Los campos de golf más extraños y peligrosos del mundo

Desde cocodrilos hasta serpientes pasando por monos estranguladores, cráteres hechos por morteros o campos nudistas… Todo es posible

La industria del golf está convencida que el turismo es el motor de esta actividad que provoca que 60 millones de personas lo practiquen, y que muchas de ellas se desplacen por todo el planeta para disfrutar del campo de sus sueños.

Alrededor del mundo existen infinidad de campos de golf dignos de ser visitados, sin embargo no todos ellos entran en la clasificación de campeonato en los que se juegan los más prestigiosos torneos.

En principio, los riesgos de practicar este deporte son nulos: un tobillo torcido por aquí, un pelotazo por allá, o una insolación. Pero en la órbita de este inofensivo juego existen campos donde jugar puede suponer un riesgo o, al menos, hacer del golf una actividad algo extraña.

Camp Bonifas

Con un único hoyo de par 3, este campo está situado en Panmunjom, una zona desmilitarizada en la frontera entre Corea del Sur y Corea del Norte. La existencia de minas antipersona hizo que la revista Sport Illustrated lo catalogase como “el hoyo más peligroso del mundo”.

“Peligro. No retire pelotas de golf del rough. Campos de mina”

Así reza un aviso a metros del único hoyo que tiene el campo de golf. Los turistas o visitantes que quieran conocer este campo de golf deben firmar un papel en el que reconocen que entran en zona hostil y donde puedan resultar heridos o muertos. También se aseguran de que no saluden a los militares de Corea del Norte, porque alcanza solo con una mano levantada para el inicio de una acción de guerra.

Lost City Golf Course, Sun City, Sudáfrica

Cuenta en el hoyo 13 con un estanque en el que hay cocodrilos de hasta 4 metros de largo. Con unas vistas espectaculares, en este campo de golf de Sun City hay más de 100 hectáreas y podemos encontrar hasta un desierto. Y por si esto fuera poco, está toda una familia de cocodrilos viviendo en el lago del hoyo 13, reptiles que no dejan indiferente a nadie.

Legend golf & Safari Resort – Sudáfrica

Hay que tener mucho cuidado con los pasos que se dan en este campo de golf de Sudáfrica, ya que un movimiento en falso puede hacer que alguien se precipite hacia el vacío.

En el Legend Golf & Safari Resort la salida del hoyo tiene lugar a 400 metros de altura. Este campo de golf está considerado como el tercer campo de golf más peligroso del mundo y solo el golfista Padraig Harrington consiguió en 2008 el hoyo en uno.

Este campo tiene uno de los hoyos más difíciles del mundo. El hoyo 19 (sólo accesible desde helicóptero) se encuentra a 400 metros de altura siendo el mayor par 3 que existe.

Ocean Course Kiawah Golf Resort

EL Ocean Course Golf está ubicado en Carolina del Sur ( Estados Unidos) y ofrece, además de unas vista envidiables, un sinfín de atracciones naturales que hacen que jugar aquí se convierta en toda una experiencia única. Cocodrilos, serpientes de cascabel, rachas de viento de más de 70km/h…

La Jenny, un campo sin nada que ocultar

¿Hacer nudismo y jugar al golf al mismo tiempo? Sí, es posible. ¿Dónde? En La Jenny Naturist Golf Club, en Francia, un recorrido en el que sus jugadores no tienen nada que esconder.

Merapi Golf Course

Jugar en el Merapi Golf Course de Indonesia no es sencillo. Situado junto al volcán activo Monte Merapi, es importante estar atento y no perder de vista el horizonte, por las dudas.

 

Amazon Golf Course, en Perú

Si hablamos de los campos de golf más raros del mundo, Amazon Golf Course tiene todos los ingredientes para estar en los primeros puestos.

Está situado al sur de Iquitos, en el Amazonas, tiene diez hectáreas y es un campo bastante peculiar y único en el mundo, lleno de búnkeres, trampas de aguas habitadas por pirañas y caimanes, y sus curiosos carritos de golf.

 

 

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!