En plena cuarentena: festejan tres bodas judías con más de 150 invitados en Once

Se celebraron esta semana en pleno corazón de la Ciudad de Buenos Aires. En el festejo de hoy, 25 de mayo, los novios terminaron presos.

Las imágenes están dando la vuelta al mundo. Son fotos y videos que muestran al menos dos festejos en el barrio porteño de Once, todos ocurridos esta semana, en plena cuarentena, y un tercero que se festejaba hoy quedó trunco por el allanamiento.

Se ven los novios, un rabino, familias, niños, adultos mayores. Personas de todas las edades disfrutando un casamiento con más de cien invitados. Catering, música, ritos… No faltó nada. En un momento en que están prohibidos por decreto todos los encuentros y festejos, el único que tenía un barbijo puesto es el fotógrafo.

Podés leer: Judíos Ortodoxos: un experto explica las costumbres que refleja la serie de Netflix

Fue una de las tres bodas que se investigan. Los vecinos ya había denunciado otros dos festejos esta semana en el edificio donde vive un rabino, y el gobierno de la Ciudad había advertido que no se celebrara hoy el casamiento anunciado. Sin embargo, la ceremonia se iba a realizar a pesar de las restricciones impuestas para contener el coronavirus. Cuando estaba por empezar, llegó la policía.

Lo había organizado una familia sefaradí ortodoxa. Y habría al menos un policía de la Ciudad investigado por haber sido testigo y no impedirlo. Desde la colectividad judía hubo una condena unánime.

A la boda asistieron un centenar de personas que no respetaron el distanciamiento social ni usaron barbijos. El hecho se suma a otras dos violaciones de la cuarentena para celebrar matrimonios que sucedieron en la última semana

 

Según confirmaron fuentes del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, la última de estas tres bodas estaba organizada para hoy a las 14:30, a pocas cuadras del shopping Abasto. La Agencia Judía de noticias (AJN) precisó que el evento se realizaba en el SUM de un edificio ubicado en Avenida Pueyrredón 954, en el barrio de Once.

Esta tarde, la pareja, dos personas judías ortoxas, terminaron arrestados juntos a varios invitados. Justificaron su “delito” diciendo que ya la habían postergado en marzo y que Dios no permitía un nuevo cambio, algo que luego muchas personas y autoridades de la comunidad desmintieron

Según confiaron fuentes de la causa, la pareja detenida tenían 20 y 21 años y tenían que casarse porque le mujer no podía seguir sumando edad porque podía volverse “vieja” para contraer matrimonio, según las costumbres de esa comunidad.

A la fiesta que trascendió con fotos y videos, y que habría sido en los últimos días, asistieron más de 100 personas, miembros de las familias de los novios y decenas de amigos. Según trascendidos, el novio es el hijo de David Basul, un rabino de la comunidad judía ortodoxa.

Podés leer:  Coronavirus: 7 cosas que no deberías volver a tocar en estos meses

¿Cómo hicieron más de un centenar de personas para moverse durante el confinamiento en la Ciudad de Buenos Aires? Según la información que aporta Radio JAI, habrían contado con ayuda de personal policial, que estuvo custodiando las entradas del edificio.

Según trascendidos, no fue la única: el miércoles pasado 150 personas infringieron el aislamiento para participar de una fiesta de casamiento en la cochera de un inmueble, también en Once, de acuerdo a la información publicada por la Agencia AJN.

Repudio de las organizaciones de la comunidad judía

Eliahu Hamra, presidente de la Federación de Comunidades Israelitas Argentinas, se manifestó en contra de lo sucedido. “La comunidad judía ortodoxa en Argentina repudia esta acción llevada a cabo por particulares en lugares privados que no han cumplido con el aislamiento social, preventivo y obligatorio”, escribió en su cuenta de Twitter. “Desde la comunidad judía ortodoxa en Argentina mantenemos la premisa de seguir con total responsabilidad las medidas e instrucciones de las autoridades sanitarias”, agregó.

 

Por otro lado, el Rabino Yosef Feigelstock escribió una carta a toda la comunidad donde expresó que este tipo de actitudes “va en contra de los mandamientos de la Torah” y aclaró a sus feligreses que está prohibido participar de casamientos, minianim o reuniones.

Según Feigelstock, en la comunidad en la que se llevó a cabo el casamiento hay enfermos, y también hay quien ya descansa en el Bet Hajaim por esta enfermedad. “Si una persona ya estuvo en una de esas actividades, debe quedar aislado de nuestra comunidad por lo mínimo por 35 días (con 14 días no alcanza) y debe cumplir la cuarentena en su casa”, pidió.

Podés leer: Advierten que los teléfonos móviles son como hoteles cinco estrellas para los microbios

Te puede interesar: