Cuarentena oxigenada: la nueva etapa que empezaría en la Ciudad

El Gobierno de la Ciudad adelantó algunas de las medidas que se tomarían a partir de la próxima semana.

A horas del anuncio oficial sobre cómo sigue la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Desarrollo Económico porteño, José Luis Giusti, adelantó algunos detalles sobre la apertura comercial que planean habilitar a partir de la próxima semana, cuando se entre en una nueva fase de la cuarentena ​por el coronavirus. Las medidas tienen que ver con cómo va evolucionando la pandemia en la ciudad.

 

 

“Estamos trabajando para ver de qué manera seguimos encontrando la mejor forma de cuidar la salud. Estamos tratando de generar situaciones que permitan, con el comportamiento de la gente y el cumplimiento de los protocolos, ir abriendo alguna actividad sin que eso perjudique la cuestión sanitaria”, comentó.

Según los trascendidos, varios rubros podrán volver a funcionar, como los comercios barriales de indumentaria y calzado. También está en evaluación la apertura de las galerías de arte y otros espacios culturales y se podría hacer actividad al aire libre por la noche, como el running. A su vez, las salidas con los chicos se flexibilizarían aún más los fines de semana: podrían salir dos días.

Podés leer: Coronavirus: 7 cosas que no deberías volver a tocar en estos meses

Las nuevas medidas están siendo consensuadas con autoridades sanitarias del Gobierno nacional, en medio de una difícil coordinación con el gobierno bonaerense de Kicillof.

Claves de la cuarentena oxigenada

Según fuentes oficiales, analizan cuatro cambios para la próxima prórroga, que regirá desde el lunes:

1) Que pueda volver a reabrir al menos una parte de esos 10.000 negocios no esenciales.

2) Que los chicos puedan salir los dos días del fin de semana con sus padres, en lugar de uno, y sin control por terminación de DNI.

3) La apertura de actividades culturales, como museos y galerías de arte.

4) La habilitación del running, en zonas determinadas, con horarios rígidos y protocolo para evitar contactos.

Los detalles:

  • Locales de ropa: “Recibimos una presentación de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de ir abriéndolos con un protocolo muy estricto. Lo estamos evaluando en aquellas zonas donde no haya aglomeración de gente, es decir, en los barrios. Sin probadores y con un mecanismo específico de devolución de ropa distinto al habitual, donde el comerciante estará obligado a devolver la plata o reintegrar el pago en la tarjeta”.
  • Zapaterías: “Mismo criterio que los locales de ropa. No se prueba en el local. Y estamos evaluando que haya un período durante el cual al devolver la indumentaria nadie se la pueda volver a probar. Los arreglos de zapatos ya estaban habilitados como comercios minoristas”.
  • Peluquerías: “Tenemos el protocolo elevado y la autoridad sanitaria lo está evaluando para ver el mejor momento para liberar, pero se cae de maduro que ahí se genera una situación de mucho contacto entre cliente y peluquero. Por ahora no se habilitará”.

Podés leer: Coronavirus: el riesgo de contagio al aire libre es casi cero

  • Actividad física: “Estamos evaluando la posibilidad de que se pueda salir a correr cuando se termine la actividad comercial en la Ciudad, es decir, a partir de las 20. En principio podrá salir el que quiera, sin división por número de documento, porque a esa hora ya no hay tanto movimiento en la calle”.
  • Salidas recreativas con los chicos: “Se está evaluando la posibilidad de que puedan salir sin importar el número de documento, La gente tuvo un excelente comportamiento y no generó aglomeraciones, aunque todavía no es momento para que los chicos salgan a jugar ni tengan interacción con otros nenes. Por ahora, solo paseo con sus padres”.
  • Mueblerías: “No está entre los rubros en evaluación, por lo que seguirían cerrados”.
  • Los que habían abierto en zonas comerciales y luego volvieron a cerrar: “Estamos viendo la situación de algunos, pero por ahora se mantendrán cerrados. Como pueden hacer delivery, puede haber algunos empleados que vayan a preparar mercadería y generar logística”.
  • Shoppings: “No es una apertura que estemos mirando en el corto plazo, seguramente. Todo depende de la cantidad de contagios y del uso del sistema sanitario. Es obvio que se quiere volver a la normalidad cuanto antes, pero todavía hay otras instancias que no pudieron desarrollarse, como los peluqueros”.

Podés leer: Advierten que los teléfonos móviles son como hoteles cinco estrellas para los microbios

Te puede interesar: