Fútbol, papelón y después: la AFA vuelve a manchar la pelota

A veces cuesta creer lo que estamos viendo en vivo y en directo. La elección de presidente de la Asociación del Fútbol Argentino llevó al extremo la vergüenza que hace tiempo genera en la sociedad el funcionamiento de la entidad que maneja el deporte profesional por excelencia, en la Argentina y en tantos países del mundo.

En medio de una pugna escandalosa, de una conducción que no cesa de acumular denuncias y causas por corrupción, de barrabravas cada vez más poderosas y extendidas, la elección atrajo la atención de millones de argentinos que la siguieron por televisión.

Apenas 75 votos de representantes de clubes de fútbol debían decidir el nombre de quien asumiría el codiciado cargo. Pero lo que se suponía sencillo se convirtió en bochorno mundial: la AFA llegó al punto de “reinventar” las matemáticas. Se contaron 38 votos para cada candidato. ¡Increíble pero real!

Más votos que votantes. votos con irregularidades. Directivos de clubes que se van a las corridas. Una elección suspendida para quién sabe cuándo…

Otro detalle: el voto es secreto, es decir que los votantes no declaran por quién lo hacen, a pesar de ser representantes de entidades que, se supone, son las que deciden cómo deben votar. Esto es, ciertamente, difícil de controlar si el voto no es público, lo que permite todo tipo de maniobras y manejos, ya típicos en ese oscuro ámbito.

La vergüenza crece y la incertidumbre continúa. La pelota, manchada una vez más.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!