Un hombre construyó una iglesia en NZ solo con árboles vivos

“Tree Church” es una iglesia que tiene capacidad para un centenar de personas. Fue construida en la región de Ohaupo en Nueva Zelanda. Para realizar esta obra, Cox escogió árboles de té australiano para las paredes y para el techo los alisos por lo flexibles que son.

Tal como se observa en el video de YouTube, lo que queda del terreno está decorado con hermosos jardines y un toldo hecho con un paracaídas militar.

Los jardines y los laberintos que se ven en el clip de YouTube están inspirados en la antigua ciudad bíblica de Jericó y son utilizados como locaciones para sesiones fotográficas.

La idea inicial de Barry era reservar el templo para él mismo, para tener un rincón apartado y tranquilo en el que reflexionar. Pero no pudo decirle «no» a su sobrino que le pidió permiso para casarse allí.

Después vinieron otros familiares, otros amigos y otras parejas que también querían disfrutar de la iglesia, al menos durante unos minutos. Así que el artista ha cedido a la presión popular y, desde el pasado mes de enero, su magnífico edificio está abierto a visitas del público. Incluso tiene su propia página de presentación.

Seguí leyendo:

El lado más bello de Nueva Zelanda

5 lugares imperdibles de Nueva Zelanda

La iglesia asturiana que se transformó en “templo de skate”

La iglesia más extraña del mundo

Conmovedor: el milagro que convertirá en Santa a la Madre Teresa

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!