El “sillón sexual” del Rey inglés más picarón

Antes de ser coronado como Eduardo VII, el Príncipe Albert Edward of Saxe-Coburg and Gotha (Bertie, para los ingleses) tuvo una juventud marcada por el placer y la lujuria.

Cuando en plena adolescencia, a los 13 años, viajó a París junto a su madre, la Reina Victoria se le abrió un mundo desconocido en el que abundaban las mujeres y los placeres carnales. Y allí comenzó una de sus grandes pasiones: descubrir el cuerpo femenino.

Cuando cumplió 23, sus viajes a la capital francesa se hicieron más frecuentes y en una de esas aventuras sexuales, marcadas por excesos y orgías interminables, tuvo una idea. Así fue que mandó a construir un sillón que facilitara las relaciones sexuales con dos mujeres… O más, según indica el diario inglés Daily Mail.

En esos años, Bertie utilizó este “trono del amor” en Le Chabanais, un reconocido burdel del que era habitué. Hoy, y desde hace unos días, forma parte de una exhibición en el Museo D’Orsay.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!