Las prácticas de crianza que influyen en el desarrollo del cerebro de los chicos

Es obvio que la mayoría de los padres tenemos la mejor de las intenciones, pero por más buena voluntad que pongamos en algunas circunstancias nos sentimos un poco perdidos y dudamos sobre lo que sería correcto hacer cuando algún hijo tiene un problema o nos plantea algo. En esos momentos, por más que lo pensemos una y mil veces, no llegamos a estar seguros sobre cuál es el mejor camino a seguir y se  nos pone difícil saber que paso dar o como tomar el asunto.

Por suerte, la ciencia está haciendo que esto sea un poco más fácil, ya que con la tecnología se ha podido avanzar estudiando el desarrollo del cerebro desde la infancia.

La crianza de los hijos, como todas las cosas, ha pasado por distintas épocas, cada una con sus creencias y prácticas pero algo hace que en la actualidad tengamos más miedo a obstaculizar el desarrollo emocional de los chicos que en otros momentos.

crianza-con-afecto-2_opt-1

Una de las prácticas de crianza moderna que ha llevado a los expertos a un replanteo es la de las penitencias, la práctica de encerrar a los niños en una habitación o una zona aislada cuando se portan mal. Otra es la creencia de que dejar a los bebés llorar por prolongados períodos de tiempo es bueno para ellos. Intuitivamente, estas prácticas podrían haber tenido sentido para muchos, pero la ciencia ha descubierto ahora que es posible que no sea tan útil para un niño pequeño como se pensaba inicialmente.

“… La capacidad de respuesta al llanto, el contacto casi constante y con múltiples cuidadores adultos son algunas de las prácticas de crianza ancestrales que muestran un impacto positivo en el cerebro en desarrollo, no sólo moldeando la personalidad, sino también ayudando a la salud física y moral,” explica Darcia Narvaez, profesora de psicología en la Universidad de Notre Dame.

La investigación de esta casa de estudios sugiere que hay una serie de prácticas de crianza que nutren el desarrollo social y mental en los niños:

  • Responder a un bebé que llora influye en el desarrollo de la conciencia;
  • Acariciar a un bebe,  cargarlo y hacerlo dormir en brazos lo puede hacer más reactivo al estré y lo ayudaráen el control de los impulsos y la empatía;
  • Jugar libremente al aire libre con otros niños mejora su inteligencia social y emocional;
  • Tener un grupo de cuidadores (abulos, niñeras, maestras, familiares, además de la madre) influye en el coeficiente intelectual, la resistencia y la empatía.

‘El lado derecho del cerebro, que regula gran parte de nuestra autocontrol, de la creatividad y la empatía, puede crecer durante toda la vida. El lado derecho del cerebro crece a partir de la experiencia que tenga todo el resto del cuerpo como por ejemplo el juego brusco y desordenado, el baile o la creación artística independiente. Por lo tanto, en cualquier momento, un padre puede realizar una actividad creativa con un niño y sin duda estarán creciendo juntos “, dice Narváez.

Recientemente, una investigación del  Langone Medical Centre de la Universidad de Nueva York ha encontrado que la presencia de una madre tiene un efecto maravilloso en llanto de un bebé. No sólo puede ayudar a calmar el dolor, sino que además la evidencia preliminar sugiere que también podría influir positivamente en el desarrollo del cerebro mediante la alteración de la actividad genética en la parte del cerebro involucrada en las emociones”.

crianza-con-afecto-4_opt

“Nuestro estudio muestra que una madre consolando a su bebé en el dolor no sólo provoca una respuesta de comportamiento, sino que también modifica – para mejor o peor – circuitos neuronales críticos durante el desarrollo temprano del cerebro», explicó Regina Sullivan, neurobióloga e investigadora principal del estudio.

La ciencia está en constante evolución, y también nuestras ideas sobre la crianza. Puede ser fácil caer en el pozo de la culpa y cuestionar lo que hacemos como padres o lo que hemos hecho, pero debemos entender que estamos criando futuros adulto y eso no es fácil. Siempre hay un montón de consejos dando vueltas pero es importante abrir nuestras mentes a las investigaciones recordando que ninguna es infalible o 100%.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo