Rapan y humillan a maestros “traidores” en México

Con el objetivo de mejorar los pobres estándares educativos de México, el gobierno de Enrique Peña Nieto, promulgó la reforma educativa en 2013 esperando romper con la regla no escrita del sistema educativo, por la cual las plazas de maestros son heredadas o vendidas dentro del sindicato.

Manifestantes contrarios a la reforma educativa impulsada por el gobierno, el martes pasado, raparon y humillaron públicamente a varios supervisores de escuelas del estado de Chiapas, por haber entregado a las autoridades el listados de docentes que adhirieron a una huelga.

Antes de raparlos con grandes tijeras, obligaron a seis de los docentes, la mayoría de avanzada edad, a pasear descalzos con un cartel que decía “traidores a la patria”.

“Nosotros quedamos en medio. Por un lado las autoridades nos presionan y por otro lado están los maestros y las organizaciones”, dijo a la agencia AFP Armando Castellanos, uno de los afectados, que lleva cerca de 50 años trabajando como maestro.

1464730417_368651_69360000_fotograma_2

La secretaría de Educación condenó en un comunicado “la violencia” que atribuyó a integrantes de la corriente radical del sindicato de maestros, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), y a organizaciones afines en contra de los directores escolares “que cumplían con las acciones legales” de notificar los maestros “que han faltado por más de tres ocasiones a sus labores docentes”.

Además la Secretaría advirtió que los agresores serán dados de baja inmediatamente del servicio público y deberán responder ante tribunales.

Chiapas es uno de los estados que más firmemente se opone a la reforma junto a la empobrecida Oaxaca y Michocacán donde, desde hace meses, los maestros radicales se manifiestan por creer que la norma no tiene en cuenta las particularidades del trabajo docente en zonas rurales y que acaba con sus derechos laborales.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo