El Obelisco de Buenos Aires amaneció sin la punta

¿Qué pasó con la punta del obelisco? Hay una explicación: todo se trata de una intervención del artista Leandro Erlich. Con un sistema de paneles espejados, ocultó al ojo humano la parte superior del monumento de 67 metros inaugurado en 1936. Así, como un mago, creó la ilusión de que ya no está lo que aún está.

“No es magia, ni tampoco es ilusión, es arte”

El domingo 20 de Septiembre de 2015 el Obelisco desconcertó a quienes caminaban por la Avenida 9 de julio, porque este símbolo de la Ciudad de Buenos Aires amaneció sin su punta. Ante la sorpresa de las miles de personas que circulan por la zona, las redes sociales se llenaron de fotos y cuestionamientos.

El propio autor de esta “intervención” Leandro Erlich, despejó todas las dudas: la obra, denominada “La democracia del símbolo”, consta de dos partes. En principio, se hace desaparecer el ápice del Obelisco con paneles espejados, lo que produce una ilusión óptica. Tras ello, la punta aparece en la explanada del MALBA, en una reproducción a escala real.

“La ilusión óptica es un punto de partida, una forma de involucrar al espectador en una experiencia dentro de la historia de la obra. Esa sorpresa, ese pequeño descubrimiento de algo que no era como pensábamos, genera algo muy positivo. No provoca una confusión angustiante del estilo “me engañaron otra vez”, sino que despierta esa sensación de que puede ser de otra manera”.

 

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!