La impactante historia de los “Zapatos en la orilla del Danubio” en Budapest

En octubre de 1944, la avanzada alemana llegó a Hungría e inmediatamente Hitler destruyó al hasta entonces líder del gobierno húngaro, Miklos Horthy, y lo reemplazó con Ferenc Szálasi, un hombre de su confianza.

Szálasi, cuya ideología era muy cercana a la de Hitler, estableció de inmediato el Partido de la Cruz Flechada (en húngaro: Nyilaskeresztes Párt – Hungarista Mozgalom, traducible como “Partido de la Cruz Flechada-Movimiento Hungarista”), una organización fascista y antisemita que brutal y públicamente aterrorizó a los judíos en Budapest persiguiéndolos y enviándolos a los campos de concentración.

zapatos danubio 3_opt

Cerca de 80.000 judíos fueron expulsados de Hungría en una marcha de la muerte que los condujo hasta la frontera con Austria y aproximadamente 20.000 judíos fueron asesinados brutalmente a lo largo de las orillas del río Danubio.

Las víctimas fueron obligados a quitarse los zapatos a mano armada (por ser los zapatos un producto valioso durante la Segunda Guerra Mundial) frente a su verdugo antes de que les dispararan sin piedad, cayendo sobre el borde para ser arrastrados por las aguas heladas.

zapatos danubio 4_opt

“Zapatos en el paseo del Danubio” es un homenaje inquietante creado por el director de cine Can Togay y el escultor, Gyula Pauer a esa gente y a ese tiempo espantoso de la historia.

Instalado a lo largo de la orilla del río Danubio en Budapest, capital de Hungría, el monumento se compone de 60 pares de zapatos del estilo de 1940, fiel al tamaño real en tamaño y detalle y esculpidas en hierro.

zapatos danubio 2_opt

Este monumento es simple pero escalofriante y claramente representa a los zapatos dejados por los miles de judíos que fueron asesinados por el Partido de la Cruz Flechada. El estilo de los calzados, por ejemplo unas bota de trabajo de hombre; los mocasínes de un hombre de negocios; un par de zapatos de taco alto de mujer e incluso los pequeños zapatos de un niño – fueron elegidos específicamente para ilustrar cómo nadie, independientemente de la edad, el género o la ocupación se salvó.

Colocados de una manera casual, como si la gente acabara de sacárselos, estas pequeñas estatuas no solo son un triste recordatorio de las almas que una vez los ocuparon sino que también crean un hermoso lugar de reflexión y reverencia.

En tres sitios a lo largo del memorial se colocaron signos de hierro con el siguiente texto en húngaro, Inglés y hebreo: “A la memoria de las víctimas fusiladas en el Danubio por milicianos de la Cruz Flechada entre 1944-45. 16 de abril de 2005”.

zapatos danubio 7_opt

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo