Se multiplican las denuncias por estafas con la “Flor de la Abundancia”

Se difunde a través de las redes sociales como un “mecanismo de inversión” que promete un rápido y elevado retorno a cambio de un aporte inicial. Piden que se haga la denuncia penal.

Esta vez fue en La Rioja, una provincia al norte de la Argentina. Pero los casos se multiplican y se difunden estafas en distintos rincones del país y la región: hay víctimas en Chile, Paraguay, Mexico, Colombia y en varias ciudades de España. Se trata del círculo conocido como la “Flor de la Abundancia”, que acaba de cobrarse nuevas víctimas: la denuncia alumbra una estafa que ronda los 7 millones de pesos.

Este último capítulo de una historia que acumula varios más se produjo en Chamical, una ciudad riojana que no sale de su asombro ante la noticia. Allí, una mujer armó una versión del ya famosa “cadena de ahorro”, que exige para ingresar un depósito de 18.000 pesos. Se estima que hay entre 300 y 400 afectados, quienes nunca recibieron el dinero prometido. Hay una denuncia conjunta de 40 damnificados pero la presunta responsable se fugó y tiene pedido de captura.

Se trata de un supuesto plan de inversión que promete grandes y rápidas ganancias. Se difunde en las redes sociales. También se lo conoce como telar o mandala de la abundancia

La mujer les había propuesto ingresar al círculo de la “Flor de la Abundancia” poniendo 18 mil pesos cada uno, con la promesa de que recibirían 146 mil pesos, es decir, 8 veces el monto invertido. Sin embargo, nunca cobraron dicho monto y la mujer “desapareció”.

La estafa, que en febrero de 2016 comenzó a diseminarse en Mendoza y meses después llegó a la Ciudad de Buenos Aires, se expande de boca en boca entre conocidos a través de las redes, ya que la confianza es central para la conformación de la estructura que se presenta como una flor.

Se ingresa con 2.000 o 3.000 pesos y una vez que se entregaron la persona es agregada a un grupo de Whatsapp donde están todos los miembros del telar

 

Una estafa que se repite

“La Flor de la Abundancia” acumula gran cantidad de denuncias. Se trata de un supuesto plan de inversión que promete grandes y rápidas ganancias que, en general, se difunde en las redes sociales.

Tan expandido está que la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) generó un alerta sobre el tema para prevenir más estafas. Y pidió que las personas que hayan sido atraídas por esos mensajes y crean haber sido víctimas de una estafa presenten una “denuncia penal” ante las fiscalías de la ciudad correspondiente.

La Procelac advirtió que “el dinero ingresado al círculo no se destina a ninguna actividad que genere utilidades”, por lo que “lo posibilidad de generar ganancias” depende exclusivamente de lo que ingresen nuevos aportantes. Y remarcó que “la captación pública de dinero” es una actividad que prohíben las leyes de la Argentina, y que requiere autorización de las autoridades competentes” como el Banco Central o la Comisión Nacional de Valores”.

La dificultad para resarcir a los damnificados y sancionar a los que impulsan estos engaños es que, por la propia naturaleza de la “Flor de la Abundancia”, no existen contratos ni documentos firmados por los participantes

 

Engaños anclados en buenas causas

Camuflados de discursos feministas o de búsquedas trascendentales, los telares, mandalas o flores de la abundancia –distintas formas de llamar a la misma estructura– son estafas de tipo piramidal.

La propuesta es entregar una suma de dinero –entre 2.000 y 18.000 pesos– a quien está en centro de la flor, para luego ir escalando niveles hasta llegar ser quien recibe el dinero de los nuevos aportantes.

Los telares, flores o mandalas funcionan bajo dos discursos: los primeros eran sólo para mujeres y la captación estaba teñida de conceptos feministas. Hablaban de empoderamiento de las mujeres, de confianza, de solidaridad

Los telares que admiten personas de ambos sexos apelan a conceptos como circularidad, Universo, energía y a la figura del mandala, como síntesis de “una forma diferente de concebir el mundo”.

La estructura consta de cuatro niveles o elementos: tierra, aire, fuego y agua. Solo quien está en la zona de agua es quien puede retirarse con el dinero y salir del grupo, tras lo cual otro de los integrantes puede tomar ese sitio.

“Agua” es el centro de la flor y quien recibe el dinero; “tierra”, son los dos pétalos que rodean el centro; “aire” son los cuatro pétalos que rodean a las “tierras” y que tienen la tarea de conseguir cada uno dos aportantes, que se convertirán en los ocho “fuegos”.

Una vez que el agua (el centro de la flor) recibe el dinero de los ocho fuegos, se retira y el esquema se divide en dos nuevas estructuras donde cada uno de los “tierra” se convertirá en el centro de una nueva flor ocupando el lugar de “agua”.

En estos dos nuevos telares o flores, los cuatro “aires” se convertirán en “tierras” (dos en una flor y dos en la otra), y los fuegos se transformarán en “aires” (cuatro en una flor y cuatro en otra), y deberán conseguir cada uno dos nuevos fuegos para completar la flor o telar.

Si cada telar completo está conformado por quince personas (un agua, dos tierra, cuatro aires y ocho fuegos), sólo para que ganen éstas deberían completarse otros 14 telares y participar 112 personas nuevas. Así la estructura debería reproducirse hasta el infinito para que todos ganen. ¿Qué pasa si no completo el telar o la flor de la que participo? Se pierde el dinero puesto.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!