Las canciones que prohibió la dictadura: recuerdos a flor de piel

Cuando las palabras no bastan, es bueno refugiarse en la poesía. Escuchá las canciones que siguen emocionando y comprometiendo con el recuerdo de un tiempo que no debemos olvidar.

Frente a un nuevo aniversario del inicio de la época más trágica y oscura de la Argentina la memoria nos acompaña. Cuando las palabras no bastan, es bueno refugiarse en la poesía y las canciones que nos siguen emocionando y comprometiendo con el recuerdo de un tiempo que no debemos olvidar.

Vaya aquí, entonces, una breve selección de videos y de algunas estrofas extraídas de distintos temas populares para que recitemos o entonemos juntos:

 

** Si cada hora viene con su muerte
la vida es nada más que un blanco móvil

usted…

preguntará por qué cantamos

Cantamos porque el niño y porque todos

y porque algún futuro y porque el pueblo

cantamos porque los sobrevivientes

y nuestros muertos quieren que cantemos

Cantamos porque el sol nos reconoce

y porque el campo huele a primavera

y porque en este tallo en aquel fruto

cada pregunta tiene su respuesta

** Si en la mirada dura un fulgor

atravesando tanto dolor

yo canto versos de mi sentir

y los condeno a sobrevivir.

Canto, canto;

tan débil soy que cantar es mi mano alzada.

Y fuerte canto, canto;

no sé más qué hacer en esta tierra incendiada

sino cantar.

 

** Todo está guardado en la memoria,

sueño de la vida y de la historia.

La memoria despierta para herir

a los pueblos dormidos

que no la dejan vivir

libre como el viento.

 

** Tantas veces te mataron,

tantas resucitarás,

tantas noches pasarás

desesperando.

A la hora del naufragio

y la de la oscuridad

alguien te rescatará

para ir cantando.

Cantando al sol como la cigarra

después de un año bajo la tierra,

igual que sobreviviente

que vuelve de la guerra.

Sueña, corre y sueña

sueña y nunca dejes de soñar…

 

Podés leer también: