Donald Trump, internado por coronavirus: tiene 74 años, sobrepeso y levantó fiebre

A un mes de las elecciones, el mandatario norteamericano dio positivo para Coronavirus. Tras el anuncio, unos misteriosos vuelos recorrieron la costa estadounidense.

Donald Trump anunció en la madrugada de este viernes que él y su esposa Melania habían dado positivos en el test de Coronavirus. “La primera dama y yo hemos dado positivo por COVID-19. Empezaremos nuestro proceso de cuarentena y recuperación de inmediato. ¡Juntos lo superaremos!”, dijo Trump en Twitter. Por la tarde, tuvo que ser internado por recomendación de sus médicos. Tiene fiebre, tos y congestión nasal, entre otros síntomas.

A 32 días de las elecciones, el candidato a la reelección contrae Covid19. Tiene 74 años y un enorme sobrepeso. La peor crisis presidencial desde que Reagan fue baleado.

Ni bien llegó al hospital Walter Reed, Trump publicó un mensaje grabado en sus redes sociales: “Creo que lo estoy llevando muy bien pero vamos a asegurarnos. Pasará allí “los próximos días”.

El positivo de Trump impacta de lleno en la campaña presidencial estadounidense, cuyos comicios están previstos para el próximo 3 de noviembre. Su equipo indicó en la tarde que todos los eventos que el presidente tenía agendados pasarán a ser virtuales o han sido pospuestos. El vicepresidente Mike Pence, cuyo resultado fue negativo, continuará con sus apariciones.

“Cualquier información adicional sobre el presidente vendrá de la Casa Blanca”, concluye el comunicado del director de la campaña del candidato republicano, Bill Stepien.

Trump ha desobedecido varias de las pautas y recomendaciones de los CDC y de los funcionarios de salud pública, y se ha negado, en gran medida, a usar máscaras o a practicar el distanciamiento social.

Sin embargo, después de que hubo casos positivos anteriores cercanos al presidente, la Casa Blanca instituyó un régimen de pruebas diarias para los asesores principales del presidente. Otros que están muy cerca del presidente y del vicepresidente, incluidos los periodistas, también se someten a pruebas todos los días. De todos modos, esto no fue suficiente.

Apenas unas horas antes de conocerse la noticia se supo que Hope Hicks, de 31 años y una de las asistentes de mayor confianza del mandatario, había contraído el nuevo coronavirus. Ambos viajaron juntos el martes en el avión presidencial rumbo al primer debate presidencial realizado en la ciudad de Cleveland (estado de Ohio) frente al candidato demócrata Joe Biden.

La reñida campaña y la cuarentena

A solo 33 días de las elecciones del 3 de noviembre, el contagio puede provocar complicaciones severas en la campaña del Presidente contra su rival demócrata, el exvicepresidente Joseph Biden. Incluso si Trump permanece asintomático, tendrá que retirarse de la campaña electoral y permanecer aislado en la Casa Blanca por un período de tiempo todavía desconocido ya que si empieza a tener síntomas, la recuperación completa puede llevar varias semanas.

En ese sentido, la primera medida directa que se tomó fue la cancelación de los viajes que Trump tenía previsto realizar en los próximos días por la campaña.

Una visita a Florida, al estado de Wisconsin el fin de semana a y Arizona el lunes, lugares cruciales para la definición de las elecciones. Lo más probable es que  los viajes seguramente sean cancelados. Además, por lo pronto, el segundo debate con Biden, en Miami, el 15 de octubre, quedó en suspenso.

Trump y la Pandemia

Esto ocurre apenas una semana después de que Donald Trump les dijera a los estadounidenses que no se preocuparan por la covid-19 porque “prácticamente no afecta a nadie”, excepto a los ancianos y a las personas con afecciones cardíacas.

De hecho, durante meses Trump dio a entender públicamente que la gripe común es más peligrosa que la covid-19 y se mostró escéptico sobre la gravedad de la enfermedad. “No podemos dejar que el remedio sea peor que el problema”, tuiteó Trump el 23 de marzo, al cuestionar el cierre de la economía por la pandemia y las medidas de distanciamiento social.

“Va a desaparecer. Un día, como un milagro, desaparecerá“, había dicho también sobre el virus.

También podés leer: Ironía brasileña: Jair Bolsonaro tiene coronavirus

Misteriosos vuelos tras el anuncio

En el momento en que el presidente, Donald Trump, anunciaba que él y la primera dama, Melania, fueron diagnosticados con coronavirus se registró que dos aviones Boeing E-6B Mercury estaban volando a lo largo de ambas costas del país.

La cadena Fox News consignó que, hasta el momento, ni el Pentágono ni Comando Estratégico de EEUU respondieron al pedido de confirmación de la información. Sin embargo, afirma el medio citado, “los rastreadores con ojos de águila en las redes sociales dieron cuenta de que un Boeing E-6B Mercury volaba a lo largo de la costa este y otro fue visto en el aire de Oregon”.

Los gobiernos estadounidenses utilizan los E-6 para transmitir instrucciones a la flota de submarinos balísticos que el país tiene en aguas de todo el mundo. Los buques pueden desplegar misiles balísticos lanzados desde submarinos Trident.

También podés leer: