Amsterdam: la casa en la que te sentirás en la piel de Anna Frank

Anna Frank fue una de las víctimas más recordadas del holocausto y su figura se convirtió en un icono popular

Caminar por las calles de Amsterdam que rodean el canal, es descubrir un poco más de la historia de Anna Frank. Resulta extraño pensar que un sitio tan bello esté vinculado a una historia tan terrible. Durante más de 2 años, Ana Frank y su familia vivieron en el ático de un edificio en la calle Prinsengracht 263, donde el padre de Ana, Otto Frank, tenía su negocio.

Allí vivieron escondidos durante la invasión nazi en la Segunda Guerra Mundial

¿Quién fue Anna Frank?
Anna Frank fue una de los millones de judíos que fueron perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial. En su diario nos cuenta, en un lenguaje claro y sencillo, sus pensamientos y los acontecimientos que tuvieron lugar entre julio de 1942 y agosto de 1944.

Es un diario que ha llegado hasta nuestros días convirtiéndose en un testigo sobrecogedor sobre el horror vivido

Es un libro que habla de la vida de una persona y sus más profundos pensamientos. El diario de una persona real, que por las circunstancias se ha convertido en uno de los diarios más leídos de toda la historia.

Por el Holocausto establecido por Hitler, la familia Frank intentó protegerse escondiéndose en la parte de atrás del edificio donde tenía un almacén el padre de Anna. Poco tiempo después, se unieron a ellos 4 personas más.

La puerta de entrada al ático estaba oculta detrás de una estantería móvil que fue hecha con este propósito. El personal que trabajaba en la oficina sabía del escondite de estas 8 personas, y los ayudaron suministrándoles alimentos y noticias del mundo exterior.

El 4 de agosto de 1944, alguien los delató y el escondite fue descubierto y los miembros de estas familias fueron enviados a varios campos de concentración.

Sólo Otto Frank sobrevivió la guerra

Hoy en día, aunque las habitaciones de la casa de Anna Frank están vacías, todavía se puede respirar la atmósfera de este período de tiempo. Las citas del diario, los documentos históricos, las fotografías, las imágenes de película, y los objetos originales que pertenecieron a las personas escondidas y ayudantes, ilustran los acontecimientos que tuvieron lugar aquí.

La visita a la Casa de Anna Frank está muy bien planificada y guiada. En la entrada recibirás un folleto en español donde se explican detalladamente los acontecimientos sucedidos en cada una de las habitaciones de la casa, y leerás algunos párrafos extraídos del diario, a través de los cuáles viajarás a otra época y te sentirás en su piel.

“…algún día esta horrible guerra habrá terminado, algún día volveremos a ser personas y no solamente judíos…”

Podrás “imaginar” el periodo de la ocupación nazi en Holanda, momento en el que la familia Frank empieza a correr peligro y tienen que esconderse en el ático, en el que vivieron una claustrofóbica existencia basada en peleas, armando una “rutina” diaria,  perturbada por amenazas permanentes de bombas.

En ese lugar, Anna, con sólo 13 años, comienza a escribir todo lo que siente, piensa y opina en su diario íntimo al que llama Kitty. Durante esos 25 meses de encierro, esta “amiga imaginaria” se vuelve su fiel compañera, con quien puede hacer catarsis, hasta el día que los trasladan a los campos de concentración y Anna, entre lágrimas y gritos, tiene que dejar a su diario.

En agosto de 1944 los 8 fueron arrestados por la Grüne Polizei, y un mes después, el 2 de septiembre, toda la familia fue trasladada en tren desde Westerbork hacia el campo de concentración de Auschwitz. Mientras tanto, Miep Gies y Bep Voskuijl, 2 de las personas que los protegieron mientras estuvieron escondidos, encontraron y guardaron el Diario y otros papeles de Anna.

Anna, Margot y Edith Frank, la familia van Pels y Fritz Pfeffer no sobrevivieron a los campos de concentración nazis. Las hermanas finalmente fueron enviadas a Bergen-Belsen, donde, un mes antes del final, murieron de tifus en marzo de 1945.

Sólo su padre, Otto, logró salir del Holocausto con vida. Miep le entregó el diario, que luego sería un clásico traducido en 70 idiomas.

En 1947, apenas 2 años después de terminada la guerra, Otto publicó el diario bajo el título «La casa de atrás»

Entre otras cosas, durante el recorrido podrás ver el almacén del padre de Anna, los despachos de las personas que les ayudaron durante su encierro y las habitaciones donde vivieron las 8 personas escondidas.

Esta visita es uno de los imprescindibles de Ámsterdam. Estar en el lugar donde sucedieron todos los hechos y la perfecta recreación del ambiente, te conmoverá y trasladará tiempo atrás al recorrer cada parte de su memoria.

El diario original de Anna y otros libros están exhibidos en el museo. En el espacio de multimedia, los visitantes pueden ir en un “viaje virtual” a través de la Casa de Anna Frank, teniendo contacto con el pasado de las personas escondidas, el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!