Deportes outdoors: el entrenamiento divertido y ecofriendly

Tenemos enemigos claros en los tiempos de corren. El sedentarismo, la obesidad, el estrés y el calentamiento global son algunos de ellos. Compartimos ideas para ponerte en movimiento sin descuidar el Planeta.

Actividad física y bienestar van de la mano, no hay duda. Pero hay maneras de potenciar aún más ese combo saludable, y es haciendo deportes al aire libre. Te hacés bien vos y colaborás,  muchas veces, con la salud del Planeta. Tan es así que gobiernos de todo el mundo impulsan entre sus ciudadanos este tipo de actividades con mucha intensidad.

 Una de las opciones más a mano para iniciarte en la movida de los deportes outdoors es comprarte una bici y reemplazar lo más posible el auto y los medios de transporte públicos. Al principio a uno le parece un tanto complejo pero es cuestión de animarse. Podés empezar yendo en bici a trabajar o a la facultad uno o dos días por semana, y luego aumentar la frecuencia. Es un vehículo muy útil y económico que además de cuidar tu salud ahora muchos problemas al medioambiente. 

A los clásicos del aire libre los conocemos todos: el fútbol, el rugby y el hockey generan pasión y cuidan nuestra salud sin descuidar tu ciudad. Pero las opciones son muchas más. En todo el mundo, están en auge variantes como el power walking (las caminatas a alta intensidad), el senderismo, el patinaje y el running. En las ciudades hay hermosos lugares abiertos, como parques y plazas, donde gratuitamente podés ponerte en movimiento mientras respirás aire de mejor calidad y te llevás a casa buenas dosis de oxígeno. Podés sumar en la mochila, incluso, algunos accesorios para entrenar sobre el pasto o realizar unos buenos estiramientos.

Si te gusta el running, hay grupos de entrenamiento que se juntan en la reserva ecológica, en los bosques de Palermo y tantos otros rincones lindos de la ciudad y se motivan entre todos para anotarse en carreras y hasta viajar a competencias en distintas ciudades del país y combinar deporte y vida sana con turismo por lugares increíbles.  

En Capital Federal, por ejemplo, ir a correr a los bosques de Palermo es una acción completamente ambientalista. Ya que, además de correr y hacer nuestra actividad diaria, nos ayuda para respirar aire más puro del que estamos acostumbrados. La inhalación de dióxido de carbón y demás gases producen la mayor cantidad de enfermedades existentes.

En el interior del país, las posibilidades de hacer senderismo son más amplias. Caminar entre montañas y bosques o a la vera de una laguna nos pone en contacto con la naturaleza y tiene un impacto enorme en el bienestar personal a cualquier edad. 

Por otro lado, si tenés la posibilidad de vivir en algún lugar con río o con mar, la práctica de deportes acuáticos sin motor -como el surf, el windsurf o el remo- o la mismísima natación, entre otras opciones, se convierten en variantes ideales de la movida sana ecofriendly. Nadar nos permite no sólo trabajar todos los músculos sino mejorar salud cardiorespiratoria y bajar el estrés. 

Por último, en muchas plazas y lugares verdes se unen personas de distintas edades a hacer yoga o Tai Chi o para tomar clases de gimnasia con algún profe por pocos pesos. Basta acercarte y participar… ¡Hacerte bien es muy fácil!

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!