Cumbre de alcaldes #Urban20: oportunidades de la nueva longevidad

Entre el 29 y 30 de Noviembre pasado se llevó a cabo en Buenos Aires una reunión que congregó a los alcaldes o “mayors” de muchas de las principales ciudades del mundo. Fue un encuentro relevante. Que quienes gobiernan los grandes centros urbanos se reúnan para compartir experiencia y planificar el futuro no es poco teniendo en cuenta que la urbanización es una de las grandes mega tendencias del mundo actual.

De hecho, ya en 2016 la mayor parte de la población del mundo era urbana, un 54%, cuando apenas unos años antes en 2005 era el 49%. Esta situación no declinará, por el contrario: se espera que para 2050 se aproxime al 70% y que sean muy pocos los países que tengan mayoría de su población viviendo en un entorno rural.

Escenarios urbanos como la ciudad de Buenos Aires, Madrid, Rio de Janeiro o Tokio encierran muchas oportunidades pero también desventajas y desafíos especialmente para una región como América Latina que es una de las más urbanizadas del mundo. No en vano el Banco Interamericano de Desarrollo tiene entre sus iniciativas más pujantes y desde hace unos años, al Programa de Ciudades Emergentes y Sostenibles.

Sin embargo, esta tendencia a la urbanización no está sola como mega tendencia. Es más, hay otra que además es convergente con el crecimiento de las ciudades y es la transición demográfica: el envejecimiento de la población. El número de personas mayores cada vez es más numeroso y se concentra en las ciudades.

En Buenos Aires el 22% de las personas que la habitan son mayores de 60 años, un porcentaje muy similar al de Milán, Barcelona o Tokio. Solo en Londres se espera que para 2035 los mayores de 60 años sean casi la mitad de sus habitantes

La reunión fue de tal envergadura que entre los asistentes se contaron los alcaldes de ciudades como las ya mencionadas además de Paris, ciudad de México, Nueva York o Beijing entre otras. Los ejes temáticos que se desarrollaron en esta cumbre incluyeron la integración social, el empoderamiento de las mujeres, el futuro del empleo, el acceso al financiamiento y también la acción por el clima.

Podés leer: El secreto de la longevidad: cómo envejecer con salud

Sabemos que urbanismo y personas mayores son dos caminos que convergen, pero cómo las personas mayores podrían aportar con su capital humano y experiencia a estos ejes temáticos y por tanto al desarrollo es el gran desafío.

Lo primero es que el futuro es femenino. A mayor edad son más las mujeres en nuestra sociedad, por lo cual el perfil de las personas mayores tiende a ser el de una mujer que, además, hace tiempo suele ejercer las funciones de gestora, ecónoma y líder del hogar

La mujer, por lo tanto, tiende a tener un empoderamiento natural que no siempre es visible y aprovechado. Por si fuera poco, la mujer tiende a sobrellevar mejor la soledad o la viudez, lo que hace que esté más integrada a la sociedad. Esto último, la integración social –otro de los ejes temático–, es relevante.

El 15% de los mayores de Argentina suelen hacer trabajo voluntario (la mayoría son mujeres) bastante alejado al 40% de los británicos o más del 50% de los norteamericanos; sin embargo es un trabajo que aporta mucho y se conoce poco

Además, se sabe que las personas mayores integradas socialmente, al estar más satisfechas y felices con su vida, suelen gastar menos en salud, lo que facilitaría re direccionar recursos financieros a otras áreas y así mejorar el acceso a financiamiento – el tercero de los ejes temáticos – en cuestiones prioritarias. Como se ve ya son tres de los cinco ejes donde las personas mayores tienen mucho que aportar.

Podés leer: De qué hablamos cuando hablamos de “nueva longevidad”

¿Qué ocurre con el mercado laboral? Aún se escucha mucho sobre la falacia laboral cuando se cuestiona el trabajo de los mayores argumentando que limitan las oportunidades de los más jóvenes. La realidad muestra que hoy el mercado laboral está integrado por cinco generaciones, desde el joven de 18 años al adulto o adulta de 80 que trabaja a tiempo parcial. Por cierto, una labor que hace que el adulto mayor no solo pague impuestos, sino que, además, consuma menos recursos prestacionales del Estado y al estar activo e integrado socialmente este más feliz… Y este es un fenómeno que seguirá por muchos años moldeando el futuro del mercado laboral, otro de los ejes temáticos.

Por si fuera poco, la evidencia muestra que un trabajador mayor muestra una importante fidelidad al empleo. Puede también que sea más lento en sus tareas que el empleado joven pero suele tener menos errores y es un gran transmisor de memoria institucional

No parece desdeñable tener empleados con estos valores en esta época cierto? Y así, con este importante capital de conocimiento y experiencia perfectamente pueden transformarse en fuentes autorizadas que transmitan sus vivencias sobre lo importante de cuidar aspectos como el cambio climático – otro eje temático de la reunión – donde mucha de la responsabilidad está en la acción del hombre.

A pesar de todo lo bueno que podría haber aportado una óptica que considere la transformación que están provocando las personas mayores, este grupo estuvo ausente en la mesa de discusión, sus documentos y la Declaración final. Pareciera ser que aún seguimos observando la realidad y pretendiendo entenderla con cierta miopía. Hubiese sido muy interesante preguntarle al alcalde de Rio de Janeiro como afrontan el cambio de un barrio emblemático como Copacabana que hoy es el núcleo de Brasil con mayor envejecimiento poblacional. Quizás también preguntarle al alcalde de Tokio, la capital de país más envejecido del mundo, qué desarrollos tecnológicos están implementando para que sus mayores vivan más seguros, y por qué no que Anne Hidalgo la alcaldesa de Paris comparta cuáles fueron las lecciones aprendidas que dejo la canícula de 2003 que dejo más de 14.000 muertos, muchos de ellos en Paris, muchos de ellos adultos mayores.

Sin dudas la Cumbre Urban 20 nos dejó muchas cosas buenas en un escenario global cada vez más complejo. Ojalá haya oportunidad en la próxima Urban 20 para integrar el eje “Personas mayores” que, por lo visto atraviesa la agenda pública en varias dimensiones y que, hasta hoy, permanece ausente. Está a la vista que no es tema menor.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!