Polémica: un magnate inglés cobrará precios extraordinarios por la energía en El Bolsón

La central de Joe Lewis se beneficiará por un régimen promocional. Abastecerá a la localidad desde Lago Escondido. La polémica.

La electricidad que generará Patagonia Energía, la empresa con la que el magnate inglés Joe Lewis abastecerá El Bolsón desde su central hidráulica del río Escondido, tendrá precios muy por encima de los del mercado porque estarán alcanzados por la ley de energías renovables que sancionó el Congreso argentino el año pasado, y reglamentó el gobierno en marzo de este año.

El precio estacional del megavatio hora (MWh) pasó de 350 pesos en 2015 a unos 560 en 2016, pero la ley de fomento de las energías renovables (que desalienta las inversiones en combustibles fósiles, como el gas, el gasoil o el carbón) establece precios muy superiores.

Fuentes del mercado revelaron que la central Salto Andersen, ubicada en un derivador del dique del mismo nombre sobre el río Colorado, recibe poco más de 100 dólares por cada MWh generado. La usina pertenece a la provincia de Río Negro.

Expertos con manejo de los precios del mercado revelaron que la central de Lewis podría recibir entre 120 y 130 dólares por MWh. Venderá su producción al mercado mayorista y entregaría la electricidad en la estación transformadora de El Bolsón, en una tensión de 33 kV, que es la misma que tiene el tendido que ahora abastece parte de la demanda de la localidad desde Chubut.

Con este aporte, Edersa podría dejar de generar con gasoil.

Lo que trascendió es que la central, ubicada en tierras inaccesibles del magnate inglés, está compuesta por seis turbinas de 1,2 megavatios (MW) de potencia cada una. Los 7,2 MW es la mitad de la potencia del diseño original.

Una parte de esta generación será utilizada por Lewis en su mansión de lago Escondido, que ahora ya se autoabastece con una usina hidráulica.

El acceso al lago por el camino que lleva a las instalaciones del empresario está cerrado y en vano la Justicia ha ordenado el libre acceso, a instancias de grupos ambientalistas y de la senadora nacional Magdalena Odarda.

La ley que sancionó la Legislatura de Río Negro en diciembre de 2010 para permitirle a Lewis el uso del agua del río Escondido para este emprendimiento, le otorgaba un plazo de 5 años para ejecutar todas las obras, incluso la de la interconexión con el mercado eléctrico mayorista. Ese plazo se extinguió hace casi 7 meses.

(Fuente: Diario Rïo Negro)

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo