Retuvieron más de 400 litros de alcohol en las playas de Mar del Plata

Excesos con el alcohol en Mar del Plata, tanto conduciendo como en momentos de disfrutar la playa

El 60% de los más de 500 vehículos secuestrados en enero en Mar del Plata durante controles de tránsito fue retenido porque sus conductores habían consumido alcohol.

Y durante el último fin de semana se agregaron otros tipo de controles. La Municipalidad local comandó un control exhaustivo en los accesos a las principales playas públicas. Se revisaron hasta los termos de los turistas y se clausuraron dos negocios por venta de alcohol fuera del horario permitido.

Mar del Plata dejó de ser la ciudad costera en la que los jóvenes llevaban sus botellas de cerveza en una heladerita y se pasaban la tarde bajo el sol bebiendo alcohol

Un exhaustivo control diario comandado por la Municipalidad de Pueyrredón e iniciado en la tarde del viernes, dejó un saldo de más de 400 litros de alcohol secuestrados en tres días.
Los agentes de seguridad chequearon bolsos, bolsas de supermercado, botellas de plástico, botellas térmicas y hasta el líquido de los termos para intentar evitar así que la playa se convirtiera en un escenario de posibles conflictos.

Si bien las normas de la ciudad indicaban que el consumo de alcohol dentro de la playa estuvo siempre prohibido, los vecinos locales aseguraron que en las últimas horas de la tarde, Playa Grande se transformaba en un “boliche a cielo abierto”.


La cerveza parece ser la vedette del lugar, mientras que se llegan a preparar tragos y algunos jóvenes hasta llegan con botellas de champagne.

“Este tipo de operativos se van a llevar a cabo de manera constante en las playas con el único fin de permitir que aquellos que vayan a la playa, lo hagan para disfrutar con los elementos que son propios del esparcimiento en un lugar público”, explicó el subsecretario de Inspección General local, Emilio Sucar Grau.

Durante la primera jornada, se desarticuló una fiesta realizada entre Playa Grande y Playa Chica protagonizada por 30 jóvenes en la que abundaba el alcohol y la música a todo volumen. Sólo en ese hecho, se secuestraron 50 litros de bebidas alcohólicas.

Durante el sábado se llevó a cabo el programa llamado “Tomemos buenas medidas”, con el que se intenta concientizar a los turistas sobre las consecuencias y los peligros del consumo excesivo de alcohol.

La reacción del gobierno marplatense apareció después de la batalla campal vivida en la playa de Villa Gesell durante los festejos de año nuevo, donde se enfrentaron de manera violenta policías locales y decenas de jóvenes.

“Lo que buscamos es que se respete la ley”, añadió Sucar Grau.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!