El presidente de Mauritania se aburrió y mandó a definir la copa por penales

Se estaba jugando la final de la Supercopa de fútbol de Mauritania entre el FC Tevragh-Zeina y ACS Ksar y entre los espectadores, rodeado de sus colaboradores, se encontraba el presidente de ese país, Mohamed Ould Abdel Aziz.

El partido estaba empatado 1 a 1 y no era del agrado de nadie, cada uno de los equipos estaba mucho más preocupado por defenderse que por atacar y hacían un juego conservador y aburrido.
Lo inesperado ocurrió a los 18 minutos del segundo tiempo cuando de repente el árbitro dio por finalizado el partido y señaló que la Supercopa se iba a definir ahí mismo a través de una típica definición por penales.

Mayor fue la sorpresa cuando se descubrió lo que estaba pasando. Al parecer, la paciencia del presidente Mohamed Ould Abdel Aziz con el tempo de los procedimientos de cada equipo había llegado a su fin, y en lugar de esperar a que el partido termine, “él simplemente ordenó que los dos equipos se salten los minutos restantes”, según la Gazzetta Mundial.

La decisión ha provocado indignación en Mauritania desde el momento en que comenzaron a conocerse las acusaciones de que Abdel Aziz se había puesto impaciente con el lento ritmo del partido, (finalmente ganado por penales por el Tevragh-Zeina) y había mandado a un emisario a indicarle a los organizadores que terminaran el encuentro y se patearan penales para hacer de esa aburrida final un evento un poco más divertido.

De todos modos el presidente de la federación de fútbol de Mauritania, Ahmed Ould Abderrahmane, escribió en un comunicado: “Niego con la mayor firmeza la intervención del Presidente de la República. La decisión fue tomada debido a cuestiones de organización, de acuerdo con los presidentes y los entrenadores de los dos equipos “.

scm2

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo