El mejor alumno del curso desapareció con toda la plata de la fiesta de egresados

Sus compañeros, traicionados, corren riesgo de quedarse sin celebración de fin de curso.

Ocurrió en la Escuela de Enseñanza Media para Adultos Nº 1.299 de Rosario, en donde casi 50 alumnos de dos cursos de quinto año podrían quedarse sin fiesta de egresados por la traición de uno de sus compañeros, quien era el encargado de hacer la recaudación para la celebración.

Nadie nunca se hubiera imaginado que el “chico 10” y “mejor compañero” de la escuela iba a desaparecer con la plata de la fiesta de egresados. Sus compañeros, terriblemente indignados con la situación, avisaron que si no aparece con el dinero en 48 horas lo van a denunciar por estafa.

“Está con nosotros desde primer año. El mejor alumno de la clase, siempre atento y solidario con todos. El típico chico 10. ¿Cómo íbamos a imaginar algo así?”, dice Gisela, una de sus compañeras.

Todo comenzó a fines del año pasado cuando los dos quintos de la escuela se juntaron por primera vez para organizar la fiesta. Marcos se ofreció como voluntario para averiguar precios de salones.

Podés leer: Viaje de egresados: lo que debés saber sobre la Cuota Cero para garantizar un viaje seguro

Al tiempo Marcos llegó a la escuela con un precontrato para celebrar la fiesta el 8 de diciembre de 2018. El lugar le gustó a sus compañeros y Marcos quedó como el responsable de juntar todo el dinero.

Sus compañeros le fueron entregando la plata a medida que podían ahorrar unos pesos. “Somos todos laburantes, a nadie le sobra nada. Pensamos que estaba todo en orden y nos encontramos con la sorpresa de nuestras vidas”, continúa contando Gisela.

Gisela y otras dos alumnas se acercaron al salón de fiestas para asegurarse de que todo estaba en orden y la secretaria les advirtió que debían saldar la deuda cuanto antes para no perder la reserva, ya que sólo se había depositado una mínima parte, 9 mil pesos. Algo no cerraba.

Ni bien salió del salón, Gisela le mandó un mensaje a Marcos, pero el nunca le respondió. Desde ese momento apagó el teléfono y nadie puede ubicarlo. “No volvió más a clase. Fuimos hasta su casa. Hablamos con su familia, pero nadie sabe dónde está. Se lo tragó la tierra”, cuenta la chica.

Sus compañeros calculan que en total se llevó más de 55 mil pesos. Sin ese dinero, la fiesta está en la cuerda floja. La empresa a la que contrataron estiró los plazos de pago, pero necesita aunque sea la mitad de todo el dinero adeudado para mantener la fecha fijada.

viaje de egresadosLeé más: Embargan a agencias de turismo estudiantil: peligrarían viajes de egresados

Por otro lado, emocionados por el gran día de terminar la secundaria, muchas chicas ya compraron los vestidos y los chicos sus los trajes.

“Nos robó mucho más que dinero. Nos robó la ilusión de tener una fiesta de fin de curso, nunca se lo vamos a perdonar”, asegura Gisela. En un primer momento confiesa que todos querían lincharlo, pero ahora lo único que piden es que aparezca y les devuelva su dinero.
Consultaron a un abogado y les sugirió que lo intimaran mediante una carta documento.

Pero, a pesar de la sugerencia del abogado, los damnificados prefirieron hacer público el caso primero para que el estafador aparezca con el dinero que se robó.

Pero como dudan de que Marcos “recapacite”, ya empezaron a organizar actividades para recolectar algo de plata. Este fin de semana harán un bingo en el patio de la escuela. El esfuerzo colectivo —dice Gisela— puede más que una traición.

Quizás puede interesarte: La forma en que los jóvenes toman alcohol genera un daño neurológico irreversible

Si te gustó la nota, seguí leyendo:

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!