Qué significa el inicio del año astrológico

Por qué el equinoccio de otoño marca el inicio del año nuevo astrológico.

El Sol, en su curso aparente anual, describe un círculo achatado en sus polos llamado eclíptica; los otros planetas describen otros tantos círculos semejantes al del Sol, llamados órbitas. Habrá entonces una órbita para cada planeta que vistas desde la tierra no se diferencian de la órbita solar sino por su inclinación, que no sobrepasa los 8° 30 minutos.

Por tal razón, el papel de la eclíptica es muy importante, tanto en astrología como en astronomía, porque es el círculo que sirve de base para las coordenadas celestes.

Te puede interesar: Mercurio retrógrado 2022: fechas claves, signos y qué esperar

El plano del Ecuador terrestre proyectado sobre la esfera celeste da lugar al llamado Ecuador celeste. El plano del Ecuador celeste y el de la eclíptica se cortan en dos puntos opuestos. Ahí se producen los llamados equinoccios, definidos como el momento en que el Sol alcanza el punto en el cual el plano de la eclíptica intercepta el plano del Ecuador.

Ese punto, llamado punto vernal, marca el inicio de la primavera en el hemisferio norte, y con ella, el inicio del año astrológico. Al mismo tiempo indica la entrada del otoño en el hemisferio sur.

La palabra equinoccio deriva del latín “equi” (igual), “nox” (noche) porque en este momento el día y la noche tienen la misma duración.

Leer más: Guía astral 2022: los tránsitos más importantes y sus efectos

El Sol en su recorrido anual por la eclíptica marca el comienzo de las estaciones. Estos están indicados por los signos cardinales: los signos representan entonces inicios, en eso estriba la importancia tanto de los equinoccios que marcan el inicio de la primavera y el otoño como de los solsticios que marcan el inicio del invierno y verano respectivamente, cuando el Sol alcanza su máxima latitud norte o su máxima latitud sur.

Las cartas del cielo levantadas para el momento exacto del ingreso del Sol a los signos cardinales -llamados también ingresos solares- contienen, según la capital del país para la cual son domificados, las tendencias generales del trimestre relacionadas con la nación en cuestión.

Esos ingresos, que son llamados puertas o cuartas del año, se utilizan también para predecir el clima social de cada lugar, la temperatura, la meteorología, alguna clase de plaga, enfermedades o guerras.

Podés ver: Horóscopo numerológico 2022: amor, salud y trabajo para cada signo

Aunque habitualmente se trata de temas generales relativos a cada país o región, en su origen la entrada del Sol en Aries -signo de la exaltación del Sol- permitía conocer el estado de los gobernantes.; la entrada del Sol en Cáncer -domicilio de la Luna-, conocer el estado del pueblo. La entrada del Sol en Libra -domicilio de Venus-, lo pertinente a la economía. La entrada del Sol en Capricornio -exaltación de Marte-, para conocer el estado del ejército.

Dentro de las configuraciones para tener en cuenta para la predicción de eventos mundiales también son importantes las cartas de los países, de sus gobernantes, los eclipses, las lunaciones y los ciclos marcados por las conjunciones, especialmente las de Júpiter con Saturno, que en diciembre del 2020 ingresaron a los signos de Aire marcando un cambio de paradigma después de 240 años.

Continuar leyendo: