Fiordos Noruegos, naturaleza exuberante

Los fiordos de Noruega representan uno de los destinos más espectaculares del planeta. Es un viaje que todos tenemos en nuestra agenda, o al menos deberíamos tenerlo. Noruega custodia más de mil fiordos, poderosos brazos de agua salada Patrimonio Mundial de la Humanidad, que penetran en la tierra para jugar con montañas y acantilados.

Noruega te ofrece un paisaje vivo donde trazar tu propio camino y disfrutar la libertad a cada paso. Adentrarse en los fiordos noruegos es una invitación a disfrutar de un espectáculo natural, un entorno exuberante donde brotan cascadas casi infinitas, afilados acantilados y bosques ingobernables.

Sus paisajes se meterán dentro tuyo para quedarse en tu memoria como uno de esos lugares donde la felicidad te desbordó. Subite al tren de Flåm, -un pequeño pueblecito de 400 habitantes- y hacé el recorrido de uno de los mejores viajes en tren del mundo.

Recorrerás veinte kilómetros en cincuenta minutos (con paradas para hacer fotos) que harán vibrar tu corazón: el lago Reinungavatnet, la cascada de Kjosfossen (y su caída de 94 metros), el serpenteante camino de Pinnelia (con sus 21 curvas cerradas) o la granja de cabras Kårdal.

Cada curva, cada uno de sus veinte túneles, despliegan paisajes que guardarás como una parte inmejorable de tu aventura noruega

El Tren de Flåm circula entre ocho y diez veces al día en verano de mayo a octubre, y cuatro veces al día en la temporada de invierno.

Recorré ciudades portuarias, como Bergen o Stavanger, compartí momentos con esa maravillosa gente y paladeá esos platos que te regalan sabores con raíces saladas.

Bergen, la segunda ciudad más poblada de Noruega, te dará la bienvenida a los fiordos más famosos. Sentirás su origen vinculado a la época Vikinga. Paseá por Bryggen, un burbujeante punto donde brindar por tu aventura junto al famoso mercado de pescado.

Bergen está rodeada por siete montañas. Subite a una cabina del funicular  Fløibanen  hasta llegar a lo alto del Monte Fløyen. Allí podrás coleccionar panorámicas mágicas y, si te gusta hacer senderismo, caminá hasta el lago Tarlebøvatnet.

Preikestolen

Llegar al famoso púlpito visto en tantísimas fotos, es una aventura increíble. Comenzá tu excusión en ferry desde Stavanger, luego autobús y con botas cómodas recorré los seis kilómetros (unas dos horas de subida y las mismas de bajada) que te separan de los veinticinco metros cuadrados de esa meseta rocosa conocida como Preikestolen.

Cada paso entre bosques, pequeños lagos y rocas tendrá su recompensa: un paisaje exuberante sobre el fiordo de Lysefjord, con una caída vertical de 604 metros y tu corazón a todo galope.

Mientras buscás el tiempo y el dinero necesarios para tu viaje a los fiordos de Noruega, mirá los paisajes de ensueño que te esperan allí.

Que comience tu aventura noruega. ¡Muy buen viaje!

 

 

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!