“Mi cuerpo fue, sólo quedó mi cabeza”: si bien su salud empeoró, Enrique Pinti apuesta a seguir trabajando

El actor contó que su diabetes empeoró y que ya no puede moverse por sus propios medios. A los 80 años, hará un show vía streaming con Marcelo Polino.

“Lo único que quedó bien es la cabeza, el cuerpo fue. Una persona me ayuda a bañarme”. Enrique Pinti se sinceró en una entrevista con Marcelo Polino como lo hace siempre. Sin pudores, con honestidad brutal y sin victimizarse, el actor habló sobre su estado de salud. Contó que a causa de una complicación de la diabetes, ya no puede moverse por sus propios medios y que está con algunas complicaciones económicas que lo llevan a ponerse creativo y trabajar en un contexto personal difícil.

Para salir adelante, tendremos la suerte de seguir disfrutando su talento a través de Internet, en un espectáculo vía streaming junto a Marcelo Polino. “Es un show de una hora con Polino contando la historia de la farándula y yo contando la farándula de la historia. Estrenamos el 22 de agosto a las 21 horas y se podrá ver por streaming”, comentó.

Con 80 años y un humor a prueba de cualquier pandemia, el actor explicó que necesita trabajar de algún modo a pesar de la pandemia porque tiene muchos gastos como consecuencia de su enfermedad.

obesidad coronavirus

Además podés leer: Coronavirus y diabetes: por qué puede ser más grave y qué hacer

“Yo tengo un colchoncito de plata ahorrado, pese a que he sido un mal administrador, puedo aguantar cuatro o cinco meses sin trabajar. Pero nueve meses, no”, detalló Enrique Pinti en diálogo con el ciclo radial Esto no es Hollywood.

“Tampoco es cuestión de llegar al final de la pandemia, que no sabemos cuándo va a ser, y estar en cero en el banco a mis 80 años -añadió-. Tengo muchos remedios y médicos que vienen a casa para atenderme, porque no quiero salir, y todo eso cuesta”.

Pinti contó que está pasando la cuarentena en su casa acompañado por el ahijado de su madre, que tiene 7 años menos que él. “Es el que hace todas las cosas -dijo-. Él y una señora que tiene el permiso, porque el departamento es grande”.

Pinti contó cómo ha ido empeorando su estado de salud. “Lo que me pasó con la diabetes este último año es que se me hincharon mucho las piernas. Es un problema de circulación, pero no hay ningún problema de trombosis, según los análisis. Igual, me resulta difícil levantarme o caminar. Camino, pero medio torpe”.

diabetes

Podés leer: Obesos y diabéticos: cómo combatir la vulnerabilidad ante el coronavirus

“Para no caerme en la ducha, lunes, miércoles y viernes, viene una persona, que atendió a mi hermano y que es masajista. Lo volví a llamar para que me ayude a bañarme y a hacer toda una serie de cosas”, detalló. “Perdí toda la vergüenza, porque parece que fuera humillante, pero no. Jorge me hace los masajes y me baña tranquilamente, y a mí no se me cae ningún anillo”.

También te puede interesar: