Pros y contras de las low cost: ¿qué cosas hay que tener en cuenta al contratar?

El anuncio en la Argentina de la apertura de rutas a líneas aéreas “low cost”, y del  lanzamiento de la aerolínea Level, que conectará Barcelona con Buenos Aires a precios increíbles, llamó la atención de todos los viajeros y en pocas horas las páginas colapsaron y se agotaron los primeros vuelos promocionales.

Diego Domenelli, fundador de la página web Aviación en Argentina, señala los pros y los contras de este nuevo servicio y brinda algunos consejos para aquellos que estén pensando en contratarlo.
“El principal beneficio es económico, ya que el costo es muchísimo más bajo”.

Los vuelos de media mañana o madrugada son los más baratos, y lo mejor es adquirirlos con anticipación

Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas consideraciones: “Si bien el costo es muchísimo más bajo, el servicio no se compara con el tradicional”.
En primer lugar, el avión es de clase única y económica. Por eso, si el vuelo es largo, estos servicios de bajo costo no son convenientes.

En segundo lugar, el ticket de vuelo no incluye el resto de los servicios, que deben ser pagados por el pasajero en forma extra: subir la maleta a la bodega del avión, la elección de un asiento particular, el refrigerio y comida a bordo, auriculares, manta, entre otros.

Por otro lado, según Domenelli, “el confort, la tranquilidad y la seguridad” son un detalle no menor. En el servicio low cost, la aerolínea no se encarga del entrenamiento y capacitación del personal que la empresa tiene a bordo: personal de check in, los tripulantes de cabina (azafatas, tripulantes a bordo), los pilotos, etc.

Esos servicios suelen estar tercerizados a través de brokers

“Uno de los efectos es que resulta mucho más difícil hacer reclamos de defensa del consumidor”. “Las empresas que operan estos servicios flexibilizan mucho, y el trabajador no está identificado con la compañía. El personal atiende distintas empresas. No hay sentido de pertenencia a la empresa”, agregó el especialista.

“En Europa, por ejemplo, se han modificado leyes que antes eran más laxas. En Alemania, Irlanda y Noruega, el Parlamento Europeo aprobó leyes más estrictas y rigurosas en función de control de tripulantes de avión”.

“Salvo el pasajero frecuente, no tenemos una cultura de cómo sacar un ticket aéreo”

La recomendación para quienes deseen tomar uno de estos vuelos es que averigüen todas las condiciones de venta que la empresa ofrece, tener en cuenta que casi siempre la valija se cobrará aparte y que este precio pagándolo en el aeropuerto será aún mayor, ver si los impuestos están incluidos, averiguar si se cobrará aparte la comida o la manta, para poder ir precavidos. “Son detalles que parecen mínimos, pero que hay que tener en cuenta”.

Para conseguir entonces tickets más económicos, es recomendable comprarlos con tiempo y es mejor contratar los “extras” en el momento de la compra, porque el precio aumenta con el paso de los días.

“La multiplicidad de oferta también muestra que hay distintas necesidades en el posible cliente. Por estadística, los vuelos low cost tienen muchos más pasajeros jóvenes. El que quiere disfrutar de verdad de volar, no saca pasaje low cost”.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!