Cande Tinelli y la adicción a los tatuajes: el proyecto “cuerpo entero”

La hija del conductor confió que sus tatuajes se enmarcan en un proyecto de dibujarse toda su piel. ¿Adicción o moda? Advierten que es riesgoso para la salud. Signos de alerta.

Casi no queda en su piel un centímetro sin tintas y dibujos. La hija de Marcelo, Cande Tinelli, sorprende cada vez más seguido con nuevos tatuajes y fotos muy provocativas, que han despertado preocupación en sus allegados.

Convertir la piel en un lienzo a pintar puede ser riesgoso para la salud. Está demostrado que las tintas ingresan a la vía linfática y pueden generar problemas a largo plazo. Los especialistas advierten que hay un daño inmunológico que nadie te advierte.

Sin embargo, y a pesar de las advertencias de dermatólogos y otros especialistas, algunas personas confiesan que no pueden parar de tatuarse. De hecho, Cande Tinelli hasta juega con el tema: “Mi cuerpo arruinado por tinta”, escribió hace semanas en las redes, junto a una selfie en la que exhibe nuevos tatuajes.

Hace poco, hasta se tatuó la frente:  “En la frente me dibujé una palabra en rusa, chiquitita, que ni se ve, está en el cuero cabelludo y nadie la va a ver. Significa ‘frágil'”. NdeR: esta es la palabra que se estampó: хрупкое.

“No soy adicta a los tatuajes, tengo un proyecto armado de cuerpo completo y estoy feliz con lo que me hice y me haré, para mí embellece”

“Lo de los tatuajes de Candelaria puede no gustarme mucho, por ejemplo, pero es algo que yo tengo también, entonces ¿hasta dónde puedo decirle algo? Y además ya es adulta”, dice Marcelo Tinelli.

Cande Tinelli es empresaria, artista plástica y un fenómeno en las redes sociales. Sus posteos tiene miles de likes en horas y marca tendencias entre muchos jóvenes. Tiene casi 3 millones de seguidores en Instagram.

En los últimos meses, además de tatuajes ha mostrado looks diferentes, en los que se nota que ha pasado por el quirófano para algún que otro retoque.

El punto es que, según los expertos, cuando uno empieza a obsesionarse con su aspecto físico, poniendo demasiado allí, la cosa se complica y puede hablarse de adicción. Es más: renombrados tatuadores contaron que tienen clientes con proyectos de cuerpo entero en los que trabajan durantes años.

Los hijos de algunos famosos están bajo la lupa por su propio nivel de exposición. Fue el caso también del hijo de Petinato, que lleva casi una decena de cirugías para parecerse a Michael Jackson.

El hijo de Pettinato se hizo 7 cirugías para parecerse a Michael Jackson

Adicción a los tatuajes: signos de alerta

A algunos les cuesta creerlo, pero aquellos que se someten al dolor de la máquina de tatuar acaban repitiéndolo muchas veces, convirtiéndose en auténticos fanáticos del tatuaje. Es por ello que se habla en muchas ocasiones de adicción a los tatuajes.

Cande Tinelli se tatuó todo el cuello de negro.

Compartimos algunas señalas que revelan una adicción por el mundo del tattoo.

  1. Ahorrás dinero para tus próximos tattoos.
  2. Te fijás en el resto de personas tatuadas para ver qué se hacen y querés imitarlos.
  3. Estrenás un tatuaje nuevo cada año
  4. Cada vez que te hacés un tatuaje ya estás pensando en el siguiente.
  5. No importa si el tatuaje es pequeño o grande, lo verdaderamente importante es demostrar tu pasión por la tinta.
  6. “Aquel tatuaje que vi en el subte…” Han pasado varios días y todavía recordás un tatuaje que tenía un desconocido, y lo convertís en un pretexto más para tomar ideas para tu próximo tatuaje.
  7. Sos el “entendido” del grupo en cuanto a tatuajes y te apasiona hablar del tema.

Advierten que los tatuajes se filtran hasta los ganglios linfáticos

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!