#NiñoViajero: no te pierdas Legoland California

Difícil describir lo que es Legoland. Hay que verlo. Hay que ver ese mundo enorme, de decenas de hectáreas, construido cien por ciento con ladrillitos Lego, para entender su verdadera dimensión y lo que genera en grandes y chicos. Es un viaje al corazón que te va a hacer acordar de tu infancia, de tus juegos, y de cuando te sentías un héroe por hacer apenas una casita. ¡Legoland es un mundo de hechos de Legos!

Queda en Carlsbad, muy cerca de la ciudad de San Diego. El parque tiene más de 30.000 modelos de Lego construidos con 60 millones de ladrillos plásticos

Todo es espectacular, pero creo que lo que más  te va a sorprender es el dinosaurio gigante “Bronte”, para el que se usaron dos millones de ladrillos de Lego. Y vas a morir de admiración cuando veas cómo están representados con ladrillitos los edificios y monumentos famosos de todo el mundo. Fueron reconstruidos en escala 1/20 rascacielos de Nueva York, Las Vegas y sus extravagantes hoteles, el Golden Gate de San Francisco, la Torre Eiffel, y la Casa Blanca estadounidense, entre otros.

Muchas veces los niños nos quedamos más tiempo mirando esas maravillas que disfrutando otras atracciones del parque, que son muchas y muy divertidas también. Hay montañas rusas, juegos con laser y otras propuestas muy divertidas.

Legoland California tiene más de 60 juegos, espectáculos y atracciones, entre ellas tres montañas rusas. Los juegos para chicos son fascinantes, y también hay opciones para jugar e interactuar: en uno de los juegos que más aman los chicos podés convertirte en un cazador de tesoros que, con una pistola laser, mata a las momias malvadas.

Otros espacios que me fascinaron fueron la Driving School, donde pude aprender las normas de tránsito en pequeños automóviles de Lego, y Safari Trek, donde manejé Jeeps rayados como animales y recorrí un mundo de jirafas, elefantes y tigres de tamaño natural (todo hecho de Legos).

En Fairy Tale Brook, me subí a un bote con forma de hoja gigante, para pasar flotando frente a escenas recreadas de historias clásicas como Los tres chanchitos (la casa de ladrillos está lógicamente hecha de bladrilltos Lego).

Las montañas rusas también están preparadas para los más pequeños. La Coastersaurus es lo suficientemente divertida como para emocionarse sin asustarse ni pedir a gritos ¡”bájenme de acá”!

Es muy posible que te mojes en los paseos como el Aquazone Wave Racer, donde te podés empapar con bombas de agua sorpresivas de otros espectadores.

Para hacer filas más cortas, intentá llegar al parque temprano, andá directo a los juegos y atracciones más alejadas y luego volvé en sentido contrario hacia la entrada.

 Parque acuático

Legoland California también tiene un parque acuático, donde la familia puede jugar y chapotear. Tiene una enorme piscina de olas, con playa de arena, toboganes, fuentes y un río lento donde todos pueden dejarse llevar por la corriente. Cierra en los meses de frío.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!