La magia de las auroras boreales

Las auroras boreales han fascinado a viajeros y locales durante generaciones. Pero, ¿cuál es la explicación científica de este fenómeno natural?

Cada aparición de la aurora boreal es única. En algunas ocasiones ves tres bandas verdes, bailando en el cielo nocturno. Otras veces se muestra como una cortina de verde eléctrico o como un tornado de luz tenue. El color es un verde luminoso a veces con un toque de rosa en los bordes y ocasionalmente violeta en el centro.

Si hay mucha actividad allí arriba la aurora muestra una explosión final durante uno o dos minutos en forma de corona. Tras eso la aurora se termina de golpe y uno se pregunta si eso fue real.

El Sol está detrás de la formación de las auroras. Durante las grandes explosiones y llamaradas solares, se lanzan enormes cantidades de partículas desde el Sol al espacio.

Estas nubes de partículas viajan por el espacio a velocidades comprendidas entre 300 y 1000 kilómetros por segundo. Cuando las partículas entran en el escudo magnético de la Tierra, son atraídas hacia un círculo que rodea el Polo Norte magnético, donde interactúan con las capas altas de la atmosfera. La energía que se libera da pie a las auroras boreales. Todo este proceso sucede a unos 100 kilómetros sobre nuestras cabezas.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo