Maravillas sobre rieles: viajes en tren inolvidables

Algunos de estos viajes duran dos horas, pero también una semana, y te pueden costar unos pocos euros o dólares, o tanto como un crucero de lujo, pero todos tienen en común el placer de viajar en tren y regalarte un paisaje por la ventanilla que merece la pena disfrutar.

1- West Highland Line (Reino Unido): El tren conecta Glasgow con los puertos de la costa oeste Oban, Fort William y Mallaig en un precioso recorrido entre colinas y lagos. Cerca del final pasa por el viaducto de Glenfinnan, que las películas de Harry Potter han hecho famoso.

West Highland Line (Reino Unido)

2- Tranzapline (Nueva Zelanda): Este viaje de 225 kilómetros cruza la isla Sur de Nueva Zelanda entre Christchurch y Greymouth en 4 horas y media. La ruta comienza por las llanuras de Canterbury, acompaña al río Waimakariri y cruza los Alpes del Sur, ofreciendo los paisajes casi vírgenes de la isla, de los que tan buen uso hizo El señor de los anillos.

Tranzapline (Nueva Zelanda)

3- Glacier Express (Suiza): Este tren nos permitirá disfrutar durante nueve horas de los valles y montañas suizos mientras cruza 91 túneles y 291 puentes para llevarnos desde St. Moritz a Zermatt.

Glacier Express (Suiza)

4. Denali Star (Alaska, EEUU): Una de las mejores maneras de contemplar la belleza natural del estado más deshabitado de Estados Unidos es este viaje entre Anchorage y Fairbanks, las dos ciudades más pobladas de Alaska, que atraviesa el parque nacional de Denali. La compañía Alaska Railroad tiene otros viajes desde Anchorage que merecen la pena para visitar los fiordos de Kenai, el Yukon o el Glaciar Spencer.

Denali Star (Alaska, EEUU)

5. Transcantábrico (España): Desde 800 euros (en temporada baja) podremos disfrutar de un tren de cinco estrellas que circula por la costa norte de España desde Santiago de Compostela a Bilbao y de ahí a San Sebastián o León, en recorridos de entre 3 y 8 días. Circula por un ancho de vía más estrecho de lo normal que le permite circular por parejes por los que un tren normal no podría.

Transcantábrico (España)

 

6. El tren de Bergen (Noruega): Este impresionante trayecto dura siete horas y nos permitirá ver fiordos, montañas y, en general, un paisaje espectacular. Su construcción se inició en 1875, tardó 34 años en terminarse y en ella participaron unos 15.000 hombres: su 182 túneles fueron excavados a mano. Conecta con el tren de Flåm, otro recorrido que merece mucho la pena.

El tren de Berge (Noruega)

7. Maharajás Express (India): Como su nombre indica, es un tren de mucho lujo, y uno de los más caros del mundo. Conecta Mumbai y Nueva Delhi con los principales destinos turísticos del Rajastán.

Maharajás Express (India)

8- Coast Starlight (EEUU): Una ruta de 2.200 kilómetros desde Los Ángeles a Seattle que se recorre en 35 horas si no hay retrasos, algo tan frecuente que la línea ha recibido el apodo de Coast Starlate. El tren recorre la costa de California para adentrarse más tarde en las montañas Cascade dominadas por el monte Sasha y seguir por el interior de los estados de Oregón y Washington.

coast-starlight

9. Transiberiano (Rusia): La línea férrea más larga del mundo, con 9.288 kilómetros desde Moscú a Vladivostok, tiene tiempo para ofrecer grandes paisajes de siete husos horarios distintos, como el lago Baikal. También para aburrirse como una ostra. Comparte recorrido con otras dos larguísimas rutas: el transmongoliano y el transmanchuriano, que acaban las dos en Pekín.

transiberiano-lago-baikal

10-  Bernina Express (Suiza-Italia): Montañas, glaciares, famosos viaductos como Landwasser y Brusio  han hecho de este recorrido entre St. Moritz y la localidad italiana de Tirano, pasando por el puerto de Bernina, uno de los viajes a tren que no podemos perdernos.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!