Sumá tu firma: piden suprimir los centros de aislamiento comunitario en Formosa

Confinar en lugar cerrado y en condiciones de hacinamiento a miles de personas no sólo viola gravemente sus derechos sino que incrementa el riesgo de contagio
Formosa centro aislamiento

Una petición formulada en Change.org está sumando firmas a ritmo acelerado, superando ya las 52.000. Pide suprimir los denominados “Centros de aislamiento comunitario”, que funcionan en la Provincia de Formosa. La iniciativa surge a partir de las numerosas denuncias sobre la violación de derechos que se producen allí.

Quien plantea el reclamo, Daniel Loza, recuerda que tiempo atrás había lanzado una campaña -que logró la adhesión de casi 52.000 firmas- para que se transparentara y agilizara el ingreso de los miles de formoseños que se encontraban fuera de la Provincia y no podían retornar a sus hogares. La situación se prolongó por largos meses y sólo concluyó cuando la Corte Suprema de Justicia de la Nación le ordenó al gobierno provincial resolverla.

Ahora cuestiona el confinamiento obligatorio al que se somete, por la fuerza, a miles de personas internadas en esos lugares contra su voluntad y, en numerosos casos, sin que se haya establecido que portan el virus que desató la pandemia.

A casi 10 meses de haberse implementado en Formosa la medida cuestionada, dice la petición, ha quedado demostrada su total ineficacia. Es que en ellos se mezclan en un mismo lugar cerrado y en condiciones de hacinamiento personas y grupos familiares de diversa extracción, idiosincrasia y condición sanitaria, algunos con Covid19 confirmado y otros que aún no tienen el resultado, por lo que perfectamente pueden no estar contagiados.

Actualmente, se estima que en Formosa hay 100 centros de aislamiento que albergan a unas 3.000 personas: 600 son casos activos de COVID; 1.300 personas están aisladas “por contactos estrechos”, y entre 800 y 1.000 personas que fueron aisladas preventivamente, por ser “casos sospechosos”.

Los centros de aislamiento comunitarios implican no solo un grave cercenamiento de las libertades individuales, sino también un claro riesgo de aceleración del ritmo de contagios

En paralelo, prosigue la denuncia, se genera terror dentro de la comunidad formoseña, ante el riesgo cierto de ser llevados a la fuerza hacia alguno de esos centros de aislamiento, lo que lleva a que la población intente eludir cualquier campaña de detección activa, con los riesgos que ello implica para la salud pública.

Por esos claros fundamentos se solicita que el Gobernador, Gildo Insfrán autorice de manera URGENTE la realización del periodo de aislamiento en el domicilio particular de las personas, bajo el monitoreo y los requisitos que crea convenientes (protocolo aplicado en el resto de las provincias), dejando aquellos lugares públicos, debidamente acondicionados, para quienes voluntariamente quisieran aislarse en ellos.

Sumá tu firma en este link.

Ficha Limpia

Podés leer: Ficha Limpia: una pequeña gran historia de lucha ciudadana contra la corrupción