5 claves sobre la gripe y su prevención: por qué conviene vacunarse

La gripe es una enfermedad viral muy contagiosa que afecta a personas de todas las edades. Enferma al 15% de la población mundial cada año y provoca hasta 500 mil muertes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para prevenir la gripe y sus complicaciones las vacunas disponibles demostraron una tasa de eficacia que puede alcanzar hasta un 90% en menores de 65 años.

 1. ¿Es necesario vacunarse todos los años?

Sí. Las cepas del virus que producen la gripe cambian año a año. Por eso, cada temporada la OMS recomienda las cepas que deberán incluirse en las vacunas según los nuevos virus circulantes. Además, la vacuna antigripal brinda protección por un lapso máximo de 12 meses.

2. ¿Cuándo conviene vacunarse?

Si bien la mejor época para recibir la inmunización es a comienzos del otoño, la vacunación también es beneficiosa aún avanzado el invierno, dado que entre junio y septiembre se da la mayor actividad de circulación del virus en el hemisferio sur.

3. ¿La vacuna antigripal causa gripe?

No. En la producción de esta vacuna se inactiva el virus que produce la enfermedad, por lo tanto no la provoca.

4. ¿Quiénes deben aplicarse la vacuna?

El Calendario Nacional de Vacunación de la Argentina incluye a los siguientes
grupos:

  • Todos los niños de 6 a 24 meses de vida (deben recibir dos dosis separadas por, al menos, 4 semanas).
  • Personas mayores de 65 años.
  • Embarazadas, en cualquier momento de la gestación.getty_rf_sick_man
  • Madres de bebés menores de 6 meses (hasta 10 días después del parto), si no la recibieron durante el embarazo.
  • Personas entre los 2 y 64 años con enfermedades crónicas: renales, respiratorias, cardíacas, diabetes, obesidad (especialmente obesos mórbidos), inmunodeficiencias congénitas o adquiridas. También pacientes oncohematológicos y trasplantados.
  • Personal de la salud, entre otros.

5. ¿Gripe y resfrío son lo mismo?

No. La gripe es una infección aguda causada por el virus influenza; se contagia fácilmente entre personas y se caracteriza por síntomas como fiebre alta durante 3 a 4 días, poca secreción nasal, malestar general severo, dolor de cabeza, pérdida del apetito y fatiga que puede durar hasta 2 o 3 semanas. Por el contrario, el resfrío suele provocar estornudos, congestión nasal y dolor de garganta, generalmente sin fiebre; en la mayoría de los casos, no impide el desarrollo de la vida habitual de la persona.

Para más información, podés descargar la Guía práctica de vacunas para adultos de FUNCEI:

Fuente: Dr. Daniel Stamboulian, MN 25441. Médico infectólogo. Presidente de Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI) y de Fighting Infectious Diseases in Emerging Countries (FIDEC). Director Médico de Stamboulian Servicios de Salud. Ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y de la Asociación Panamericana de Infectología.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!