El Sol en Capricornio: el horóscopo para cada signo del zodiaco en enero

¡Alerta! Mercurio retrógrado: signo por signo, claves para evitar sus efectos negativos.

Capricornio es un Signo Cardinal de Tierra, regido por Saturno. Este año el Sol atravesará esta constelación desde el 22 de diciembre hasta el 21 de enero, cuando ingrese en el signo de Acuario.

El Ingreso del Sol en Capricornio marca el inicio del invierno y el día más corto del año en el hemisferio Norte; en cambio para nosotros, en el hemisferio Sur, es el día más largo del año y corresponde al inicio del verano.

La Cabra montés (o Capricornio) es una figura arquetípica que desde la remota prehistoria hasta nuestro tiempo se ha considerado como un símbolo, trepa hacia las cumbres de las montañas y desde su alta roca contempla mejor que los mortales, la luz del sol.

Asociado con el invierno, su regente, Saturno, fue identificado por los romanos con el planeta más lejano, más frío y más lento, con lo cual se convirtió cada vez más, en pinturas y mitos en un hombre anciano, y más tarde en la muerte con su clásica guadaña, se ha convertido en el dios de la depresión y la melancolía, un viejo personaje que nos amonesta sin cesar con el recordatorio de la muerte. En la Edad Media también se representó a menudo a los hijos terrestres de Saturno, o sea, los nativos de Capricornio, como mendigos flacos y viejos, quienes con aire disgustado caminaban hacia el ocaso de su vida. De las edades del hombre, Saturno rige la vejez.

 

Los escorpianos

Las virtudes de Capricornio están asociadas a la autodisciplina, la precaución, la frugalidad, la perseverancia y el trabajo duro para coronar sus ambiciones. Como es un signo Cardinal, tiene capacidad para tomar decisiones, concretarlas y plasmarlas. Están dotados de un espíritu de resistencia y voluntad admirables.

Un capricorniano con una Carta Natal armónica mostrará destacadas virtudes: responsabilidad, sentido del deber, perseverancia, constancia, planificación, sana ambición y profesionalidad.  Sin embargo, cuando el conjunto de la Carta resulta inarmónico, prevalecerán los defectos: desconfianza, rigidez mental, recelo, frialdad, avaricia, ambición, exceso de rigor y egoísmo y tendencia al aislamiento.

 

Plutón en Capricornio

Plutón, el planeta de los cambios y transformaciones, continúa en Capricornio transformando este signo y beneficiando a los nacidos en el segundo decanato de Virgo y Tauro con cambios profundos y definitivos. También –aunque menos notoriamente- el planeta de los cambios influye en primer decanato de Escorpio y Piscis. Cuando transita este planeta sobre puntos sensibles del tema natal, se vive un proceso lento de transformación durante un largo período de tiempo.  Las experiencias vividas son profundamente transformadoras. Plutón es un planeta que está presente en todo proceso de destrucción, y regeneración, para llevarnos luego a un estadio superior. Puede ser indicador de cambios, traslados, mudanzas o beneficios económicos cuando se reciben sus influencias de forma armónica.

Para los nacidos en el segundo decanato de los signos cardinales (Aries, Libra, Cáncer) aunque existe la misma necesidad de cambio, como se trata de un aspecto inarmónico, se presentan más esfuerzos y desafíos. Las cosas no se producen tan naturalmente y habrá que superar obstáculos empleando la voluntad y la creatividad. Los nativos de Capricornio que atraviesan el paso del planeta de las transformaciones y los cambios (Plutón) sobre el Sol, reciben el efecto de una metamorfosis profunda, pueden vivir cambios personales o de orientación en la vida. Deben descartar todo lo que no sea auténtico o sólidamente fundamentado. Se deben evitar las exigencias excesivas, la intransigencia, y adquirir conciencia de los propios errores sin culpar ni dañar a nadie. Si eligen bien el rumbo, los logros pueden ser extraordinarios.

 

Urano directo en Aries

Urano se pondrá directo el 29 de diciembre en el grado 20° de Aries, desde allí seguirá enviando sus innovadores efluvios a los signos de Fuego Sagitario y Leo. Esa influencia la recibirán, fundamentalmente, los nativos del segundo decanato. Géminis y Acuario también se ven favorecidos por Urano que, desde un ángulo afín, aumentará sus deseos de libertad, innovación, renovación y cambios. Puede suceder que algo se resuelva de forma repentina o inesperada. A menudo es el paso de Urano el que empuja a liberarse de ataduras, a no sentirse trabado para a tener la impresión de que se abre un nuevo horizonte. Urano es impredecible e imprevisible. Simboliza lo que perturba, lo que rompe el orden establecido; por lo tanto, si el influjo es armónico, producirá resultados favorables y pueden traer consigo el súbito final de una preocupación.

Para los otros signos Cardinales (Libra, Cáncer, Capricornio) Urano estará presente en todo acto cortante y brusco (con tendencia a lo inesperado), pero reflexionando en la razón de sus influencias, hallamos que sus actos propenden hacia la libertad.  En relación a estos últimos Signos, esa influencia no será tan fluida, puede haber cortes, dificultades y tropiezos, aunque la necesidad de libertad persiste. También puede haber una tendencia a sentirse tenso o nervioso, Urano está relacionado con el sistema eléctrico del organismo, cuando se recibe una influencia adversa de este planeta, debemos tratar de estar más relajados y controlar las tensiones.

Aries vive un tiempo de cambios imprevistos, aparecen oportunidades de conocer personas diferentes, Urano simboliza las acciones rebeldes, así como revolucionarias e inconformistas, estará presente en este signo a través de las experiencias súbitas, repentinas, pero, sobre todo, innovadoras.

 

Saturno en Sagitario

Los pasos de Saturno tienen una gran importancia sobre el destino del ser humano tanto por la larga duración de los efectos de este planeta como por su carácter determinante. Su papel es el de ordenar, organizar y estructurar la existencia a unas condiciones concretas, a dotar de seriedad, de perseverancia y de sentido de la organización.  Los buenos tránsitos de Saturno señalan siempre progresos obtenidos por meritorios esfuerzos, así como por la puesta en práctica de virtudes y de principios sólidos. Saturno transitando Sagitario beneficia, estructura, ordena y organiza enviando su energía desde un ángulo afín a los nativos de los primeros grados (días) de los signos de Aries y Leo, así como también, y en menor medida, a Libra y Acuario.

Para Sagitario, Géminis, Piscis, Virgo, sobre todo aquellos nacidos en el tercer decanato los efectos de Saturno disonante pueden presentarse como un período de grandes desafíos donde todo se retrasa, se limita, o cuesta un esfuerzo adicional.  Saturno está asociado con rechazos, así como, con obstáculos, caídas de posición, pérdidas materiales. Es un tránsito que nos enseña a reconocer, apreciar el esfuerzo y encarar la vida con mucha madurez, seriedad y responsabilidad, adoptando las actitudes y decisiones que la lógica y la razón indican, sea cual fuere el área de vida afectada. Saturno nos demandará siempre organización, constancia, paciencia y disciplina para soportar las pruebas y lecciones que sin duda siempre trae, pero también toda aquella labor que exija tiempo, esfuerzo y dedicación puede ser coronada con éxito durante este tiempo.

 

Júpiter en Libra

Júpiter el gran benéfico del zodiaco, el planeta de la expansión, del crecimiento continúa su periplo por Libra, el signo de la diplomacia, el arte y las relaciones hasta octubre del 2017. Con Júpiter en Libra se unen la benevolencia de Júpiter con lo agradable de Venus. A esa energía se la puede relacionar con gran sociabilidad, diplomacia, entusiasmo por el arte, por las cosas culturales un espíritu de justicia no desprovisto de clemencia y de generosidad, buen humor y aptitudes simpáticas que reducen los antagonismos.

Los tránsitos de Júpiter sincronizan con momentos de desarrollo, de expansión, de oportunidades. Cuando forma buenos aspectos generan suerte, éxito, buena fortuna, abundancia de bienes.

Reciben esta influencia de forma favorable Libra, Acuario, Géminis, así como también Sagitario y Leo.  Estos tránsitos ejercen una influencia muy benefactora sobre el estado de ánimo que se vuelve más optimista, entusiasta y lleno de alegría de vivir. Representan también oportunidades, facilidades, crecimiento y viajes.

Capricornio y Cáncer en cambio, reciben a Júpiter desde un ángulo desfavorable. Cuando los aspectos de Júpiter, son disonantes, son nocivos por su lado excesivo, empujan al sujeto a exagerar, a correr riesgos por espíritu de lucro o para hacerse valer o, empuja a exagerar, o a correr riesgos por su necesidad de independencia o por una tendencia a llevar una clase de vida que sobrepasa los medios de los que se dispone.  El tránsito por Libra puede aportarle a Aries beneficios de parte de la vida conyugal o procurar buenas oportunidades de unión o asociación

 

Venus en Piscis

Venus ingresa al signo de Piscis el día 4 de enero y permanecerá en este signo hasta el 4 de febrero que será cuando ingresa a Aries.

El tránsito de Venus por Piscis, signo de su exaltación, donde el planeta del amor y del placer brindará sus mejores cualidades, favorece la expresión de afectos de manera sensible, idealista, emocional, artística, inclina al confort y a veces tiende un poco a la indolencia. Venus en Piscis une la bondad y la belleza venusinos con el altruismo pisciano. Este tránsito beneficiará especialmente a los signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis. También se verán favorecidos Tauro y Capricornio pero en menor medida: la estabilidad hogareña pasará por un momento inmejorable. El bienestar material acompañará a reconfortantes decisiones sentimentales. Las relaciones estarán impregnadas de romanticismo y de amor impersonal.

En cambio, reciben este paso desde un ángulo adverso, los signos de Virgo, Sagitario, Géminis, los sentimientos no pasarán para ellos por los mejores días, tampoco son, para estos signos, tiempos especialmente propicios para la actividad social, reunirse con amigos o hacer propuestas sentimentales. Con este contacto tampoco deberían hacerse especulaciones financieras o gastos imprudentes que solo sirvan para gratificar deseos momentáneos.

 

Mercurio retrógrado entre Capricornio y finales de Sagitario

Se dice que un planeta está retrógrado, cuando su movimiento visto desde la Tierra parece que fuera en retroceso, es entonces cuando su influencia se debilita. Mercurio es el planeta que para la astrología representa los principios de la comunicación y la reflexión; es el que gobierna nuestros intereses, habilidades, el que se relaciona con nuestros desplazamientos, nuestra adaptabilidad, el que rige la enseñanza, la educación, nuestro entorno inmediato, los vecinos, hermanos, el transporte, los mensajes y todas las formas de comunicación escrita u oral, tales como correo, correo electrónico, teléfono, papeles y contratos. Todas esas áreas pueden verse turbadas o alteradas durante este período.

Cuando Mercurio se pone retrógrado, cualquier circunstancia que comience en esos momentos podrá no resultar como pensábamos en un principio, ya que la retrogradación representa un periodo en el cual los conceptos asociados al planeta dificultan su expresión.

En esta ocasión, al estacionarse y comenzar su movimiento retrógrado, Mercurio estuvo en el grado 15° de Capricornio, (mitad del Segundo decanato) hasta el grado 28º de Sagitario (fin del tercer decanato). Mercurio retrógrado en el cielo es momento para revisar, reordenar, recapitular lo que ya hemos hecho, terminar lo pendiente pero no para comenzar nada. Habrá que cuidarse muy especialmente de no tomar decisiones apresuradas en este período porque sus consecuencias pueden no ser felices. Como cada vez que Mercurio retrograda habrá tendencia a las equivocaciones. Por ello habrá que tratar de evitar errores de juicio, no seguir los impulsos porque pueden darse malos entendidos, revisar bien papeles y documentos para no incurrir en descuidos. En los días en que está Mercurio retrógrado, no es recomendable iniciar acciones que estén relacionadas con papeles, trámites, asuntos comerciales o servicios porque puede haber complicaciones. Se aconseja postergar los análisis o exámenes clínicos sujetos a diagnósticos o resultados por escrito, ya que se pueden ser susceptibles a errores. Tampoco conviene comprar automóviles ya que puede traer problemas posteriores. Sin embargo, si nos detenemos a reflexionar pueden ser tiempos muy creativos donde nos volveremos más intuitivos, receptivos y nos resultará provechoso.

Mercurio estará en su fase de retrogradación entre el 19 de diciembre y el 8 de enero.

Aunque Mercurio retrógrado nos aqueja a todos en general, este tránsito afectará fundamentalmente a quienes hayan nacido aquellos que hayan nacido entre mediados del segundo y fin del tercer decanato de Capricornio, Aries, Cáncer y Libra y aquellos que hayan nacido a los últimos días de los signos de Sagitario, Géminis, Virgo y Piscis por lo que será preferible evitar, durante este período cualquier iniciativa de las mencionadas.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!