Paraísos All Inclusive: desconexión garantizada

¿Qué significa alojarse en un All Inclusive? ¿Qué ofrece? ¿Qué tipo de viaje nos propone? ¿Cuál es el concepto de esta tendencia que crece en todo el mundo?

En primer lugar, All Inclusive significa desconexión total en unas vacaciones en las que no tendrás que pensar en nada, ni siquiera en qué comer, ya que como su nombre lo indica, se trata de hoteles con todo incluido: bebida, comida, actividades y servicios. Todo en un mismo lugar. No pensar en programar actividades, ni en seleccionar platos de una carta acordes al bolsillo, ni cocinar, ni limpiar el cuarto, ni entretener a los chicos o pensar en un espectáculo nocturno. Es tener todo resuelto.

¿Qué hoteles all inclusive elegir?

Lo primero que hay que saber es que no todos los hoteles All Inclusive son cinco estrellas. Por eso, habrá que averiguar de qué categoría es cada uno. De todos modos, aunque no se trate de la máxima categoría, este tipo de establecimientos cuentan con buenos servicios y suelen cumplir con las expectativas.

Otro detalle a tener en cuenta es con quién se viaja. Por eso, si se llega a destino con niños, habrá que averiguar si el hotel cuenta con servicios para los más chiquitos: guardería, club de juegos y menú infantil, entre otras cosas.

Natal Brasil

Existen hoteles sólo aptos para mayores de 18 años. Ideal para quienes no quieren gritos, llantos, piscinas agitadas ni chicos corriendo a su alrededor.

También es importante averiguar la ubicación del hotel que elijamos. Si bien muchas veces los viajeros eligen un All Inclusive con la idea de no moverse de allí, otros desean conocer los atractivos cercanos. Entonces, averiguar sobre la ubicación del establecimiento nunca está de más, y también saber si cuenta con servicio de transporte propio, la cercanía del transporte público o el precio de los taxis desde allí.

Con respecto a las comidas, los hoteles all inclusive tienen diferentes modalidades para las comidas: el desayuno, el almuerzo y la cena buffet que no necesita ningún tipo de reserva y se sirven en un gran salón, los snack bar que ofrecen comida rápida en la playa o cerca de la piscina y, por último, los restaurantes a la carta que requieren reserva y suelen ofrecer distintos tipos de cocina (italiana, japonesa, mexicana, etc.).

Las bebidas son un tema aparte. Canilla libre todo el día de bebidas con y sin alcohol. Un buen consejo para llevarse la bebida a la playa o piscina, tenerla siempre fresca y no tener que pararse demasiado seguido a buscar algo para refrescarse, es llevar un vaso térmico.

Diversión y entretenimiento

Si además de playa buscás diversión, actividades y deportes, los All Inclusive también cuentan con una completa agenda de actividades. En general, incluyen la mayoría de los deportes, aunque los deportes acuáticos a motor y el golf suelen tener cargos extras.

Los animadores suelen invitar a los huéspedes a sumarse a juegos, clases de baile, concursos y torneos de algún de deporte. Y los espacios para chicos suelen entretenerlos largas horas por día, e incluso preparar campamentos, noches de cine, tardes de aventura y muchas cosas más.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!