Overbooking, las aerolíneas venden más pasajes de lo debido

No es un error: se decide en base a cálculos de probabilidades que determinan usar este método

¿Llegaste al aeropuerto y no te dejaron subir a un vuelo por más que habías pagado y reservado con mucho tiempo de anticipación? La experta en estadísticas Nina Klietsch, relató en una charla TED que:

El overbooking es una práctica por medio de la cual las empresas e instituciones venden o reservan más de su capacidad total

Esto puede suceder en un hotel, un restaurante o en alguna cita concertada con un profesional, quienes dan los famosos “sobreturnos” y al llegar te encontrás conque la sala de espera está llena.

El overbooking no es ningún error, sino una práctica muy común

Aunque el cliente no lo entienda, el overbooking ocurre porque aumenta las ganancias mientras que permite que las compañías optimicen sus recursos. Saben que no todos llegarán a sus citas, reservas o vuelos, por lo que disponen de más de los que realmente tienen para ofrecer.

El ejemplo más frecuente de overbooking, las aerolíneas:

Un promedio de 50 mil personas por año se queda sin viajar en el vuelo elegido debido al overbooking. Las aerolíneas utilizan estadísticas para determinar cuántos tickets deben vender. “Es una operación delicada”, explicó Klietsch.

“Si venden pocos, están desperdiciando asientos. Venden muchos, y deben pagar multas, dinero, vuelos gratuitos, estadías en hoteles, además de lidiar con clientes enojados”

Cálculos que hacen las aerolíneas para maximizar sus ganancias

“Las aerolíneas han recopilado información durante años acerca de quién llega o no llega a vuelos específicos. Saben, por ejemplo, que en una ruta en particular las probabilidades de que cada pasajero arribe a tiempo es del 90%.  Si hay 180 asientos en un avión, y venden 180 tickets, lo más probable es que embarquen 162 pasajeros”.

Pero, por supuesto, un vuelo puede llegar a terminar con más pasajeros que asientos, o menos. Las aerolíneas ganan dinero con cada pasaje vendido, y pierden cada vez que un pasajero que pagó no puede subirse al avión por overbooking, y debe reprogramar.

Lo mejor para la empresa ocurre cuando venden más pasajes de los debidos, pero no todos los pasajeros llegan al aeropuerto, por lo que arriba justo la cantidad correcta.

El peor caso es cuando todos se presentan en el aeropuerto, y hay que reprogramar a todos los que se quedaron afuera. Pero no importa que tan bueno o malo es un escenario a nivel monetario, sino que tan probable es.

usando estos cálculos, las empresas pueden determinar cuántos pasajes pueden vender en cada vuelo, de acuerdo a la ruta, la hora, el clima, el tráfico y otros factores, para crear modelos lo más precisos posibles.

¿Es ética es esta práctica?
“Muchos creen que el overbooking no es ético”, reflexiona. “Las aerolíneas cobran a dos personas por el mismo recurso. Por supuesto, si uno está 100% seguro de que alguno no va a llegar a tiempo, está perfecto. ¿Pero si la probabilidad es del 75% qué ocurre? ¿Hay un número que separa lo ético de lo práctico?”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo