Diciembre: momento ideal para cerrar ciclos y dejar ir

Finalizar el año nos invita a que reflexionemos acerca de lo ocurrido en el último tiempo, al mismo tiempo que nos llena de buenos deseos para lo que está por venir.

Con diciembre llegan los balances y el momento de hacer un recorrido por lo que fue el último año. Pensamos en aquellas cosas que fueron buenas, las malas, las que nos lastimaron, las que no queremos que nos vuelvan a ocurrir, así también como aquellas que nos gustaría repetir muchas veces más. Solemos darle espacio a la reflexión y a poner en palabras todo lo que aprendimos o cambiamos.

Sin dudas, el fin de año es un momento ideal para aprovechar y hacer esta tarea, aunque a veces algo engorrosa, vale la pena tomarse un tiempo para repensarse.

Es por eso, que el último mes del año se convierte en el mejor momento para agradecer todo lo bueno que nos pasó y también para aceptar, aprender y superar aquellas cosas que no nos hicieron feliz y poder dejarlo ir. También es un buen momento para pedir perdón si sentimos que lastimamos a alguien.

ludovica squirru horoscopo chino 2019

Podés leer: Horóscopo chino 2019: las predicciones de Ludovica Squirru

Todo esto tiene un motivo y tiene que ver con “cerrar ciclos”, que significa dar por finalizados distintos momentos para luego poder continuar. Ya que, si algo que nos lastimó mucho no pudimos cerrarlo a su debido tiempo, en un futuro va a ser algo que nos siga molestando. Por eso es fundamental tomarse un tiempo a solas para pensarlo y así poder ir cerrando capítulos. Si eso continúa sin cerrarse, en algún momento volverá a aparecer y nos generará más dolor.

Para lograr esto, lo primero que tenés que hacer es reconocer y aceptar las diferentes emociones que diversas situaciones te generan para que puedas procesarlas y dejarlas ir. Si bien no es tarea sencilla, hay que aprender a soltar el rencor, a perdonar y a dejar ir.

De esa manera la energía fluirá mejor en tu vida y será la manera ideal de empezar el año siguiente con las pilas recargadas.

Cuando los ciclos se cierran, uno tiene la sensación de liberarse y sentirse más liviano, ya que las emociones negativas hacen que uno se estanque y pensamientos malos invadan nuestra mente. Cuando puedas soltar y dejar ir todo lo negativo, vas a tener espacio de sobra para dejar entrar aquello que te llene de vitalidad, energía y te haga realmente feliz. Pero para eso, es necesario hacerle el lugar.

predicciones 2018

Leé más: Predicciones 2019: cómo será el año próximo según la astrología

Hay personas que pueden realizar este ejercicio sin necesitar de nada concreto pero, en cambio, hay otras que necesitan un acto simbólico para cerrar momento. Por eso, compartimos unos simples pasos para que sea más fácil cerrar etapas.

Ritual simbólico para terminar ciclos

Lo primero que hay que tener en cuenta al momento de cerrar ciclos, es que hay que estar dispuesto a perdonar, dejar ir, superar, sanar heridas y continuar. Nada vamos a poder hacer si no sale de nosotros mismos la motivación.

Para comenzar con el ritual tenés que tomar un papel, un lápiz y una vela, preferentemente blanca, que es el color de la luz, o violenta, que es el color de la transformación.

Para iniciar, recomendamos que te tomes algunos minutos para hacer unas respiraciones profundas y puedas relajar tu cuerpo y mente lentamente. Eso hará que tu energía esté equilibrada al momento de escribir. Una vez que te sientas con paz interior, podés empezar.

También puede interesarte: Teoría de los septenios: qué es y por qué cambia la vida cada 7 años

Tomá la hoja y cortala en tres partes iguales. En la primera escribí “lo difícil de este año” y ahí vas a escribir las situaciones o momentos que te produjeron malestar o tristeza.

En la segunda escribí “lo que quiero agradecer este año” y anotá todo lo bueno que te paso: cosas que te hicieron feliz, momentos de risa y donde compartiste con tus seres queridos, algún viaje importante, entre otras cosas.

En la tercer hoja escribí “lo que quiero soltar este año” y aquí van todas aquellas cosas que es momento de cerrar y dejar ir para que nuestra mente este tranquila. Lo más importante que tenés que recordar es ser honesto con vos mismo al momento de escribir. Nadie va a leerlo, así que es bueno que puedas sincerarte.

Podés leer: Meditación en movimiento: qué es Azul Conscious Movement

Ahora, quemá con la vela los fragmentos de hoja en los que escribiste lo difícil del año y lo que quieres soltar. Pensá que ese acto simbólico de quemarlos representa el cierre de cada uno de esos ciclos y la liberación de las emociones que habían desencadenado en vos hasta ese momento. Mientras lo hagas, sentí como se van desprendiendo de tu cuerpo y de tu mente todas esas sensaciones.

Después guarda la hoja que incluye todo lo positivo que tuvo el año, para que tengas presentes las bendiciones que recibiste. Por último, cerrá los ojos y pedí mucha energía para comenzar bien tu próximo año.

Leé más: Fin de año y balances: por qué no dejar los sueños pendientes para enero

Seguí leyendo: 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!