Nueva York: un nuevo mirador acaricia el cielo

Es hora de superar el miedo a las alturas y animarse a visitar este impresionante y nuevo mirador de la ciudad de Nueva York.

El 21 de octubre fue el día de apertura del nuevo mirador más vertiginoso de todo el distrito de Manhattan. La instalación recibió el nombre de Summit One Vanderbilt, alcanzando el puesto número cuatro dentro de la lista de los edificios más alto de la gran ciudad de Nueva York.

Summit One Vanderbilt

Este mirador cuenta con un espacio de terraza al aire libre, ofreciéndonos una hermosa vista a la pradera alpina urbana más alta del hemisferio occidental. Aquellos que deseen visitar esta magnífica edificación tendrán que dejar de lado el vértigo y animarse a experimentar la adrenalina de semejantes alturas.

Adiós al vértigo

En el mirador se ofrecen dos actividades para hacer que los visitantes pierdan su miedo a las alturas de una buena vez. En primer lugar, en el Summit One Vanderbilt existe lo que se llama el sky boxes levitation. Consiste en unas cajas de vidrios transparente que sobresalen del edificio, haciendo que el viajero se posicione a 324 metros sobre la Madison Avenue. Esto equivale a estar situado en la punta de la Torre Eiffel.

Desde el sky boxes levitation se ve todo el estruendo y bullicio de las calles de la ciudad, ofreciéndonos un paisaje clásico del día a dia en las calles de Manhattan. Por otro lado, existe otra actividad que se puede llevar a cabo al visitar este mirador: subirse al Ascent. El Ascent es un ascensor de vidrio transparente y tiene la finalidad de transportar a sus pasajeros a una altura de más de 364 metros, desde el nivel de la terraza hasta un costado del edificio.

Cafetería Après

Otra instancia localizada dentro de este mirador es un salón y, a la vez, cafetería conocido como Après. El lugar es conducido por el restaurador Danny Meyer, contando con comidas ligeras y suaves para los visitantes, incluyendo una carta especializada en cócteles.

En cuanto al estilo del salón, ofrece un diseño bastante nórdico de la mano de Snøhetta, un estudio de arquitectura noruego que espectaculares diseños en edificaciones. Si bien el espacio de la cafetería Après es cubierto, el mirador ofrece otros espacios en las terrazas para deslumbrarse con las vistas. Este es el caso de la terraza abierta Summit, desde la cual se pueden observar  unos paisajes de hasta 128 kilómetros de distancia.

Una experiencia inmersiva

Este mirador no solo ofrece vistas y paisajes a grandes alturas, sino que también nos ofrecen Air, una experiencia inmersiva creada por Kenzo Digital. Con esta experiencia se busca crear con elementos visuales nuevas vistas y espacios únicos.

Air está situada en la planta 91 y trata de un juego de espejos que crean reflejos, cambiando dependiendo del tiempo que haga. También cabe mencionar que la experiencia permite interactuar con el visitante, haciendo que se sienta más cómo y relajado.

A través de sus ilimitadas yuxtaposiciones de formas, Air te obliga a vivir en el momento presente: tranquilo, consciente y libre

Las entradas para esta experiencia inmersiva son de los 33,60 euros, pero si busca ser parte de la experiencia dentro del ascensor Ascent o hasta incluso añadir un cóctel a tu visita, el precio será más elevado. Cabe aclarar que esto varia para los residentes neoyorquinos, ya que para ellos existe un descuento de tarifas más baratas para este tipo de actividades.

Desde la página oficial del mirador Summit One Vanderbilt podrás ver el precio de los boletos para participar de estas experiencias y comprarlas de manera online.

Continuar leyendo: