“Bomba meteorológica”: España espera olas gigantes y vientos huracanados con la súperborrasca Epsilon

Al llegar a Europa, los restos del huracán Epsilon provocarán una ciclogénesis explosiva, olas de hasta 25 metros y vientos huracanados.

Los expertos son contundentes y no se andan con eufemismos: llega una “bomba meteorológica”. Así describen a la súperborrasca que azotará a España en los próximos días, cuando los restos del huracán Epsilon llegue a Europa. Pronostican una ciclogénesis explosiva, olas de hasta 25 metros y vientos huracanados.

El problema es que el Atlántico Norte está muy activo, tanto en el área tropical, con la tormenta Zeta en el noroeste del Caribe, como en latitudes más altas, donde están los restos del huracán Epsilon, ya en el sur de Groenlandia, degradado a sistema post tropical.

volar seguro

Podés leer: Video: tremendos aterrizajes del avión más grande del mundo con vientos cruzados

La borrasca resultante va a suponer la inyección de una poderosa lengua de humedad y aire cálido que tendrá un gran impacto en Europa, advierten los meteorólogos de Meteored. “Estos ingredientes son una bomba de relojería”, subrayan.

El chorro polar hoy acoge una borrasca en superficie que se va a profundizar próxima a los restos de Epsilon. La combinación del jet stream, ese centro de bajas presiones y lo que queda del huracán, desencadenará una borrasca atlántica descomunal, con un mínimo de presión del orden de 940 hPa o menos. Habrá caídas de presión de 24 hPa en 24 horas o más, es decir, una ciclogénesis explosiva.

Durante este proceso, las olas podrían alcanzar los 19 metros en el norte del Atlántico, al oeste de las Islas Británicas, e incluso superar los 25 metros

Todo esto ligado a vientos de hasta 139 km/h, con rachas superiores. La zona de vientos huracanados (120 km/h) será también muy amplia, con rachas previstas del orden de 160-170 km/h.

tormenta de santa rosa

Podés leer: 10 cosas a evitar durante una tormenta eléctrica

Las zonas costeras atlánticas españolas, Galicia, Cantábrico y Canarias quedarán lejos de la borrasca, pero de forma indirecta se verán afectadas con el oleaje de mar de fondo generado en la lejanía por la superborrasca resultante, con olas de entre 4 y 7 metros en las zonas costeras peninsulares.

La cola de los sistemas frontales generados por la borrasca podrían afectar, especialmente el frente frío, en la zona del noroeste y Cantábrico y sus vientos asociados, pero lejos de los vientos huracanados en el seno de la borrasca resultante.

El oleaje, viento y nieve ponen en riesgo a una veintena de provincias, según informa la Agencia Estatal de Meteorologia (AEMET) en jornadas marcadas por las lluvias y las tormentas en todo el norte peninsular y una bajada generalizada de las temperaturas.

Por fenómenos costeros tienen avisos las provincias de Almería y Granada, Asturias, Cantabria, Lugo, Pontevedra, A Coruña, Ibiza y Formentera, Girona, Tarragona, Guipúzcoa, Vizcaya, Alicante, Valencia y Castellón. Asimismo, Almería, Granada, Tarragona Ibiza y Formentera tienen avisos por viento y Huesca y Lleida por nieve.

Podés leer: Habrían descubierto la causa de las desapariciones en el Triángulo de las Bermudas