Multas y castigos que deberás afrontar en algunos países si no cumplís la ley

Viajar es maravilloso no sólo para conocer nuevos lugares, sino también para conocer nueva gente y apropiarse de pequeños detalles de cada cultura. Viajar a un país extranjero es emocionante, enriquecedor o simplemente relajante, siempre que uno se atenga a las leyes.

En algunos casos, el desconocimiento puede hacer que empieces tus vacaciones en un paraíso y las  termines en el calabozo.

Nudismo

En algunos países no está bien vista la desnudez. En Brasil, por ejemplo, bañarse en topless o cambiarse en público es ilegal y por ello uno puede ser detenido y llevado a juicio. Incluso en las paradisíacas Maldivas está recomendado taparse los hombros y las rodillas fuera de los resorts.

En general esto vale especialmente para los países musulmanes y por supuesto implica que no se use bikini

En los Emiratos Árabes Unidos o en Irán, ya se ha detenido antes a turistas tras una advertencia cuando no se han vestido de forma adecuada.

También se multan las caricias, incluso a la pareja. Asimismo, los turistas homosexuales suelen tener dificultades: en algunos países como India, Indonesia o Uganda es posible ser condenado a cadena perpetua o incluso a la pena capital por ello.

Recuerdos

En Rusia está prohibido sacar del país antigüedades u obras de arte, siempre que daten de antes de 1945. Las consecuencias pueden ser multas o condenas a prisión de varios años.

En Turquía también es un tema delicado: aquí uno puede ser condenado hasta a 10 años de cárcel por exportar o comprar bienes culturales o naturales, como monedas antiguas, piedras de yacimientos arqueológicos o fósiles.

Fotografías

¿Terminar en la cárcel por una foto? En algunos países es posible, pues en muchos lugares está prohibido inmortalizar instalaciones militares, aeropuertos o edificios gubernamentales. Estas leyes existen en Bangladesh, Ghana e Irán.

“En Irán tampoco se pueden fotografiar las manifestaciones”, explica el abogado iraní y experto de Irán y Dubái Seyed Iranbomy.

En caso de que infrinjan la ley, los turistas tienen que tener en cuenta que les confiscarán las cámaras y también es posible que se les prohíba salir del país.

Respeto

En Sri Lanka se aconseja que no se hieran los sentimientos religiosos. En 2011, un grupo de franceses fueron condenados a seis meses de cárcel y a trabajos forzosos por tomar fotografías de estatuas de Buda, algo que se consideró indecente.

Los turistas en Sri Lanka pueden enfrentarse a una amplia gama de sanciones que van desde las multas económicas hasta las penas de cárcel.

Drogas

Casi todos los países actúan con dureza respecto a este tema, aunque algunos más que otros. “Conozco el caso de un estudiante que quería volar desde Sudáfrica hacia Alemania, pasando por Dubái y que se fumó un porro en Sudáfrica“, cuenta el abogado Iranbomy.

Estando en la zona de tránsito del aeropuerto, lo registraron y acabó tres días en prisión preventiva. Además, las penas de cárcel de varios años en condiciones bastante incómodas son comunes en muchos países del mundo por problemas de drogas.

Contaminación

En Hongkong y Singapur hay que deshacerse de la basura con cuidado. Desde el 27 de mayo de 2002 se multa con una suma de 600 dólares de Hongkong (unos 102 dólares) cualquier cosa que signifique ensuciar, como tirar una colilla o un envoltorio al suelo, o pintar un grafiti.

Besos

En la moderna Dubai besarse en público es ilegal, ya que no encaja con los cánones morales de la cultura local. Algunos casos de multa por incumplir esta norma son el de una pareja holandesa condenada a un año de prisión, o el de otra que alegó estar practicando el boca a boca tras un ataque de asma.

Alcohol

En Dubai el gobierno ha editado un folleto donde pide a los visitantes extranjeros que cumplan ciertas reglas de conducta mientras se encuentran en el país, debido a la cantidad de parejas que han sido detenidas últimamente. Entre dichas normas, recuerdan que no se permite ingerir alcohol o ir borracho en público; bailar por la calle; muestras públicas de afecto como besarse o cogerse de la mano; tomar drogas; jurar o maldecir; así como escupir.

Comer chicle en Singapur

Singapur es uno de los países más limpios del mundo, y cuando en 1992 vieron que la factura gubernamental de limpieza aumentaba por culpa de las pegajosas gomas de mascar que se encontraban pegadas por todos sitios decidieron prohibir la venta y consumo de esta peculiar golosina.

A partir de 2004, flexibilizaron algo esta prohibición y los singapurenses pudieron empezar a consumir chicle, eso sí, bajo una estricta receta médica. Los chicles podrán ser adquiridos por aquellos que quieran dejar de fumar o tengan problemas digestivos.

Morirse en el Parlamento británico

En Reino Unido, una ley prohíbe morirse en el Parlamento, ya que tiene estatus de Palacio de la Familia Real, por lo que una persona fallecida allí tendría derecho a ser enterrada con todos los honores de la corona en un funeral de Estado. Por eso, los ujieres sacan a toda velocidad del recinto a quien, de pronto, sufre algún desmayo o indisposición.

En este caso, no creemos que se pueda sancionar a quien ya está muerto…

Los vaqueros y los piercings en Corea del Norte

Corea del Norte prohibió hace unos meses a su población el uso de pantalones vaqueros (o jeans) y de piercings en lo que representa una nueva medida restrictiva contra la moda de los países occidentales, a los que Pionyang acusa de influir en la sociedad norcoreana y sus valores.

Así pues, los ciudadanos serán vigilados e inspeccionados por milicias de jóvenes leales a Kim Jong-un, cuya misión consistirá en “prevenir la corrupción de la moral pública y localizar tendencias capitalistas en las prendas de vestir, como el largo de las faldas, la longitud de los zapatos, las camisetas o los cortes de pelo”.

 

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!