de conservación y oportunidades de investigación y registro.

La mayoría mide seis metros de longitud, llegando algunos a alcanzar los once metros. La temperatura a esa profundidad es de entre 45º y 50º C y el porcentaje de humedad de entre 90 y 100%, lo que impide que el ser humano sobreviva más de dos horas en ella.

Las paredes, y en especial el suelo de la cueva, se ven salpicados de cristales aislados en forma de “bloque”, que en ocasiones se agrupan para formar agregados paralelos y algunos se cruzan de lado a lado de la cueva. Es uno de los lugares más extraños de la Tierra.

Las Cueva de los Cristales Gigantes se encuentra en la mina de Naica (primera mina productora de plomo, zinc y plata, entre otros minerales), y es una de las cuatro cuevas que se han descubierto dentro de la mina.

En 1910, a 120 metros de profundidad, se descubre la “Cueva de las Espadas”, una cavidad constituida por un corredor de alrededor de 87 metros de largo, tapizada por completo de cristales que llegaban a medir hasta dos metros de largo. De ellas fueron extraídos sus más bellos ejemplares, hoy exhibidos en los museos mineralógicos más importantes del mundo.

Casi 100 años después, en abril del año 2000, en el nivel -290, a 300 metros de profundidad, se descubren otras tres cavidades naturales: “El Ojo de la Reina”, “La Cueva de las Velas”, y la extraordinaria “Cueva de los Cristales”.

Tranquila y silenciosa, esta maternidad de piedra acogió lentamente el crecimiento de sus cristales al arrullo del agua, el calor, la oscuridad y el silencio durante más de un millón de años

La Cueva de los Cristales de Naica ha esperando hasta ahora para mostrarnos su gran belleza. Una gran geoda de paredes rojas, un útero natural lleno de cristales de selenita, o “piedra de la luna” llamada así por su color, brillo y transparencia.

La Cueva de los Cristales, descubierta por casualidad

Todo empezó a finales del siglo XVIII, cuando un grupo de mineros divisó una veta en el suelo a 130 km al sur de la ciudad de Chihuahua. Ese fue el inicio de la Mina de Naica, de la cual se extrajeron plata, zinc y sobre todo plomo durante más de 200 años, hasta su cierre en 2015 debido a una inundación.

En el 2000, los espeleólogos Eloy y Javier Delgado, que trabajaban a 290 metros de profundidad taladrando la roca, dieron con una cámara que estaba junto a un depósito natural de metales. Al ingresar, los hombres vieron cristales que rebasaban los 10 metros de largo; había algunos que atravesaban este espacio, de 20 x 35 metros, de suelo a techo y pesaban hasta 55 toneladas.

A partir de ahí, la Cueva de los Cristales y las otras tres cavernas que se encontraron en las inmediaciones (entre ellas la Cueva de las Espadas o la Cueva de las Velas) se han utilizado exclusivamente para su conservación y estudio científico.

 

Visitar las Cuevas de los Cristales

Conocer las Cuevas de los Cristales es posible. Hay tours que organiza la compañìa minera de Peñoles de México, que no cobra por enseñar estas maravillas. Lo que debés hacer es organizar una cita con la compañìa y ellos ofrecen personal especializado que te muetra las cuevas.

Antes de visitar las cuevas, el médico de la compañía hace una valoración medica sobre si es conveniente y si estás apto para bajar a mas de 1300 metros. Además, hay un protocolo:

1.- Para disfrutar de su visita, deberá seguir al pie de la letra las recomendaciones aquí enunciadas que de no hacerlo nos reservamos el derecho de admisión a los lugares de interés.
2.- Todo visitante será valorado por el departamento Médico de la empresa quien recomendará o no la bajada al interior de la mina. (No se recomendará para mujeres embarazadas, hipertensos o diabéticos)
3.- Por razones de seguridad la edad autorizada para los visitantes deberá ser mayores de 16 años y menores de 65, sin excepciones.
4.-Los visitantes deben ir acompañados por personal de la empresa.
5.- El visitante deberá usar pantalón y camisa o playera normal, zapato industrial o de piso. (No pantaloncillos cortos, bermudas, tenis, botas vaqueras , huaraches ni playeras de tirantes). La empresa le proporcionará el equipo de protección personal.
6.-Las condiciones de temperatura en el interior de la cueva son de 46°c y una humedad relativa del 90%, por lo que en realidad se siente en el cuerpo el equivalente a una temperatura de aprox. 54°c. por lo que la Empresa no se hace responsable de cómo podrían afectar estas condiciones a la salud de los visitantes.
7.-El acceso al interior de la cueva se hará en grupos de 2 personas como máximo hasta la zona del mirador.
8.-Queda estrictamente prohibido adentrarse en la cueva fuera del área del piso de cemento, tocar, tomar muestras o rayar los cristales
9.-Se prohíbe fumar o tirar basura en las instalaciones.
10. Queda prohibido introducir cámaras fotográficas al interior de la cueva.
11.- No deberá permanecer más de 10 minutos en el interior de la cueva para evitar deshidratación
12.-Se recomienda llevar alguna bebida hidratante para compensar los electrolitos perdidos al sudar abundantemente, así como una camisa o playera extra. Nuestro grupo de amigos paso un momento muy agradable al ingresar a la mina , donde se nos proporciono lamparas y cascos. Ademàs de la amabilidad y la disposiciòn proporcionada por el personal de la mina.

El descenso se realiza en vehículos propiedad de la minera de Peñoles.

qué hacer en riviera maya

Podés leer: Tulum: un destino para olvidarse de todo

Seguí leyendo