Polémica: un juez argentino respaldó la decisión de su hija de cultivar marihuana

“Soy juez penal y mi hija cultiva marihuana”  es el título de la columna en la que Mario Alberto Juliano, juez del Tribunal en lo Criminal 1 de la ciudad de Necochea en Argentina respalda la decisión de su hija de cultivar cannabis para uso personal.

“Mi nombre es Mario Juliano, tengo 60 años y hace 18 que me desempeño como juez penal. Nunca consumí sustancias prohibidas, habitualmente conocidas bajo el rótulo de drogas”, así comienza este juez su explicación de por qué acepta y avala el cultivo de su propia hija.

familia-juliano-2_opt
Foto del Juez y su hija publicada en el sitio – Copyright: Jimena Terán

El juez, quien también preside de la Asociación Pensamiento Penal, generó polémica cuando, en el sitio Cosecha Roja, expresó su orgullo en relación a la “opción de vida” de su hija, cultivadora y consumidora de cannabis.

Es que en la publicación el juez afirma que una de sus cuatro hijas “es cultivadora y consumidora de cannabis”, y sobre ello, comenta: “En otras épocas, quizá no tan remotas, esta circunstancia hubiese concitado la preocupación familiar, el temor a ver `a nuestros hijos´ sumidos en el vicio, frustrando su juventud. Hubiésemos consultado a ‘especialistas’ y, si mal no venía, la hubiésemos obligado a realizar un tratamiento (internación incluida) para encarrilar su vida”.

En ese sentido, la carta agrega que lejos de esa postura, está orgulloso de su hija: “Tengo la certeza que difícilmente se verá involucrada en situaciones riesgosas relacionadas con las drogas”.

familia-juliano-1_opt

Para el magistrado, su hija llamada Luz, también abogada y fundadora de una asociación de Cannabicultores, “no está haciendo ninguna cosa ilegal. Esto está dentro de una ley notoriamente inconstitucional declarada como tal hace 30 años por la Corte Suprema de Justicia”.

Aclaró que “no es consumidor” y añadió que ella asiste a personas “que tienen padecimientos severos y que encuentran en esta sustancia un remedio paliativo”. En esa línea, subrayó que ese “Es un debate que se tiene que abrir”.

Por su parte, la hija del juez también escribió una columna en el mismo sitio donde dice “Tengo 31 años, soy mamá de un nene, abogada y activista cannabica. Empecé a fumar marihuana hace 10 años, con mis amigas y amigos por diversión.”

Además aclara que “Fumo porque me gusta y me hace sentir bien, porque me identifico con la cultura cannábica. Soy usuaria recreativa y también medicinal.”

Y culmina diciendo: “se que no estoy haciendo nada malo, no perjudicó a nadie. ¿Por qué tengo que seguir una ley sin sentido?”

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!