Un día en Montmartre: qué hacer en uno de los mejores barrios de París

Montmartre es la joya desconocida de París. Cientos de turistas se amontonan en las escaleras de la Basílica del Sagrado Corazón, disfrutan de la “comida francesa” y sacan miles de fotos de las impresionantes vistas de París que se observan desde sus colinas.

Pero, ¿qué se esconde en esas preciosas calles empedradas?

 

1. Rue de l’Olive

Escondida entre vías de tranvía y calles bulliciosas del norte de París, Rue de l’Olive es una pequeña calle comercial con un precioso mercado cerrado. Fue el mercado de ganado del barrio, pero hoy da cabida a la mejor selección de quesos y productos defrutería y verdulería.

Si sentís hambre después de ver tanto producto fresco, sentate a comer alguna de las especialidades caribeñas, tailandesas o italianas de los muchos locales que hay cerca. También podrás probar un vaso de tinto en En Vrac, la vinería orgánica que hay en la esquina, o simplemente tomate un café en uno de los muchos restaurantes de la zona. Además, podrás hacer todo esto en sus animadas terrazas al sol.

2. Le Bal Café

En Le Bal, el café y el arte se unen para reflejar la realidad sin tapujos. Aprovechan los diferentes medios documentales (fotografías, vídeos y películas) para explorar la representación en asiduas exposiciones y eventos. El local era un salón de baile reconvertido en burdel durante los locos años 20.

Le Bal Café también es una de esas cafeterías a las que se puede ir con niños, el ambiente es acogedor, el menú delicioso y el café bueno. Y no olvides visitar la librería que también tienen en el local.

Dónde: 6, Impasse de la Défense, Distrito XVIII
La estación de metro más cercana: Place de Clichy, La Fourche

3. Parc Clichy-Batignolles – Martin Luther King

Relajate paseando por el parque Parc Clichy-Batignolles.
Descubrir cosas nuevas y viajar puede ser agotador… Por eso a veces viene bien no hacer absolutamente nada. Un buen sitio donde escaparse en mitad de París y una buena alternativa al bullicioso parque Parc des Buttes Chaumont, es el moderno y enorme parque Martin Luther King.

Es un buen lugar para hacer un picnic o simplemente dormitar en el césped. Una red de caminos serpenteantes, rodeados de arroyos y lagos donde crecen nenúfares y juncos, conforma el paisaje. También hay un parque infantil para los críos con estructuras de madera, una rampa de skate y un campo de fútbol para los que no quieran estarse quietos.

Dónde: 147 rue Cardinet, Distrito XVII
Telf.: +33 1 44 69 17 17
La estación de metro más cercana: Brochant

4. Café Lomi

¿Querés probar el mejor café de Montmartre? Dirigite al Café Lomi.
Un buen lugar donde descansar después de pasear por Montmartre y visitar la Basílica del Sagrado Corazón. Este sitio especializado en torrefacto te dejará alucinado cuando pruebes su café. Son ellos mismos quienes lo tuestan y están orgullosos de poder investigar y explicar las diferencias que existen entre un grano de café y otro.

También es un sitio internacional, donde hablan inglés tanto el personal como los clientes del local. Así que no dudes en pedir ayuda si querés llevarte a casa un buen café. Además cuentan con una selección de pastelería casera y platos de mediodía de temporada, que podrás comer junto al gran ventanal del café o fuera en la terraza, desde donde podrás disfrutar de un colorido grafiti en el muro de la calle de enfrente.

Dónde: 3, rue Marcadet, Distrito XVIII
La estación de metro más cercana: Marcadet-Poissonniers

5. Passage Jouffroy

Viajá a una época más clásica dándote un paseo por el pasaje Passage Jouffroy.
El pasaje Passage Jouffroy es uno de los pasajes cerrados más antiguos de París, pero no se sabe bien por qué, no es muy conocido. Es ideal para visitarlo en un día de lluvia, oír cómo caen las gotas sobre el techo acristalado mientras paseás y echás un ojo a las numerosas tiendecitas de esta galería.

En Pain d’Epices encontrarás una gran cantidad de casitas de muñecas y en M&G Segas solo podrás comprar bastones antiguos. El pasaje continúa al otro lado de la calle Grange Batelière, pero cambia de nombre: Passage Verdeau. Aquí podrás encontrar imprentas, bordados, libros infantiles o exquisiteces italianas a precios rebajados.

Dónde: Passage Jouffroy, Distrito IX
La estación de metro más cercana: Grand Boulevard

6. La Recyclerie

No te marches de Montmartre sin visitar este sitio original y respetuoso con el medio ambiente.
Orgullosos de su compromiso con el medio ambiente, vale la pena visitar el bar La Recyclerie aunque esté situado fuera del radar de las zonas turísticas. El nombre ya nos da una pista de su defensa del medio ambiente y aquí todo gira en torno al reciclaje: desde mercadillos de segunda mano, a talleres de “Hazlo tú mismo” que reutilizan las sobras del local.

Ubicado en la antigua estación de tren Gare Ornano, los dueños decidieron convertirlo todo, incluidas las vías, en un jardín urbano. Que no te sorprenda ver sueltas a las cabras y gallinas que tienen en el local. Echa un vistazo a las actividades clasificadas por edades o por temáticas, o simplemente ve a comer y descubre este sitio por ti mismo.

Dónde: 83, Boulevard Ornano, Distrito XVIII
La estación de metro más cercana: Porte de Clignancourt

7. Musée de la Vie Romantique

Date un caprichito en la cafetería del museo Musée de la Vie Romantique.
Objetivamente, el museo Musée de la Vie Romantique no puede competir con los grandes museos parisinos, claro. El museo no es más que una antigua villa italiana rodeada de malvarrosas escondida al final de un callejón. Sin embargo, es ideal darse un paseo por el frondoso jardín, dejarse caer por los pequeños salones o tomarte el tiempo para leer en uno de sus sofás de estilo victoriano.

El museo tiene el tamaño perfecto para hacerlo asequible. La casa está dedicada a la época romántica de 1820-1850 y se recrea ese ambiente con el diseño del papel pintado, las cortinas drapeadas y los muebles originales. El jardín está repleto de árboles vetustos y puedes tomarte un té en un pequeño invernadero pintado de verde. En resumen, una auténtica delicia.

Dónde: 16, Rue Chaptal, Distrito IX
La estación de metro más cercana: Blanche

8. À la Volée

No es Montmartre, pero por probar la repostería de À-la-Volée vale la pena visitar el Distrito XVII.
Para muchos turistas, París es un regalo para los sentidos, y entre ellos, el del gusto. Este pequeño y pintoresco salón de té y paraíso de la repostería es perfecto para llevar a ese amigo goloso. Tanto la decoración como la presentación recuerda a otros tiempos pasados: pequeñas tazas de té, platos con decoraciones florales y resistentes teteras, todo cuidado hasta el más mínimo detalle.

Pasteles, galletas, tartas, brownies, pasteles de queso… la lista es variada e interminable. Enseguida notarás la pasión de la dueña, una señora muy simpática siempre dispuesta a iniciar una conversación mientras atiende al cliente.

Dónde: 21 rue des Dames, Distrito XVII
La estación de metro más cercana: Place de Clichy

 

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!