Nueva Orleans, cuna del Jazz, resurge tras el huracán Katrina

“Solo hay dos cosas: el amor con bellas mujeres, en todas sus variedades, y la música de Nueva Orleans” Boris Vian.

Por lo general, cuando uno piensa en Nueva Orleans, evoca la espiritualidad del jazz del Barrio Francés. Al visitar esta colorida y exótica ciudad americana, se puede apreciar que realmente el jazz forma parte de la esencia de su gente y que a pesar de la devastación causada por el huracán Katrina en 2005, la escena jazzística sigue más viva que nunca.

Como turista, es poco probable que veas la devastación que sufrió la ciudad. Casi todas las atracciones y restaurantes han vuelto a abrir sus puertas. El turismo en Nueva Orleáns está reviviendo y su maravillosa cultura sigue latiendo.

Disfrutar de la música en el Barrio Francés

El jazz es una música fascinante, que fue desarrollada por los afroamericanos y aúna elementos rítmicos procedentes de África, Europa y la música gospel (música religiosa de las iglesias afroamericanas). El Barrio Francés es el lugar perfecto para disfrutar del mejor jazz.

En 1762, toda Luisiana fue entregada a la corte de España, pero eventualmente fue devuelta al gobierno de Francia antes de ser vendida a los Estados Unidos como parte de la compra de Luisiana. Los descendientes de los primeros pobladores Españoles y Franceses son conocidos hasta el día de hoy como criollos (creoles), con su propia cocina y estilo de vida.

Ambas culturas juntas crearon la particular atmósfera de Nueva Orleáns. Esta zona tiene un acento exclusivo que no se parece al típico acento del Sur. La palabra Nueva Orleáns, en Inglés New Orleans, se pronuncia algo así como “nólins”, y cuando se piden indicaciones de cómo llegar a algún lado, estas no se dan con referencia Norte o Sur, sino río arriba o río abajo.

Mardi Gras y más

Sin lugar a dudas, la época preferida para visitar Nueva Orleáns es durante los doce días de Mardi Gras, que empiezan alrededor del 6 de Enero y terminan el Miércoles de Ceniza, cuando comienza la Cuaresma.

Mardi Gras, la fiesta increíble, es el más conocido de los carnavales de Estados Unidos; lo más espectacular es que cada carnaval es único en el mundo.

En este período se realizan desfiles, fiestas y bailes de disfraces, que pueden ser descriptos como un frenesí de diversión. Sin embargo, si no puede visitar la ciudad durante esta época, aún puede disfrutar de las elaboradas decoraciones con sólo cruzar el río en ferry hasta la Calle Newton, donde hay exhibiciones maravillosas de carrozas y disfraces del Mundo de Mardi Gras.

Otras celebraciones incluyen el Día de San Patricio en Marzo, el Festival del French Quarter durante la primavera y el Festival de Jazz y Herencia Cultural en Mayo.

Los huracanes son el único problema importante en Nueva Orleáns. La costa del Golfo tiene su temporada de huracanes de Junio a Septiembre. La ciudad no ha sido alcanzada directamente por uno desde hace años, pero cualquier tormenta tropical que visite el Este de Tejas o Mississippi puede provocar lluvias torrenciales y posibles inundaciones en Nueva Orleáns.

Ya sea que visites esta zona para pasar tus vacaciones en familia, probar la comida Cajún (la cultura Cajún proviene de los primeros pobladores franceses) o vivir la alocada diversión de Mardi Gras, las maravillas y el encanto de esta ciudad no te desilusionarán.

 

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!